Arbitraje de divisas, posibilidad de ganancia inmediata

Se trata de aprovechar las diferencias de cotizaciones de valores

Las operaciones de Arbitraje son comunes en el mercado de divisas, se encuentran operaciones de este tipo que son el proceso de comprar y vender simultáneamente el mismo título o un título equivalente en mercados distintos, generándose ganancias por las diferencias de precio, es decir, se trata de aprovechar las diferencias de cotizaciones de valores.


En las operaciones cambiarias de arbitraje, se compra una moneda extranjera y se liquida esa operación mediante el pago con otra moneda extranjera, es un tipo de operación cambiaria que se emplea con frecuencia en un mercado con situaciones restrictivas respecto de las importaciones o exportaciones, la idea es triangular operaciones con terceros países de tal manera de beneficiarse con la diferencia de cotización.


Los bancos acuden a la adquisición de valores negociables en determinadas plazas en las que su precio resulte más conveniente de tal forma que se presente una compensación entre las cotizaciones de distintas plazas. Hay que tomar en cuenta que este sistema no implica riesgos ni movilización de capital.


El arbitraje se realiza, entre otras, con monedas, metales, títulos, obligaciones y cualquier otro género de valores negociables. Permite al sistema el establecimiento de una nivelación armónica, entre las cotizaciones en diferentes plazas o lugares, gracias a la intercomunicación de los mercados y sus instituciones, generando operaciones que pueden ser liquidadas al contado o a plazo. En el último de los casos, las fechas de vencimiento deben ser cumplidas a cabalidad por las partes que intervienen.


El arbitraje de divisas o cambiario es por lo general un contrato realizado ínter bancos, cuya función específica consiste en equilibrar las posiciones de cambio y compensar con divisas, de las cuales se poseen excedentes; eliminado de esta forma saldos negativos que puedan mantenerse en otras.


Características de situaciones de Arbitraje


El hecho de que los tipos de cambio estén en línea la mayor parte del tiempo, facilita la organización de los centros cambiarios de los bancos.


Con costos de transacción, el tipo de cambio cruzado puede diferir del tipo de cambio directo. Los costos de transacción reducen la utilidad del arbitraje o la eliminan totalmente.


Para considerar los costos de transacción, es necesario tener en cuenta el diferencial cambiario entre el tipo de cambio a la venta y el tipo de cambio a la compra.


Tipos de Arbitraje


Arbitraje de dos puntos: este tipo también se reconoce como arbitraje espacial, y su característica fundamental es aprovecha la diferencia de precios de la misma moneda en dos mercados o dos vendedores en el mismo mercado. Estas operaciones de arbitraje sólo funcionan bien con grandes sumas de dinero.


Sistema de tres puntos (tres plazas de mercado distintas): Llamado Arbitraje triangular, involucra tres plazas y tres monedas; para que sea lucrativo, el tipo de cambio directo debe ser diferente al tipo de cambio cruzado o lo que significa que los tipos de cambio no deben estar alineados. En este arbitraje, si la vuelta completa en una dirección provoca una pérdida, la vuelta en el sentido contrario genera una utilidad.


Es una estrategia más compleja, debido al uso de computadoras y sistemas comerciales de alta velocidad, los grandes operadores a menudo detectan diferencias en las cotizaciones de los pares de divisas y cierran la brecha rápidamente.


Al contado o de cartera: cambio de valores que se poseen en cartera, por otros valores que parecen más seguros o de un rendimiento superior.


A término: vender a término un valor comprando otro en el mismo vencimiento, cuando se espera una baja en el primero y un alza en el segundo.


El arbitraje es un factor importante, por ejemplo, para alcanzar el equilibrio en el poder adquisitivo entre diferentes monedas. Esto quiere decir, que en condiciones ideales, las monedas tenderían a encontrar una tasa de cambio que refleje las condiciones de mercado de cada país.


El riesgo más importante que deben enfrentar los operadores al arbitrar monedas es el riesgo de ejecución. Este riesgo se refiere a la posibilidad de que la cotización de la moneda deseada se pierda debido a la naturaleza rápida de los mercados de divisas.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo