¿Cómo protegerme del fraude en línea y otras estafas?

Aprender a cuidase de los delincuentes que proliferan a nuestro alrededor es una tarea muy importante que debemos atender para cuidar nuestra economía.

El fraude es uno de los más grandes problemas en México. Lo más desafortunado es que las modalidades de fraudes cambian constantemente y son sistemáticas. Por ello, aquí te compartimos algunas de ellas.


Posiblemente a ti, como usuario de servicios financieros, te ha pasado que tu banco te está haciendo el cargo de un gasto que no hiciste, o que vas al cajero automático y resulta que tu cuenta está vacía.


Un fraude financiero, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), es la acción que una persona realiza para obtener un beneficio propio a costa de dañar la economía de otra. La mayoría de los defraudadores busca conseguir datos personales para ello.


Este tipo de delitos está al alza, más cuando ahora una parte de las transacciones se realizan vía electrónica, es decir, desde Internet o teléfono celular.


Clonación de tarjetas bancarias


Para este delito, , los delincuentes utilizan los primeros 4 o 6 dígitos de una tarjeta bancaria (Bank Identification, BIN), para obtener los otros números reales de la tarjeta con un algoritmo. Al conocer estos números, se accede a toda la información de una tarjeta, desde el nombre del banco, si es de crédito o débito, el país donde fue emitida, entre otros datos.


Una computadora arrojará diversos números hasta encontrar el número válido, también hará el trabajo de calcular fechas de vencimiento y códigos de seguridad. Con esto se harán intentos de compra en línea y de más.


Por ello es muy importante cuidar los números de tus tarjetas, utilizar contraseñas seguras en diversos dispositivos y sitios, y no compartir la información con otras personas.


Phishing


El correo electrónico es la principal forma para obtener información sensible. Mediante el envío de correos falsos que suplantan identidad de una empresa o institución financiera, donde solicitan datos de tarjetas bancarias. También es común con llamadas telefónicas. ¡No proporciones datos a desconocidos! Llama a la institución financiera para verificar la información que piden. No contestes números desconocidos.


El objetivo del phishing puede ser desde instalar virus, robar dinero mediante donaciones falsas, venta de productos inexistentes, solicitud de préstamos, premios, entre otros.


Revisa tu lista de contactos, el correo electrónico puede tener una modificación, como en lugar de mercadolibre diga “nnercadolibre”. Busca falta de ortografía, por lo general, los ciberdelincuentes no revisan estos, uso correcto de minúsculas y mayúsculas y signos de puntuación. Cualquier signo de un lenguaje informal o agresivo debes estar alerta.


SIM Swapping


Con este fraude se busca tener acceso a claves bancarias para realizar compras. El delincuente solicita a la compañía telefónica el cambio de tarjeta SIM, por un presunto daño o pérdida. Después, el delincuente acude con el proveedor con una identificación falsa para recoger el chip para tener acceso a números telefónicos, cuentas bancarias, información en la nube, entre otros datos.


Con tu tarjeta SIM, los defraudadores pueden iniciar sesión en tus cuentas que usan mensajes de texto como una forma de autenticación, simplemente porque reciben los mensajes con los códigos de verificación y pueden acceder a tus contactos e información personal.


Si deja de funcionar tu chip, debes reportarlo inmediatamente a tu proveedor de servicios de telefonía para recuperar el control de tu número telefónico. Después, cambia las contraseñas a todas tus cuentas.


Da de alta notificaciones por correo electrónico para estar al tanto del cambio de contraseña. Si esto sucede, comunícate con tu institución financiera, de inmediato. Y ten a la mano el IMEI de tu celular para poder bloquearlo.


Debes estar alerta de cualquier tipo de persuasión, compras en línea no reguladas; y cuidar mucho tus tarjetas bancarias.


Correo basura o spam


Se trata de mensajes enviados a varios destinatarios, que no lo solicitaron, con fines publicitarios o comerciales. Dicho correo invita a visitar una página o descargar algún archivo que, por lo general, es un virus que roba la información del dispositivo o equipo de cómputo.


Smishing


En este tipo de fraude, los delincuentes envían mensajes SMS al teléfono móvil, con la finalidad de que se visite una página web fraudulenta, con el fin de obtener información bancaria de la persona, y realizar transacciones a su nombre.


Pharming


Consiste en redirigir a una página de Internet falsa mediante ventanas emergentes para robar la información del usuario. Estos sitios suelen mostrar leyendas como: “Error en el sistema. Para solucionarlo, da clic aquí“.


Fraude en comercio electrónico


El comercio electrónico es la compra-venta de bienes y servicios a través de Internet, cuyas transacciones se pagan con tarjetas de débito y crédito, por lo que debe ponerse mucha atención al momento de llevar a cabo las compras, pues no existe contacto directo con el vendedor y puede convertirse en fraude.


Las modalidades más recurrentes son: la sustracción de datos personales, contraseñas, nombres de usuario o números de tarjetas de crédito que pueden prestarse al robo de identidad.


También, en el que se pagó por la compra y nunca se recibió el producto; pero además al reclamar ante el vendedor, no da respuesta alguna.


Fraudes tradicionales


Créditos exprés


Estafas en las que falsas empresas que se hacen pasar por gestoras de crédito, ofrecen grandes préstamos con mínimos requisitos e inclusive sin consultar el historial crediticio, y con tasas de interés por debajo del mercado. Usualmente piden un depósito anticipado argumentando que son gastos de solicitud y comisión por apertura, pero que nunca se devuelve.


Alteración de cheque


Ocurre cuando una persona se acerca al cliente que está en la fila del banco y ofrece comprarlo para que no se pierda tiempo en la sucursal. Una vez que el delincuente tiene el documento, se retira y procede a alterar algunas parte como el nombre al portador, el monto a cobrar y el endoso.


Tallado de tarjetas


Se realiza en cajeros y opera en grupos que alteran la ranura donde va el plástico y al tratar de retirar dinero, una persona le comenta al usuario que el cajero está fallando. Después le piden la tarjeta argumentando que se debe tallar o limpiar, pero en este momento se cambia el plástico y el delincuente se retira. Un cómplice entra entonces al ATM y en lo que el afectado trata de realizar una operación con la tarjeta que no es la suya, observa el NIP que se está tecleando.


Aunque no son todos, aquí presentamos estafas de las más comunes que ocurren todos los días. La cantidad de delincuentes y de gente que busca aprovecharse de otros para conseguir dinero fácil, crece, y lamentablemente la ley deja en nuestras manos la responsabilidad de estar alerta para evitar que nos suceda.


Cuéntanos ¿has pasado por una experiencia de este tipo? Nos encantaría leerte en los comentarios.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo