La Constitución Mexicana de 1917, anécdota de un documento con buenas intenciones

Su validez es cuestionada, incluso hay críticas sobre la forma en que está redactada, la cual la aleja del entendimiento de la mayoría de la gente y únicamente especialistas pueden acceder a su total comprensión

Hasta el día de hoy, la Constitución ha tenido varias reformas, que en su momento fueron necesarias e importantes, como el de los aspectos religiosos, la educación, el voto a la mujer, la ciudadanía a los 18 años, la impartición de justicia, reforma energética y petrolera, por mencionar algunas.


El deseo de los mexicanos por construir un país que nos diferenciara y hacer valer una identidad propia data desde 1808 que se registraron las primeras inquietudes de emancipación. Se consolidó hasta 1917 que se promulgó la actual Constitución Mexicana. Sin embargo, durante ese periodo se registraron diversas asambleas constituyentes.


A principios del siglo XX, se comenzó a reafirmar el pensamiento de la reivindicación del obrero y del campesino; reforma social que no se había contemplado en la anterior Constitución y los ideólogos de la Revolución deseaban crear nuevas instituciones de carácter social.


A finales de 1916, la posición de Carranza se había afianzado en casi todos los estados, a excepción de Chihuahua y Morelos. Había llegado la hora de legitimar la Revolución, aprobar una nueva Constitución y ser elegido presidente. Por lo tanto, en noviembre de 1916 invitó a la nueva clase política, la mayoría reformadores procedentes de la clase media, a una convención constitucional en Santiago de Querétaro.


La mitad de los asistentes tenían títulos profesionales, y sólo el 30% habían participado directamente en la Revolución. Eran jóvenes, ambiciosos y relativamente apolíticos. Carranza pensó que la nueva constitución sería como la de 1857, pero la mayoría de los delegados eran liberales del siglo XX, considerados radicales en México.


Aunque la asamblea estuvo conformada principalmente por constitucionalistas, participaron distintas corrientes, como obregonistas y huertistas, y de distintas formaciones. Se separaron en dos grupos: carrancistas o moderados y radicales o jacobinos; estos últimos superaron el proyecto original en sus reformas sociales, lo cual originó largos debates, como el del Articulo No. 3, que prohibía a los religiosos impartir educación.


A 103 años de su existencia, su validez es cuestionada, incluso hay críticas que giran en torno a la forma en que está redactada, la cual la aleja del entendimiento de la mayoría de la gente y únicamente personas especializadas pueden acceder a su total comprensión.


La Constitución de 1917 consta de 137 artículos. Definen lo que significa la ciudadanía, la organización de un gobierno, la reforma agraria, y enumeran una serie de derechos humanos básicos para todos los mexicanos. También establece la forma de gobierno, los servicios públicos y el bienestar social, y designa a la Ciudad de México como la capital de la nación, una entidad aparte y autónoma de la jurisdicción estatal.


Contiene tres artículos esenciales:
  • Artículo 3 establece una educación gratuita, laica y obligatoria.

  • Artículo 27 declaraba que todas las tierras usurpadas a los campesinos tenían que ser devueltas, aunque no tuvieran títulos de propiedad. Además, podría asumir el control de las tierras que no estuvieran siendo usadas “apropiadamente” y usarlas para el beneficio público; también que los extranjeros no podían poseer tierras a menos de 100 km de la frontera nacional o de 50 km del mar.

  • Artículo 123 estableció la jornada laboral de 8 horas, 6 días a la semana, el salario mínimo, y una remuneración equitativa para todos por el mismo trabajo. Otorgó a los trabajadores el derecho a organizarse, podrían negociar colectivamente y se les reconoció el derecho a huelga.

Este documento fue ratificado el 5 de febrero de 1917. incluyó, por primera vez en el mundo, garantías sociales a una constitución, lo que le valió el reconocimiento de “la primer Constitución social del Siglo XX”.


Refrendó la división de poderes en Ejecutivo, Judicial y Legislativo; este último se dividió por primera vez en cámaras de Diputados y Senadores. También ratificó el sistema de elecciones directas y anónimas, y decretó la no-reelección.

Como dato curioso, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, fue impresa en los talleres del periódico El Universal.


Más allá de eso, lo que se celebra hoy es que existe el patriotismo, y se debe entender como un esfuerzo por construir un país justo, en el que todo ser humano tenga las mismas garantías y posibilidades para desarrollar una vida libre y honesta.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo