top of page

BEPS: El desafío de la fiscalidad internacional en el siglo XXI

Tácticas fiscales empleadas por compañías internacionales para sacar ventaja de las lagunas y discrepancias en los sistemas tributarios de diferentes países, con el fin de trasladar sus ganancias a naciones con bajos o nulos impuestos.

En fiscalidad internacional, BEPS, o Erosión de la base imponible y traslado de beneficios (del inglés "Base Erosion and Profit Shifting") es el término que designa a las estrategias de planificación fiscal utilizadas por las empresas multinacionales para aprovecharse de las discrepancias lagunas e inconsistencias de los sistemas fiscales nacionales y trasladar sus beneficios a países de escasa o nula tributación, donde las entidades apenas ejercen alguna actividad económica y eludir de esta forma el pago del impuesto sobre sociedades.


Por la creciente movilidad del capital y de activos tales como la propiedad intelectual, así como de los nuevos modelos de negocio del siglo XXI, BEPS se ha convertido en un serio problema.


¿Cómo surgen los problemas de BEPS?

En los casos de actividades económicas transnacionales, la interacción entre distintos sistemas impositivos nacionales puede derivar en la imposición por parte de más de una jurisdicción, o doble imposición. Las actuales normas impositivas internacionales fueron confeccionadas para evitar tal situación.


Sin embargo, estas mismas normas han facilitado, en algunos casos, el caso contrario, por ejemplo, la doble no imposición. A su vez, la interacción entre los sistemas impositivos nacionales puede provocar resquicios o lagunas que impiden la imposición de beneficios en una ubicación específica.


Los problemas de BEPS afectan de igual manera tanto a países desarrollados como a países en desarrollo: según los datos actuales, se estima la presencia de BEPS en un 4% - 10% de la recaudación del impuesto sobre sociedades (CIT), lo que supone alrededor de 100-240 mil millones de dólares estadounidenses anuales.


Los países en desarrollo poseen un alto grado de dependencia sobre los ingresos derivados de la renta de sociedades multinacionales, en tanto que porcentaje de ingresos tributarios, mientras que su impacto en los países desarrollados en términos absolutos es significativamente superior.


¿Es ilegal?

Algunas estrategias de planificación impositiva de BEPS podrían ser ilegales, pero la mayoría no lo son.


Las disposiciones de BEPS se benefician habitualmente de las normas obsoletas de un modelo económico cimentado en medidas antiguas y no en la economía globalizada del siglo XXI, caracterizada por la creciente importancia de intangibles, como la propiedad intelectual.


Por este motivo, los países del G-20 y de la OCDE, junto con un amplio número de países no miembros –países desarrollados, emergentes y en desarrollo– han decidido colaborar conjuntamente con la finalidad de modernizar las normas impositivas internacionales para limitar los problemas de BEPS.


Tiene como objetivo principal el establecimiento de mecanismos y herramientas para que los gobiernos puedan evaluar y combatir las estrategias antes mencionadas y las estructuras empresariales internacionales dirigidas a la reducción de la tributación y a la deslocalización de impuestos hacia territorios de baja o nula tributación.


Informe BEPS

La OCDE presentó en julio de 2013 un Plan de Acción que diagnosticaba los principales problemas que había que afrontar relativos a las BEPS. En este plan se incluían 15 medidas cuyo desarrollo debía permitir combatir el problema de la evasión fiscal de las empresas multinacionales:


  • Acción 1: hacer frente a los desafíos fiscales que plantea la economía digital

  • Acción 2: neutralizar los efectos de los dispositivos híbridos

  • Acción 3: reforzar las normas sobre transparencia fiscal internacional

  • Acción 4: limitar la erosión de la base imponible vía deducción de intereses y otros pagos financieros

  • Acción 5: incrementar la eficiencia de las medidas para contrarrestar las prácticas fiscales perjudiciales, teniendo cuenta la transparencia y la sustantividad

  • Acción 6: impedir el abuso de los convenios para evitar la doble imposición (CDI)

  • Acción 7: impedir la evitación deliberada de la condición de establecimiento permanente

  • Acciones 8 a 10: garantizar que los resultados en materia de precios de transferencia tengan correspondencia con la creación de valor

  • Acción 11: establecer métodos para la recopilación y análisis de datos sobre erosión de la base imponible, traslado de beneficios y medidas para abordar esta cuestión

  • Acción 12: requerir a los contribuyentes que comuniquen sus mecanismos de planificación fiscal agresiva

  • Acción 13: nuevo análisis de la documentación sobre precios de transferencia

  • Acción 14: hacer más efectivos los mecanismos para la resolución de controversias (procedimientos amistosos)

  • Acción 15: desarrollar un instrumento multilateral para la aplicación de las medidas desarrolladas

BEPS, factor crítico en la actualidad

La crisis económica mundial ha restringido las finanzas públicas, obligando a los gobiernos a efectuar recortes en sus gastos y servicios, o bien a elevar sus impuestos para aumentar sus ingresos. Ante este panorama económico, los problemas de BEPS han supuesto un importante deterioro al buen funcionamiento del sistema impositivo.


Tanto los contribuyentes a título individual como las empresas nacionales soportan una mayor carga impositiva que las empresas internacionales que consiguen tributar a un tipo impositivo bajo o nulo.


Las empresas multinacionales (EMN) tienen que hacer frente a un riesgo para su reputación, dado el interés que suscita el ámbito fiscal empresarial, cada vez que las empresas que operan en mercados internos tienen dificultades para competir con las multinacionales, que cuentan con recursos para trasladar sus beneficios más allá de sus fronteras para eludir o reducir sus impuestos.


Soluciones

El paquete BEPS de la OCDE/G-20 publicado en octubre de 2015 contiene medidas para mejorar la coherencia de los estándares impositivos internacionales, reforzar su focalización en la sustancia económica y garantizar un entorno fiscal de mayor transparencia.


Ello implica cambios en materia de convenios tributarios bilaterales, incluyendo: un estándar mínimo con el fin de prevenir la búsqueda del tratado más favorable o treaty shopping; la revisión de las normas sobre el traslado de beneficios, que determinan el tratamiento fiscal de las transacciones intragrupo; el enfoque sobre el sustrato de las transacciones en lugar de su forma legal; la actualización del marco de evaluación de los efectos potencialmente perniciosos de los regímenes preferenciales introducidos por los gobiernos, haciendo especial hincapié en el régimen y estándares impositivos aplicados a la propiedad intelectual; las medidas legislativas nacionales para hacer frente a BEPS.

 

 

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

留言


bottom of page