El arte como testimonio de la historia de la Navidad

Influidos por las ideas estéticas de cada momento histórico, por las costumbres sociales de cada región, y por su personalidad, artistas de todas las épocas han reflejado en su obra la Navidad.

La solemne Misa de medianoche, que se celebra en la noche del 24 al 25 de diciembre, popularmente conocida como Misa del Gallo, abre para la Iglesia católica el llamado tiempo de Navidad, que se celebró por primera vez en el año 379 en la ciudad de Constantinopla.


En estas fiestas sobreviven costumbres de las fiestas saturnales: fiestas romanas en honor a Saturno (dios de la agricultura), en las que se celebraban banquetes, intercambios de regalos, cánticos y bailes (eran Navidad y Carnaval juntos), y que tanto dificultaron a la Iglesia católica en su intento de alejarlas de la religiosidad de la Navidad cristiana.



La Sagrada Familia de Miguel Ángel. 1503. Óleo y temple sobre madera. Galería de los Uffizi. Florencia

La Sagrada Familia de Miguel Ángel


Desde los ciento veinte centímetros de diámetro de este adorno circular del marco original diseñado por Miguel Ángel, son una obra maestra.


Exhibido en la Sala 35 de la Galería de los Uffizi en Florencia. El impresionante colorido lo consiguió con una técnica mixta que emplea la témpera y el óleo, con un procedimiento conocido como cangianti.


La composición, adaptada al formato circular con trazos propios del Manierismo, en este caso, pinceladas adaptadas a la figura circular del marco, con proporciones irregulares que se valen de la perspectiva para que el resultado parezca natural. Y posiciones forzadas para presentar una Familia físicamente poderosa que más que pinturas, parecen esculturas en color.

En cuanto a la iconografía del marco dorado, que incluye la cabeza de Cristo, se interpreta como la representación de las tres edades del mundo. Los “ignudi” (ángeles sin alas desnudos) al fondo de la obra, son la civilización pagana, San Juanito y San José, la era mosaica (antiguo pueblo de Israel), y la Virgen y el Niño la era de la Redención, con San Juanito como elemento de unión entre las tres edades.

La Natividad de Caravaggio, en el Oratorio de San Lorenzo. Óleo sobre lienzo. 1609. Palermo.

La Natividad de Caravaggio


Expuesta en el Oratorio de San Lorenzo de la siciliana ciudad de Palermo, fue robada por la Cosa Nostra en 1969, esta Natividad de Caravaggio transmite un sentimiento de tristeza.


San Lorenzo y San Francisco están presentes junto a los pastores y a la Virgen, que con expresión de tristeza mira a un Niño rollizo y sonriente. La escena está inundada de un silencio melancólico que anticipa el dolor del sacrificio que le espera al recién nacido.


El único elemento de celebración es el ángel que desciende creando una línea importante de lectura en la obra. Lleva en una mano una banda con una inscripción que anuncia la “Gloria en las alturas”, mientras que con la otra mano señala al cielo, indicando el origen divino del niño.


Desde la Navidad del 2015 una reproducción digitalizada ocupa el lugar del original. La copia digital fue realizada a partir de fotografías de la última restauración de 1951.


El hurto está ubicado en el tercer puesto de entre los diez robos de arte más importantes de la historia; un integrante de la mafia aseguró durante un proceso judicial que el lienzo se expone durante las reuniones de Cosa Nostra como símbolo de su poder.

La Noche de Antonio da Correggio. 1530. Óleo sobre tabla. Gemäldegalerie Alte Meister, Dresde

La Adoración de los Pastores. Correggio


Conocida como “La noche” por su ambientación nocturna, con un juego de luces en una composición con estilo barroco temprano, influido por los grandes renacentistas.


El Niño como foco de luz, sirve para crear un juego de contrastes entre luces y sombras que enfatizan la dulce belleza de la Virgen y la ternura de los pastores, expresiones propias de Correggio. El cielos del fondo denota influencias de Rafael o Leonardo, y el pastor del primer recuerda a Miguel Ángel.


Otra evidencia que nos acerca al Barroco es el movimiento que generan las diagonales cruzadas habituales en Caravaggio o Rubens, pero Antonio da Corregio se aleja del estilo al desplazar la escena a la derecha, rompiendo la simetría. Las posturas están realizadas con trazos acentuados y presenta un rompimiento propio del Manierismo.

Tabla central del Tríptico de la Anunciación de Van der Weyden. 1440. Óleo sobre tabla. Museo del Louvre.

La Anunciación de Van der Weyden


Roger van der Weyden, miembro de esa lista de maestros “Primitivos flamencos”, dejó en esta tabla central del Tríptico de La Anunciación, el encuentro con la Virgen de un ángel vestido de manera suntuosa.


El estilo recuerda al retrato de Van Eyck el “Matrimonio Arnolfini”. En esta oportunidad, Van der Weyden sitúa la escena en un lujoso interior envuelto con telas rojas y lámparas de cobre tallado, como aquel cuarto donde los esposos se casaban.


El jarrón con agua que hay sobre un rincón de la chimenea, reflejando la luz que entra por la ventana junto a María, está hecho de cristal, símbolo de pureza. En el suelo un jarrón con lirios blancos, insiste en la pureza de la Virgen, cuyo sencillo vestido contrasta con el lujo de las ropas del ángel. Ha sido sorprendida mientras leía, podemos suponer que un libro de rezos, porque lo hacía arrodillada, y quizá sea este libro el símbolo de la difusión de la fé cristiana a través de la Madre de Dios.

La Adoración de los Pastores, Bartolomé Esteban Murillo


La Adoración de los Pastores, como testimonio artístico de la fiesta más universal, la Navidad. Bartolomé Esteban Murillo es el autor de esta obra de 1655, puro naturalismo barroco sevillano.


Murillo ilumina a María y a su hijo, y hace llegar la luz al simbólico cordero que acompaña a los pastores. La obra refleja las palabras de los evangelistas Lucas y Mateo sobre el nacimiento de Jesús, y busca detalles como la mula y el buey en los evangelios apócrifos.


Influidos por las ideas estéticas de cada momento histórico, por las costumbres sociales de cada región, por su personalidad, y las exigencias de los comitentes, artistas de todas las épocas han reflejado en su obra de una u otra forma la Navidad.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo