Coronavirus, qué es, cómo prevenirlo y qué hacer ante la duda de contagio

La desinformación y noticias falsas provocan temor, es importante conocer los verdaderos riesgos, las medidas cautelares y cómo evitar que se propague


Ante tanta desinformación que circula en torno al COVID-19 es importante conocer qué es, los verdaderos riesgos, las medidas cautelares y cómo actuar en este momento para evitar que se propague. Es por eso que trataremos de aclarar con información real los puntos más importantes en torno a este tema.


El coronavirus es parecido al resfriado que todos conocemos; pero como cualquier virus, tienden a mutar. Este coronavirus es una pandemia llamada Sars B2 o COVID-19 que tiene como característica especial que se reproduce rápidamente y es muy contagioso. Un individuo infectado, puede contagiar alrededor de 3 personas.


Sin embargo, el índice de mortalidad es bajo porque el sistema inmune controla al virus, evita que se reproduzca y lo limita a infectar solamente vías aéreas superiores.

Lávate las manos y evita tocarte la cara

El COVID-19 se propaga por medio de fluidos (estornudos o tos). El virus puede durar hasta 9 días en una superficie, estar en contacto directo con dicha área puede originar contagio. Al tocar el virus, si te tocas la cara, puede entrar por medio de ojos, nariz o boca.


Si te lavas las manos o te untas gel antibacterial, el virus se muere y el riesgo de contagiarte es mucho menor.

Qué lugares son los de mayor foco de infección

Los lugares de mayor foco de infección son donde hay mucha gente y poca ventilación, como las iglesias y gimnasios. Correr al aire libre no debería ser problema, pero en ocasiones las personas salen a correr o caminar cuando están enfermas sin los cuidados requeridos.

¿Qué hacer si se presentan síntomas?

Existe una mayor probabilidad de contagio cuando ocurren los primeros síntomas. Una prueba puede confirmar el coronavirus hasta cuando ya tienes los síntomas, no antes.


No hay un tratamiento y alrededor del 80% de enfermos se curan solos. Ir a un hospital implica dos riesgos: contagiar a los que están a tu alrededor o contagiarte tú, en caso de que no tengas el virus, estás expuesto a contraerlo en ese lugar.


No hagas compras de pánico, las empresas garantizan abasto de productos y servicios.


No tiene mucho caso estar en un hospital, ya que los pacientes que internan son los que presentan síntomas graves como dificultad para respirar. Generalmente, el tratamiento es el aislamiento en casa.


Hay que quedarse en casa excepto para conseguir atención médica. No vayas al trabajo, la escuela ni áreas públicas y evita el transporte público.


Cuando vayas al médico, haz una cita antes por teléfono y avisa que sospechas que puedes tener COVID-19, para que en el consultorio tomen las medidas necesarias para prevenir un contagio. Usa una mascarilla cuando acudas al doctor o centro médico.


En casa también usa mascarilla si hay más personas en la habitación en la que te encuentres, limpia las superficies de contacto frecuente todos los días y cúbrete nariz y boca al toser o estornudar.


Se debe tener en casa paracetamol para bajar la fiebre y un kit básico de primeros auxilios que ayuden normalmente con un resfriado común, serán parte del tratamiento.

Qué hacer ante la sospecha de estar infectado con coronavirus COVID-19

No hay un tratamiento específico para el coronavirus COVID-19, pero 8 de cada 10 personas se curan sin necesidad de hospitalización. Debes mantenerte en casa para no propagar el virus (como portadores o enfermos). Aún no se tiene una comprensión amplia de la enfermedad.

¿Quiénes pueden fallecer por coronavirus?

La mortalidad normalmente ocurre en personas con un sistema inmunológico no tan fuerte, la mayoría son mayores de 60 años, pacientes con diabetes e hipertensión, cáncer y VIH, ya que el organismo no tiene la capacidad de detener al virus y éste llega a los pulmones, causando neumonía y finalmente, la muerte.

¿Las embarazadas corren mayores riesgos?

Hay pocos estudios de los efectos de la enfermedad en mujeres embarazadas. Al parecer, si contraen la enfermedad, no se pasa al feto, pero no se sabe si hay riesgo de partoprematuro o alguna otra complicación. Podrían ser más vulnerables porque el sistema inmune baja durante el embarazo, pero no por no poder tomar medicinas.

1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo