Evita ser víctima de fraude: señales de riesgo, tipos y medidas de precaución

El desarrollo socio-afectivo en la niñez y adolescencia, sumado a problemas familiares o contextos hostiles, generan conductas antisociales que llevan a cometer conductas deshonestas. Los estafadores los encontramos a la vuelta de la esquina, y a un clic de distancia, la invitación es a estar alerta.

La psicología estudia la crianza, la describe a partir de cuatro componentes:


· Autoritario: se caracteriza por una educación rígida, con poco diálogo o comunicación con los hijos donde se favorecen los castigos y se limita la autonomía.

· Permisivo: padres que no son directivos, pero si flexibles respecto a sus conductas. No establecen normas, pero tampoco orientan, evitan castigos y recompensas.

· Negligente: poco afecto y compromiso de los padres hacía sus hijos, evidencian bajo nivel de exigencia y les otorgan alta autonomía.

· Democrático: cuenta con padres sensibles a las necesidades de sus hijos, son flexibles, afectuosos y propician el diálogo.


Lo anterior permite definir la personalidad del menor y su forma de actuar en la sociedad. Se ha encontrado que las conductas fraudulentas están relacionadas con factores de riesgo propios del individuo, características que pueden estar asociadas a la irresponsabilidad y el escaso autocontrol; lo que los lleva a patrones o respuestas impulsivas y dificultades para aceptar y comprender puntos de vista de otras personas.

A peores relaciones familiares carentes de apoyo, vinculo y comunicación; aumenta la probabilidad de que aparezcan conductas delictivas en el menor y más cuando en estas prevalece el estilo de crianza autoritaria (donde únicamente se obtienen órdenes y castigos) y el estilo de crianza negligente (poco afecto y nivel de exigencia).

El fraude en Internet


El estilo de crianza influye en el desarrollo socio-afectivo en las etapas de la niñez y adolescencia, esto, sumado a problemas familiares o contextos hostiles, generan en el menor una conducta antisocial, principalmente con comportamientos agresivos.

Muchas veces esos comportamientos son los que llevan a cometer conductas deshonestas en la adolescencia y adultez. Adicionalmente es posible identificar habilidades cognitivas escasas para solucionar problemas interpersonales, baja tolerancia a la frustración, dificultad en la adaptación al cambio y ausencia de metas a corto y largo plazo.


El Internet es una herramienta que aporta beneficios a los usuarios en todo el mundo, su éxito en todos los ámbitos ha atraído la atención de los estafadores, quienes se adaptan a cualquier circunstancia para cometer delitos contra los bienes y derechos patrimoniales o, sobre la integridad física y/o psicológica de las personas. Cada vez somos más dependientes del uso de aplicaciones o movimientos en línea, situación que nos hace propensos a ser víctimas de fraude.


Te mostramos comportamientos, experiencias y atributos que hacen que una persona sea más vulnerable a este tipo de fraude.

  • Una de cada cinco personas (19%) que usan internet han experimentado eventos que aumentan el riesgo de ser víctimas de fraude en línea.

  • Dos tercios de los internautas (65%) han recibido al menos una oferta de estafa en línea.

  • Ocho de cada diez (79%) usuarios están preocupados por la posibilidad de ser estafados en internet.

Las personas más propensas a ser víctimas son las más activas en internet, las que publican información personal, quienes son más impulsivos, los que tienen más deudas de las que consideraban que pueden manejar, quienes se sienten más aislados o tienen una red social más débil, quienes están experimentando eventos negativos (pérdida de trabajo, estrés, preocupación por soledad, divorcio, muerte de un cónyuge, pareja o amigo cercano, lesiones o enfermedades graves en sí mismo o de un familiar cercano).

Como comportamientos de riesgo destacan: abrir correos electrónicos de fuentes desconocidas, registrarse en pruebas online tipo test, participar en ventas de productos, realizar pagos en línea, dar clic en aceptar sin leer las políticas de privacidad o declaraciones de término de acuerdo y, finalmente, ser impulsivos.

Pero el mayo factor de riesgo está en el desconocimiento, por tal razón, es importante tener sumo cuidado con la cantidad de información personal que se proporciona a través de Internet, debido a que entre más datos tiene un estafador sobre una persona, más fácil le será robar su identidad o cometer fraude.

Para prevenir


· Recuerda que los sentimientos de soledad o aislamiento aumentan la vulnerabilidad a ser víctima.

· Se cuidadoso con el uso de internet, no des clic a páginas que te generen dudas.

· Desconfía de correos electrónicos de remitentes que no conozcas.

· Lee detenidamente los acuerdos de las páginas web antes de aceptarlos.

· Analiza con tiempo las ofertas que te ofrecen solucionar todas tus deudas.

· Ten precaución con la información personal que proporcionas a través de Internet.

· Ten presente que el defraudador se aprovecha de tus debilidades, si has experimentado algún evento negativo importante durante los últimos meses trata de estar alerta e investigar sobre las nuevas tendencias de fraude.

Conoce 4 estafas comunes y cómo puedes evitarlas cada una de ellas y qué hacer si eres víctima.


1. Estafa nigeriana


Conocida también como la estafa 419, anteriormente se limitaba únicamente en el territorio nigeriano, sin embargo, ahora se ha globalizado. Se basa en el uso indebido del email marketing, donde la víctima recibe correos electrónicos donde le ofrecen grandes sumas de dinero.


Por ejemplo, recibes un correo electrónico donde te indican que has ganado la lotería, luego te piden que hagas una transferencia o que remitas tus datos bancarios para hacerte el respectivo pago. Este tipo de estafa puede escalar hasta delitos más graves, como lo son el secuestro y las extorsiones.


Evítala


Asegúrate de quién te está enviando los correos electrónicos, y en caso de alguna duda, comunícate directamente con el servicio de atención al cliente de esa empresa con los teléfonos de contacto oficiales.


2. Fraude romántico


Cada día, miles de personas son estafadas con la promesa de encontrar a su media naranja. El modus operandi se basa en enamorar a una persona por medio del Internet, mayormente mediante el mal uso de las redes sociales, creando perfiles falsos con imágenes y videos dedicados a engañar, por lo tanto, la víctima nunca llega a conocer al estafador.


En el mejor de los casos, el agraviado únicamente perderá dinero y solo será una experiencia decepcionante. En el peor de los casos, correrá peligro su integridad física y la de los suyos.


Evítala


verifica si se trata de un sitio web reconocido y legal de citas; pídele a la persona que active su función de ubicación y que mande una imagen de la ubicación actual en movimiento desde el WhatsApp.


3. Fraudes en compras online


Las ventas por internet han aumentado exponencialmente mediante la creación de las tiendas virtuales. Por este motivo, los estafadores se han dedicado a realizar fraudes por Internet en las tiendas en línea, aprovechándose del éxito del marketing y de la publicidad como su herramienta directa.


La operatividad de este tipo de fraudes, es precisamente, ofrecer productos vía online a precios mucho más bajos respecto a las referencias de los mercados, desde una tienda digital.


Evítala


Antes de comprar, investiga el dominio para evitar riesgos; solo haz compras en páginas web conocidas y a vendedores con buena reputación, ¡nunca a alguien con gestiones negativas!; verifica los comentarios de otras compras; haz muchas preguntas acerca del producto y el vendedor.


4. Phishing


El Phishing es una estafa diseñada para robo de identidad, mediante el uso de la ingeniería social y es practicada de forma más directa que la estafa nigeriana.


Se caracteriza por adquirir información confidencial de forma fraudulenta: información bancaria, tarjetas de crédito, datos personales, contraseñas de sitios web, entre otros.


Su operatividad se basa en el envío de mensajes de texto y/o WhatsApp y, por correo electrónico, copiando links falsos de páginas web que son similares a los sitios que el usuario frecuenta, es decir, crean una réplica del sitio web para que coloquen sus datos personales y así obtenerlos.


Evítala


Descargar un antimalware; no abrir archivos adjuntos en emails no solicitados; no proporcionar información personal ni contraseñas por ningún medio; mantener actualizado el navegador y aplicar los parches de seguridad.


¿Qué hacer si eres víctima de un fraude por Internet?


Para cada tipo de estafa, existen especificidades para denunciar y resolver el inconveniente. Para los casos donde no puedes resolverlo por tus propios medios, entonces existen generalidades para denunciar que fuiste objeto de delito.


En caso de que te hayan estafado por compras en Internet, la mejor opción es intentar primeramente actuar de forma particular. Comunícate con servicio al cliente de la página en cuestión para buscar ayuda, así intentarán resolver tu problema sin acudir a instancias mayores. También es aplicable en envíos internacionales.


En caso de que no se pueda resolver de forma privada, se debe denunciar el delito ante el organismo competente, en México es la policía cibernética creada por la Comisión Nacional de Seguridad, ahí brindan varias recomendaciones en esta materia. Esto aplica en cualquier modalidad de fraude, puesto que fuiste objeto de delito.


En todos los casos, debes guardar todos los datos de la compra y del estafador: factura, imágenes de referencia del producto, conversaciones con el vendedor, nombre y usuario, entre otros.


Para terminar


El Internet es un arma de doble filo que brinda beneficios, pero también, es un medio ideal para novedosas formas de delinquir. Debemos mantenernos alerta para evitar que puedan poner en riesgo tanto nuestra integridad físico-jurídica, como la de las personas que nos rodean.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo