Centenario de 50 pesos mexicano y más oro en el amonedado nacional

El centenario es una reliquia mexicana debido al valor estético e histórico. Una de las monedas mexicanas más famosas y emblemáticas.

Su primera acuñación fue en el 1921. El motivo de su creación fue la conmemoración de la independencia de México ante el dominio español, así dando fin a la época colonial en el cual se encontraba el territorio mexicano.

Después de los sucesos del 16 de septiembre de 1821 con el grito de Dolores y Miguel Hidalgo, se mandó a construir el famoso monumento de La Victoria Alada, mejor conocida como El Ángel de la Independencia en 1910 por mandato de Porfirio Díaz. Con esta referencia, todavía presente, los acuñadores tomaron el símbolo de la independencia como modelo, junto con un fondo de los volcanes Iztaccíhuatl y Popocatépetl.

En el anverso presenta un escudo nacional utilizado en el pasado, y el reverso simboliza a una Victoria Alada, representada en el monumento del Ángel de la Independencia


Posteriormente, en 1931, se suspendió su acuñación, y en 1943 se volvió a acuñar debido a la creciente demanda de monedas de oro que había en esa época.



Un poco de historia…

El antecedente de esta moneda se remonta al el año de 1252 en la República de Florencia, cuando fue forjada una moneda completamente de oro puro. Esta creación desató que demás territorios hicieran lo mismo.

Los detalles que hay en la parte inferior de la moneda son dos fechas representativas: 1821, fecha de la independencia de México y 1921, su acuñación. Mientras que en los flancos de la Victoria Alada se pueden ver el valor monetario: 50 pesos y su peso en oro: 37.5 gr de oro puro.

En el anverso se encuentra uno de los símbolos nacionales: un águila sobre un nopal devorando una serpiente; y alrededor se lee la inscripción “Estados Unidos Mexicanos”.

El resto de las inscripciones forjadas en este centenario se localizan en el canto de la moneda, con la frase “Independencia y libertad”.

En cifras

El peso total de la moneda es de 41.66 gramos, mide 37 milímetros de diámetro y tiene un valor, ya mencionado, de 37.5 gramos de oro puro, es decir 1,2057 onzas.

Entre los años 1921 y 1972 fueron fabricados más de 12 millones de centenarios. Un dato curioso es que las monedas acuñadas en el año 1947 tienen mejor calidad, sin embargo, las realizadas en tiempos posteriores pueden cotizarse más caras.

El éxito del 50 pesos centenario va en aumento en el mundo hispano como España y América Latina principalmente. Los centenarios mexicanos son símbolos nacionales reconocidos por su belleza y estética.

Otras piezas de oro

Azteca (20 pesos oro)

Fue acuñada en 1917, de acuerdo con las características de la reforma monetaria de 1905. El águila que aparece en esta pieza tuvo presencia en el amonedado nacional desde 1825. El reverso ilustra la piedra del calendario Azteca.

Se cree que cuando Hernán Cortés conquistó México en 1521, el calendario Azteca residió en el "Templo Mayor" de la ciudad. Derribada y enterrada cuando los españoles destruyeron el templo, fue redescubierta en 1790. Tiene un contenido de 0.48227 onzas de oro puro.

Hidalgo (10, 5, 2.5 y 2 pesos oro)

Esta pieza, acuñada bajo la reforma monetaria de 1905, constituye el primer amonedado republicano que contiene la reproducción de un héroe nacional: Miguel Hidalgo y Costilla. El anverso muestra al águila que se utilizaba en el escudo nacional de aquella época y en el reverso se encuentra el perfil de Hidalgo. Esta pieza tiene un contenido de 0.24113 onzas de oro puro.

También se acuñan piezas de 5, 2.5 y 2 pesos oro con un contenido de 0.12057 onzas, 0.06028 onzas y 0.04823 onzas de oro puro, respectivamente.

La pieza de 2 pesos fue introducida en 1919. Su diseño consiste en el escudo nacional con el águila típica de ese periodo, y en el reverso, su valor rodeado por una guirnalda.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo