top of page

La importancia del sector juvenil en las elecciones

A pesar de la importancia de la actividad política de los jóvenes, el Inegi ha señalado que hay una baja participación en este sector de la población.

Estudios realizados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) indican que aproximadamente el 30% de la población total en México corresponde a jóvenes entre 15 y 29 años, lo que representa un importante potencial para el desarrollo del país. Por lo tanto, la participación de los jóvenes en la vida política es crucial.

 

A pesar de la importancia de la actividad política de los jóvenes, el Inegi también ha señalado que hay una baja participación en este sector de la población. Solo el 17% de los jóvenes entre 18 y 29 años votaron en las elecciones presidenciales de 2018, según el instituto.

 

En las elecciones de 2018, el 47.2% de los jóvenes de esa edad no ejercieron su voto, y en las de 2021 esta cifra aumentó al 58%, lo que muestra un alto nivel de abstencionismo en este grupo en comparación con el 78% de participación de los adultos mayores en esas elecciones.

 

Por el contrario, los grupos de edad mayores de 40 años mostraron niveles más altos de participación. Por ejemplo, el 70% de los electores de 60 a 74 años votaron. Esto significa que, con una mayor participación, este grupo de edad mayor de 40 años representó el 57% del total de votos en 2018.

 

Los jóvenes votan menos, pero su participación no debe ser subestimada ni se debe considerar que tenga un impacto bajo en una elección. Su potencial y atractivo radican en que no están atrapados en la polarización política que solo reconoce dos posturas consolidadas.

 

Parece que cada movimiento político utiliza una red social. En este tiempo, se consolida una nueva plataforma digital como TikTok que sirve para sembrar un relato al margen de una opción política polarizante fuera de la cual están los jóvenes y los que buscan una alternativa además de sólo votar “antialgo”.

 

La agenda juvenil de los políticos

 

Algunos candidatos están enfocándose en el electorado joven, que enfrenta una serie de desafíos únicos en comparación con la población mayor y los adultos mayores. Estos desafíos incluyen cuestiones relacionadas con la crisis climática, el medio ambiente, el empleo, el transporte, la vivienda, la seguridad (vinculada a sus actividades recreativas y rutas laborales) y la salud.

 

Los jóvenes se sienten atraídos por el candidato innovador que escucha sus preocupaciones y les ofrece soluciones alternativas que forman parte de su plataforma electoral.

 

Este candidato les explica cómo su gobierno llevará a cabo la transición energética, mejorará el transporte para reducir los tiempos de desplazamiento entre sus hogares y lugares de trabajo, los integrará en el mercado laboral revolucionario y tecnológico, les garantizará seguridad para que disfruten plenamente de su juventud y les explicará cómo participar en las acciones para abordar la crisis climática.

 

La agenda juvenil promovida por estos candidatos surge de las demandas de este grupo demográfico. Si logran entusiasmar y convencer a los jóvenes para que acudan a votar con convicción, es probable que los otros candidatos, los incrédulos y los escépticos se sorprendan con los resultados electorales.

 

Lo que opinan los especialistas

 

“Es altamente relevante (construir comunicaciones enfocadas en el sector joven del electorado). El reto es que sus mensajes sean creíbles para tal público. Si creen que se trata de hablar como jóvenes o vestir y hablar como tales, sin entender sus códigos de comunicación, corren el riesgo de sonar condescendientes”, explicó Fernando Dworak, analista y consultor político.

 

Además, recordó que, en las elecciones de 2018, fueron los votantes jóvenes los que inclinaron la balanza a favor de Andrés Manuel López Obrador y que, en general, son un sector de la sociedad que suele ser importante al momento de acudir a las urnas.

 

Los expertos coincidieron en que los mítines de los candidatos presidenciales durante esta etapa electoral han sido mayormente reducidos en tamaño, con distintos niveles de asistencia, y parecen estar más centrados en la imagen pública y en establecer una conexión emocional con los electores, en lugar de transmitir ideas o propuestas significativas.

 

En este sentido, el analista político, Javier Contreras Vázquez, resaltó la importancia de que los votantes se informen sobre las propuestas de los candidatos y sean críticos al evaluarlas. Subrayó que, dada la escasez de opciones políticas y la falta de debate sustancial, es crucial que los ciudadanos participen de manera activa y consciente en el proceso electoral.

 

Conclusión

 

Es fundamental promover la participación política de los jóvenes en México, proporcionándoles información clara y accesible sobre los procesos electorales y los mecanismos de participación. Asimismo, es necesario crear espacios donde puedan expresar sus opiniones y ser escuchados por las autoridades.

 

Diversos estudios han resaltado la relevancia de la participación política de la juventud en México. Por ejemplo, una investigación realizada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) reveló que la participación política de los jóvenes está vinculada con su sentido de pertenencia y compromiso hacia la sociedad.

 

Para fomentar la participación política de los jóvenes, es esencial brindarles oportunidades para involucrarse en la vida política desde una edad temprana, a través de actividades como debates estudiantiles, simulaciones de votación y programas de educación cívica en las escuelas.

 

Es crucial darles un espacio para que puedan expresar sus opiniones y ser escuchados, lo cual implica la creación de consejos de participación ciudadana y la inclusión de jóvenes en los procesos de toma de decisiones.

0 comentarios

Comments


bottom of page