Contabilidad en México, profesión solicitada e indispensable

Gracias al internet y las computadoras, los procesos han mejorado y los tiempos se han reducido. Hace apenas unos años la contabilidad era prácticamente un arte que requería de una enorme concentración pues el trabajo se hacía a mano y no había lugar para los errores.

La actividad contable existe desde hace miles de años gracias a las transacciones mercantiles y el desarrollo de las relaciones comerciales entre países. En el caso de México, el pueblo Olmeca, considerado cultura madre, utilizaba un sistema numérico complejo, el cual se considera que le proporcionó a los Mayas un gran desarrollo matemático así como también sirvió para la escritura. Se sabe que los Mayas tenían nociones de la contabilidad a través de la constancia y registro de los cobros, y los Aztecas llevaban un estricto control de los tributos que recibían de los pueblos que dominaban.


Durante la época colonial, se fundó el ayuntamiento de Veracruz y se creó la Real Hacienda, que regía la situación fiscal del país y regulaba las políticas financieras. Además, se llevaba el control de las multas y mercedes, así como de las personas fallecidas. En ésa época, los contadores presentaban ante el Tribunal las cuentas de todos los libros, cada dos años.


En el último siglo, el internet y las computadoras han permitido mejorar los procesos, reducir tiempos y ahorrar recursos. Hace apenas unos años la contabilidad era prácticamente un arte que requería de una enorme concentración pues el trabajo se hacía a mano y no había lugar para los errores o se rehacía todo.


Las herramientas digitales han facilitado el trabajo de los contadores: en lugar de libros físicos, se hace de forma electrónica, lo que asegura la información, es más fácil corregir los errores y los datos se pueden obtener al instante. También es una ventaja para los contribuyentes, como los dueños de empresas, que utilizan sistemas contables para gestionar áreas como la nómina o facturaciones y agilizar los procedimientos.


La contabilidad electrónica en el país es obligatoria desde 2014 para personas morales y para personas físicas desde 2015. El Servicio de Administración Tributaria (SAT) obliga a las empresas a reportar sus ventas, nóminas, compras, viáticos y pagos, a través de la versión de facturación, completamente digital.


La automatización en las declaraciones permite a los contadores realizar esta labor de forma más eficiente; al principio el cambio fue difícil de implementar, pero cada vez se tiene más dominio de los nuevos métodos contables.


En México, la contabilidad es una de las profesiones más solicitadas e indispensables dentro de una organización. El temor por verse sustituidos por la tecnología provocó una baja en la matriculación a esta carrera: De acuerdo con datos del Observatorio Laboral, en 2016 se registraron 722,466 personas, sin embargo, para el siguiente año, la cifra subió a 735,611. No obstante, los contadores seguirán siendo relevantes mientras existan las personas y las empresas, y deben estar constantemente actualizados para realizar las operaciones financieras que se le encomienden.


La Contabilidad en México es un tema que ha sido objeto de análisis y críticas dada su complejidad respecto a normatividad contable.


La Contabilidad en México resulta compleja en cuanto a tres áreas fundamentales:


1. El tema de las facturaciones.

2. El marco jurídico fiscal.

3. La digitalización de las herramientas para informes y auditorías.


Por tanto, las empresas deben seguir de cerca los procesos para cumplir con todos los requisitos particulares de Contabilidad en México. Esta afirmación es válida para cualquier compañía, ya sea local o foránea. Especialmente, las empresas extranjeras que planean entrar al mercado mexicano, deben analizar bien los requisitos contables y de informes vigentes. Esto, porque los mismos varían en función de cada sector industrial.


La Contabilidad en México se ha vuelto más compleja, debido a los cambios que se hacen en el área contable, en los últimos años han sido numerosos. Igualmente, se destaca la inclusión de la factura electrónica 3.3, obligando a la emisión de facturas por cada ingreso parcial obtenido.


Son cinco las naciones latinoamericanas con mayor complejidad financiera, Colombia, Argentina, Brasil, Bolivia y México. Principalmente, se debe a una práctica común en ellas, que es la imposición fiscal en tres niveles, municipal, estatal y federal. Mientras que en el resto de los países de la región se aplican solo dos, municipal y nacional.


No obstante, la complejidad de la Contabilidad en México, al país le fue concedida la sede del décimo congreso mundial de contadores. Esto fue gracias a la confianza ganada por los profesionales de contaduría mexicanos. De hecho, México ha sido el único país latinoamericano que ha tenido el privilegio de organizar y presidir dicho evento. Como resultado, la contaduría mexicana ha estado influyendo en decisiones y proyectos de tan importante organismo.


Adicionalmente, México forma parte del IFAC (International Federation of Accountants), donde sus miembros participan en los diferentes grupos asesores y consejos. El IFAC representa a la Contaduría organizada en el mundo, con miembros asociados en más de 130 países. Igualmente, representa a 3 millones de contadores independientes, en la administración pública, la industria, el comercio y la educación.


En México la gestión de las normas de información contable y financiera ha ido evolucionando. Inicialmente, esta actividad fue realizada por la Comisión de Principios de Contabilidad del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) durante 30 años. Esencialmente, era el responsable de emitir las normas contables en el país bajo el título “Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados” (PCGA).


Posteriormente, en 2002 fue creado el Consejo Mexicano para la investigación y desarrollo de normas de información financiera (CINIF). Más adelante, con el inicio del proceso de convergencia internacional, asume la función y responsabilidad de la emisión de la normatividad contable.


Con la finalidad de fortalecer la credibilidad de la profesión contable y ante la complejidad de la Contabilidad en México, el IMCP sigue trabajando. De esta forma, procura incrementar y mejorar las normas que regulan el desempeño profesional de los Contadores Públicos. Todo ello, independientemente de las técnicas y normas éticas que se ha impuesto la contaduría pública organizada.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo