¿Qué es el Método ABC de inventarios y cuáles son sus beneficios?

Este análisis puede identificar los artículos que impactan el valor global de inventario, de costos y de ventas, y permite crear categorías de productos que necesitan modalidades diferentes.

El método ABC es un tipo de clasificación que se utiliza en la gestión de inventarios, parte del resultado del Principio de Pareto. Este análisis puede identificar los artículos que impactan el valor global de inventario, de costos y de ventas, y permite crear categorías de productos que necesitan modalidades diferentes.


Es de gran utilidad y tiene la capacidad de agilizar procesos de almacenamiento de mercancías. Es favorable para el departamento de logística y transporte, encargado de organizar y gestionar el almacén, donde se puede especificar la relación desigual que existe entre las entradas y salidas.


¿En qué consiste?


El método ABC deriva de la Ley de Pareto, para tomar decisiones con respecto al grado de control en los diferentes productos. En esta ley se observa que una menor cantidad de elementos perteneciente a un conjunto de aproximadamente 20%, le corresponde la mayor parte del valor de otro conjunto de alrededor de un 80%.


En caso de que el 80% de las ventas de una compañía, le corresponde a un 20% de los productos que la misma comercializa, la correspondencia no será exacta, por lo tanto, se presenta una desproporción que muchas veces se genera en el reparto de un determinado conjunto que se encuentra en un grupo de elementos.


Esta desproporción se puede presentar también en los inventarios. Esto se puede comprobar con este método, para decidir el nivel de atención que se debe prestar a diversos productos.


Metodología del método ABC


Se basa en los gastos de producción que no sean fáciles de identificar como un beneficio para la empresa. Muchos de estos gastos suelen ser fijos a corto plazo; este método asume la perspectiva de largo plazo y puede modificarlos para la toma de decisiones.


Esta actividad también se le conoce como transacción, los conductores de costos son las medidas de la cantidad de transacciones que se involucran en alguna actividad en particular.


Los productos de bajo volumen, pueden causar mayores transacciones por cada unidad de producción que los de alto volumen. De igual forma todo proceso de manufactura que sea de alta complejidad, contiene más transacciones que los procesos más simples.


Esto significa que, si los costos son generados por la cantidad de transacciones, las asignaciones en volumen permitirán mayores costos a los productos de alto volumen y menores a los de poca complejidad.


Anteriormente para los centros de costos el único factor de medida que se utilizaba para poder canalizar los costos a los productos, era por medio de horas de trabajo de máquinas y personas, ya que podían reflejar las causas de los costos en su ambiente.


Los costos de este método se pueden usar en la asignación de unidades y en otras bases para lograr una producción con mayor precisión de los costos de los productos.


Clasificación del método ABC para inventarios


Clase A

Productos de máxima importancia, se les da mayor atención que a las otras zonas. Generalmente estas presentan el 80% del consumo anual de la empresa y el 15% de la totalidad de unidades que se encuentra en el inventario.


Clase B

El segundo artículo de consumo medio. Productos que suelen representar el 15% del del consumo anual y constituye el 30% o 40% de los artículos de inventario. A pesar de no ser tan atendidos como los de clase A, la existencia y los costos se controlan constantemente.


Clase C

Productos de menor importancia. Se les hace muy poca supervisión. Estos representan el 15% de la valoración total de consumo y el 40% o 50% de la valoración de los artículos que están en el almacén.


Las principales ventajas del método ABC son: jerarquiza costos de productos y corrige beneficios de productos de bajo volumen; predice perspectivas de comportamiento de costos; aumenta la utilidad y credibilidad de la información de los costos para tomar decisiones; implanta el total de calidad; elimina actividades que no tengan valor de producto; utiliza la cadena de valor como herramienta de competencia.


Desventajas del método ABC: no es sencillo seleccionar actividades que se reflejen en el comportamiento de los costos; su implantación suele ser costosa; no distingue con claridad la causa de una determinada actividad.

Este método diferencia los productos que requieren alto nivel de atención con respecto al control y tiempo. Para poder usarlo, es necesario seguir estos pasos:


  • Colocar los productos en una clasificación de mayor a menor.

  • Realizar el cálculo del porcentaje que tiene cada uno de los artículos, sobre la totalidad de artículos y en el total de lo que se ha invertido.

  • Conseguir los porcentajes almacenados de los artículos y de la inversión.

  • Crear los grupos de clase A, B y C.

  • Representar de manera gráfica, colocando los porcentajes almacenados de los artículos en el eje “X” y el porcentaje almacenado de la inversión en el eje “Y”.

¿Conocías este método? ¿Qué tan efectivo crees que pudiera resultar? ¿Consideras que en alguna empresa sería inoperante? Te invitamos a compartir experiencias y puntos de vista en los comentarios.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo