Tecnología financiera, la imaginación es el límite

Fintech es una industria financiera que aplica nuevas tecnologías a actividades financieras y de inversión; aplicaciones, procesos, productos o modelos de negocios en la industria de los servicios financieros​, puestos a disposición vía Internet.

Fintech o Financial Technology (Tecnología Financiera) es una industria financiera que aplica nuevas tecnologías a actividades financieras y de inversión; nuevas aplicaciones, procesos, productos o modelos de negocios en la industria de los servicios financieros​, compuestos de uno o más servicios complementarios, puestos a disposición del público vía Internet.


Las Fintech ofrecen herramientas tecnológicas que ayudan a la realización de actos jurídicos relacionados con el dinero de forma eficiente, sencilla, y con costos razonables. Se divide en cuatro segmentos:


· Herramientas de operación y medios de pago

· Conocimiento del cliente y Big Data

· Seguridad e identificación de personas

· Dinero electrónico


Las Fintech son generalmente StartUps expertas en nuevas tecnologías que quieren captar parte del mercado dominado por grandes empresas, que a menudo son lentas y poco innovadoras en la adopción de nuevas tecnologías.


Algunos ejemplos de servicio son: pagos y transacciones, banca “online”, negociación de mercados, gestión de materias primas, financiación colectiva, desarrollo de sistemas de seguridad financiera, asesoramiento “online”, monederos digitales. Las posibles combinaciones para desarrollar y crear una “startup fintech” son tantas como las que pueda imaginar el emprendedor. Páginas web, apps móviles, o con gestión más tradicional pero dentro de entornos tecnológicos.


Una posibilidad para emprender con fintech es el desarrollo de servicios que compitan contra las entidades financieras tradicionales, pero que a su vez se lo puedan vender más tarde. También, las empresas que son clientes de las compañías financieras y pueden ver oportunidades de negocio para su propia gestión. Y no solo los “grandes”, la banca más pequeña puede ver oportunidades en los servicios creados por estas startups, y que quieran añadir a su cartera de servicios.


Por último, y no menos importante, todo negocio creado para la ciudadanía y los nuevos hábitos de vida pueden provocar la autogestión económica a pequeña escala, y que no haya miedo a refugiarse en estas empresas fintech para llevar la gestión personal.


Áreas clave


Algunas de las áreas Fintech más destacadas son:


Banca móvil, Big data y modelos predictivos, Compliance, Crowdfunding, Crowdlending​, Criptomoneda y monedas alternativas, Forex (mercado de divisas), gestión automatizada de procesos y digitalización, pagos y transferencias, préstamos, seguros, seguridad y privacidad, servicios de asesoramientos financiero, Trading, Sandbox, Escrow.


Pero las áreas clave en las que la tecnología financiera ha sido usada son: para automatizar la administración de seguros, negociación bursátil y gestión del riesgo.


Los servicios podrían originarse de varios proveedores de servicios independientes incluyendo al menos un banco o seguro autorizado. La interconexión es mediante APIs abiertas y la banca abierta y soportado por regulaciones gubernamentales.


En el trading en los mercado de capitales, las innovadoras plataformas electrónicas, facilitan las inversiones online y en tiempo real. Las redes de Trading Social, permiten a los inversores observar el comportamiento que tienen sus compañeros y los traders expertos a la hora de invertir. De esta manera, pueden seguir sus estrategias de inversión en el cambio de divisas y en los mercados de valores.


Los Robo-advisors, conocidos como gestores automatizados, son asesores financieros automatizados que proveen consejos financieros o una gestión de inversión online, con una mínima o moderada intervención humana.​ Proveen consejos financieros digitales basados en leyes matemáticas o algoritmos. Proporcionan una alternativa de bajo costo respecto a los consejos humanos.


Panorama en México


Desde el siglo pasado en México han existido empresas consideradas Fintech como EGLOBAL, PROSA, TMSourcing y empresas relacionadas con la Bolsa Mexicana de Valores, como BURSATEC, MEXDER, entre otras; y en el siglo XXI se consolidan empresas como Buró de Crédito, y Círculo de Crédito con el tema de BIG DATA, y figuras jurídicas como la Sociedad Financiera de Objeto Múltiple consolidan la filosofía hoy llamada Fintech.


México es el país con mayor número de empresas Fintech de toda Latinoamérica con 158 startups, seguidos por Brasil con 130 y Colombia con 77.


El crecimiento de este sector es muy grande y está proyectado a que sea aún mayor captando parte del mercado bancario. Se espera que en los próximos 10 años el sector capte hasta el 30 % de la industria bancaria, que equivaldría a 9 mil millones de dólares americanos. Más del 20 % de la industria de Servicios Financieros estará en riesgo debido al crecimiento exponencial de las empresas Fintech en México.


Desde el año 2017 la Ley Fintech en México regula los pagos electrónicos, el financiamiento colectivo (crowdfunding), los activos virtuales y la asesoría financiera electrónica.


El 10 de septiembre de 2018, fueron publicadas las Disposiciones de carácter general para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera (“Ley Fintech”), las dirigidas a las Instituciones de Fondos de Pago Electrónico, relativas a las disposiciones de carácter general aplicables a las operaciones de las Instituciones de Fondos de Pago Electrónico, lo que brinda un marco legal para que las instituciones de Tecnología financiera se constituyan y realicen sus operaciones​.


Por último, el crecimiento del sector Fintech ha sido constante desde su aparición, cada vez más emprendedores deciden apostar por este tipo de negocios. Es un hecho que el futuro ya está aquí, y hoy más que nunca es el momento de apostar por este terreno, porque el mundo ya se dio cuenta de que existen escenarios donde las necesidades del mundo contemporáneo serán cubiertas principalmente por medios digitales.

0 comentarios