¿Qué es y por qué invertir en una empresa Fintech?

Las finanzas y la tecnología son dos de las industrias más grandes del mundo, la combinación de ambas es atractiva para quienes pueden obtener ganancias.

El término “Fintech” se usa para los desarrollos tecnológicos recientes en el ámbito financiero, desde aplicaciones para realizar pagos hasta criptomonedas. Al combinar el desarrollo tecnológico con los servicios financieros, el sector Fintech ha revolucionado la industria entregando mejores servicios para empresas y personas.


La tecnología financiera es una “nueva tecnología que busca mejorar y automatizar la entrega y el uso de servicios financieros”. Una empresa Fintech proporciona servicios financieros a través de software u otra tecnología. Usan sistemas informáticos para que empresas y consumidores administren mejor sus operaciones financieras y procesos mediante el uso de software y algoritmos para computadoras y teléfonos inteligentes.


La evolución


La industria Fintech no es nueva, pero ha evolucionado rápidamente. La tecnología siempre ha formado parte del mundo financiero: con las tarjetas de crédito en la década de 1950, cajeros automáticos, pasarelas de pagos de comercio electrónico, aplicaciones de finanzas personales y comercio de alta frecuencia en las décadas siguientes.


Algunos avances recientes están utilizando algoritmos de aprendizaje automático, blockchain y ciencia de datos para hacer de todo; desde analizar y procesar riesgos crediticios, hasta ejecutar fondos de cobertura. Ahora existe un subconjunto completo de tecnología regulatoria denominada "regtech" diseñada para navegar por el complejo mundo del cumplimiento y problemas regulatorios en diversas industrias.


¿Por qué invertir en empresas de tecnología financiera?


Las finanzas y la tecnología son dos de las industrias más grandes del mundo, la combinación de ambas es atractiva para quienes pueden obtener ganancias, muchos participantes del mercado han comenzado a invertir en estas empresas. A medida que el sector madura, algunas tendencias dominan la industria. Presentamos cuatro de ellas:


Tecnología de contabilidad distribuida. Conocida como Blockchain, permite realizar de forma segura y confiable cualquier transacción sin necesidad de intermediarios.


Inteligencia artificial y análisis avanzado. Se trata del uso de inteligencia artificial para realizar análisis de bases de datos, de manera rápida y eficiente.


Computación cuántica. Busca desarrollar con la ayuda del entrelazamiento cuántico, una supercomputadora, capaz de realizar una multitud de operaciones simultáneas, superando las limitaciones de la informática tradicional.


Mejoras en la poscomercialización. Se trata de incrementar la productividad por medio de automatización y la robótica, lo que traerá eficiencia y uniformidad a la administración de riesgos y generación de reportes requeridos por las entidades regulatorias.


El sector de la tecnología financiera avanza en bienes raíces, préstamos y pagos transfronterizos. México fue el primer país de la región en establecer una normativa para entidades que entregan servicios financieros por medios tecnológicos, con la Ley de Tecnología Financiera o Ley Fintech, apoya al crecimiento de este tipo de empresas y entrega certidumbre a la industria.


Inversionistas y la industria Fintech


Esta industria se ha colocado como una opción de financiamiento y una alternativa para inversionistas en América Latina. Con la pandemia se perfilaron como las favoritas entre consumidores: gestionar pagos, transferencias y créditos a través de estas plataformas fue una alternativa flexible y segura.


Aunque hay empresas especializadas en big data, analytics, inteligencia de negocios, ciberseguridad y contratación electrónica, las fintech se han diferenciado por otorgar servicios en soluciones financieras y crowdfundig.


Las fintech han mantenido una tendencia de inversión constante a nivel global. En la primera mitad de 2020, recibieron 17,300 millones de dólares de capital privado, y la cifra aumentó en la segunda mitad del 2020.


La región de Latinoamérica es un mercado con potencial, al inicio la inversión en estas empresas tecnológicas no fue sencilla, pero su adopción en el sistema financiero cambio esa condición. Los países con un ecosistema emprendedor son Brasil, Chile y México, debido a las historias de éxito dentro de la industria. Situación que incrementa el interés de inversionistas locales e internacionales.


Los fondos de capital privado con apetito en la industria se concentran en bancos digitales, marketplace de servicios financieros, soluciones de logística y pagos e, incluso, en criptomonedas.


Este escenario permite a nuevas empresas impulsar nuevos servicios o emprendimientos con potencial de crecimiento. Incluso, este tipo de empresas son de las más atractivas para los inversionistas de capital privado. En México, son el segundo sector de inversión más importante para los fondos de capital privado en los últimos dos años.


De esta forma, las empresas Fintech son una alternativa interesante para invertir en negocios atractivos. Se trata de una industria con futuro que cambiará para siempre el paradigma financiero.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo