¿Qué son y cómo funcionan las criptomonedas?

Existe desconocimiento respecto a la forma de uso de estos medios digitales de cambio, es por eso que aquí te asesoramos para que manejes este tipo de divisa para transacciones financieras.

Las criptomonedas son una solución de pago que no se encuentra vinculada al comportomiento de alguna economía en particular, su valor depende del acuerdo que exista entre los usuarios para mantener su precio en moneda tradicional.

México firmó la Ley Fintech desde marzo de 2018, con lo que es posible su compra dentro del territorio nacional, sin embargo, de acuerdo con un informe presentado a finales de junio por Kaspersky, sólo el 13% de los encuestados saben cómo funcionan.

Te presentamos los puntos más importantes que debes conocer:

Son medios de pago, pero no dinero

Los activos o monedas virtuales son representaciones de valor que se registran electrónicamente. No se trata de dinero, son medios de pago con los que se pueden llevar a cabo todo tipo de transacciones.

La compra, venta e intercambio de criptomonedas solo puede llevarse a cabo mediante transferencias electrónicas, y para ello el Banco de México (Banxico) deberá autorizar tanto la moneda virtual, como las operaciones que podrán efectuarse con aquella.

Tienen valor, pero no respaldo oficial

El valor de las criptomonedas que sean autorizadas por el banco central mexicano se determina por el uso que el público les dé como medio de cambio. También se considera el tratamiento que tienen las monedas virtuales en otros países, así como los convenios y protocolos internacionales para generar, identificar, fraccionar y controlar la replicación de las criptomonedas.

Estos activos no están respaldados por el Banco de México, ni por el Instituto para la Protección del Ahorro Bancario (IPAB). La responsabilidad es exclusiva de quien adquiere y negocia la moneda virtual.

Las Instituciones de Tecnología Financiera (ITF), entre las que se encuentran los Fondos de Pago Electrónico, deben informar a sus clientes los riesgos de las operaciones en las que participen, también deben explicar claramente que el valor de las criptomonedas en México está sujeto a variaciones e incluso a una alta volatilidad, además de que su operación implica diversos riesgos, tecnológicos, cibernéticos y de fraude.

Se usan para operaciones virtuales vigiladas

Todas las transacciones efectuadas con criptomonedas en México deben pasar por el sistema financiero tradicional de nuestro país. Es decir, el capital de estas empresas, así como los depósitos de sus clientes deben depositarse en la banca mexicana.

A su vez, para adquirir monedas virtuales, los clientes tienen que llevar a cabo transferencias de recursos desde alguna cuenta bancaria. Lo mismo en caso de que el cliente venda sus criptomonedas, el valor en pesos que se obtenga por esa transacción será depositado por el Fondo de Pago Electrónico en la cuenta bancaria del vendedor.

Estas medidas sirven para controlar el origen y destino de los recursos económicos que se invierten en las monedas virtuales, además de que también son un mecanismo de verificación fiscal.

De igual forma, las Instituciones de Tecnología Financiera están obligadas a cumplir con la Ley para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, y deben entregar información de sus clientes a la Secretaría de Hacienda para evitar la evasión de impuestos.

Bancos con criptomonedas en México

Los Fondos de Pago Electrónico son las instituciones especializadas en el uso y manejo de las criptomonedas. No obstante, el sistema bancario tradicional también puede llevar a cabo operaciones con activos virtuales, aunque para ello deben obtener la autorización del Banco de México.

Los bancos y las nuevas Instituciones de Tecnología Financiera tienen interfaces de programación y aplicaciones estandarizadas que permiten la conectividad de los usuarios. Esta tecnología permite la transferencia de recursos e información entre bancos e ITF.

Su valor es inestable

Actualmente existen más de 700 criptomonedas en el mundo, el valor de estas es variable: algunas cuestan solo una decena de dólares, mientras que la más famosa, el Bitcoin, llegó a tener un precio cercano a los 20,000 dólares en 2017. En los últimos meses el Bitcoin cayó más del 50%, hoy (3 de septiembre de 2020) se cotiza en 10,735.70 dólares.

Estas variaciones advierten que cualquier inversión en monedas virtuales debe realizarse con reservas. Si bien la Ley Fintech establece reglas sobre la forma en la que operan, se trata de activos virtuales sujetos a la especulación.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo