Creación de marca, respuestas a tus dudas

Consigue que los clientes te perciban como el único proveedor de la solución para su problema o necesidad.

Conocido como "Branding", la "Creación de marca" es la percepción del consumidor cuando escucha o piensa en el nombre, servicio o producto de una empresa. El concepto de "marca" es la imagen mental que los consumidores tienen sobre una empresa; influenciada por elementos, palabras y creatividad que rodean a la corporación; es un objetivo que evoluciona con el comportamiento de los consumidores.


Se trata de conseguir que los clientes seleccionen la marca sobre la competencia, y lograr que la perciban como el único proveedor de la solución para su problema o necesidad.


La Creación de marca pretende alcanzar objetivos, como: entregar un mensaje de manera clara, confirmar la credibilidad, conectar emocionalmente el producto o servicio con el público, motivar al cliente a comprar, crear lealtad, desarrollar la marca y comprensión del consumidor. Para tener éxito se deben comprender las necesidades y deseos de los clientes.


La creación de marca se logra al integrar las estrategias en todos los puntos de contacto público. La marca es la expresión de quién eres como empresa u organización y lo que ofreces. Si pudiera hablar diría: "Existo porque". Si te relacionas con quién soy y por qué existo, es posible que te guste, puedes comprarme y contarle a los demás sobre mí.


A medida que el consumidor se identifique, ella vivirá dentro de sus corazones y mentes. La creación de marca es la suma de las experiencias y percepciones de los clientes.


Importancia de crear una marca

Una marca sólida es invaluable, es importante invertir tiempo en investigar, definir y desarrollarla, porque es una promesa para el consumidor. La creación de marca es estratégica y el marketing es táctico, es decir, se utiliza para que la marca llegue a los consumidores.


La marca sirve para comprender el propósito de los objetivos comerciales. Permite alinear un plan de marketing con esos objetivos y cumplir con la estrategia. La efectividad de la marca ocurre antes de la compra, y abarca la experiencia que le brinda al consumidor. ¿El producto o servicio tuvo el rendimiento esperado? ¿La calidad fue tan buena como se prometía? ¿Cómo fue la experiencia del servicio? Al dar respuestas positivas a estas preguntas, se ha creado un cliente leal.


Una marca crea clientes leales, y también empleados leales, les da algo en lo que creer, algo que respaldar. Les ayuda a comprender el propósito de la organización o el negocio.


Evaluar la marca

Para saber si la marca es lo suficientemente fuerte para dar el valor interno y externo que se necesita en el proceso de marketing, se pueden plantear estas preguntas. Si las respuestas no son claras se debe regresar al punto de origen y perfeccionar el proceso de branding.


¿La marca se relaciona con el público objetivo?; ¿El publico la captará instantáneamente o sin pensar demasiado?; ¿Comparte la singularidad de lo que ofrece y por qué es importante?; ¿Refleja la promesa de lo que está haciendo, a quién está apuntando?; ¿Refleja los valores que desea representar con el cliente?


¿Qué hacer para sobresalir? Ser diferente a las demás

Una marca está compuesta por elementos sicológicos, distintivos verbales y gráficos que portan vínculos emocionales, valores intangibles y culturales que son compartidos con los clientes.


Una marca hacen parte de nuestra cultura, es una filosofía de vida, la huella diferencial, una forma de pensar que va de acuerdo a una promesa de algo que consumimos.


Para crear una marca se necesita:

1. Responder preguntas como: ¿Por qué debe existir?, ¿Qué proyecto se tiene para ella?, ¿Cuáles son sus valores y su misión?, ¿Qué territorios geográficos abarcará?, ¿En qué categoría del mercado se ubicaría?, ¿A quién se va a dirigir?, ¿Qué imagen se quiere dar al público?


2. Investigación

A la par de las preguntas, se deben realizar investigaciones acerca de la cultura en la que se estará inmerso y las promesas que las personas esperan recibir.


Convierte las preguntas en objetivos a investigar.


⦁ Definir tu diferencial con respecto a las otras marcas.

⦁ Construir alternativas del proyecto.

⦁ Analizar los valores del espacio y del público en que te moverás.

⦁ Trazar las ventajas y desventajas del territorio geográfico.

⦁ Definir los gustos, costumbres, comportamientos de tus clientes.

⦁ Conocer las leyes y políticas asociadas a tu sector del mercado.


La idea es definir conceptos que serán la base para crear la identidad de tu marca a largo plazo, además de ser fuente de inspiración y energía. Se establecerán conceptos, emociones y asociaciones con las que quieres atraer, comunicar tus ideas y ser recordado.


Es el momento para forjar la personalidad que te definirá, la identidad verbal, visual, y la promesa por la que tu marca luchará. Debes procurar por que tu marca sea: breve, sencilla, de fácil lectura y pronunciación, vistosa, asociable, original, distinta, evoque memorización.


Consejos para la creación de una marca

1. Define tu marca


La sintonía es la clave del éxito en toda marca. Tu marca tiene una razón de ser: aportar momentos significativos a tu público, por ello, investígalo a profundidad y constrúyete de acuerdo al resultado que te arroje.


Una vez elegido tu carácter, procura mantenerte en él, sé siempre fiel a tu promesa de marca y al tono de comunicación que ya te habías planteado seguir.


2. Piensa tu marca como una persona


La personalidad determina nuestro comportamiento en diferentes situaciones; una marca con personalidad debe corresponder a este principio humano. Las personas sienten mayor identificación y sentido de pertenencia con aquello que se muestre humano, más que en algo sin vida y que se asemeje a una máquina.


Por otro lado, la personalidad ayuda a las marcas a ser fieles a quienes son y esto es su principal diferencial con respecto a otras marcas. Como en las personas, ninguna es igual a la otra, por tanto, con las marcas debería suceder lo mismo.


3. Elige un buen nombre


El nombre de una es la enunciación con la que serás conocido. Es el activo más importante de toda empresa y negocio. Evita malas asociaciones y sé estratégico: ¿Qué significaría en otros idiomas?, evita herir susceptibilidades y malas interpretaciones.


4. Crea un logotipo


El logotipo es la síntesis de la promesa, del tono de comunicación, del valor y del nombre. Procura que sea atractivo y preciso con lo que quieres dar a conocer de tu marca.


Debe funcionar en las diferentes escalas de tamaño, que sea comprensible si se ubica en enormes vallas o tarjetas de presentación. Un buen logotipo es el que funciona tanto a color como a escala de grises.


Debe ser sencillo, atractivo, comprensible, memorable, adaptable pero con capacidad de permanecer en el tiempo. Un logotipo exitoso, puede ser dibujado por los clientes utilizando un lápiz y papel.


5. Eslogan


Crea una frase cuyo éxito esté en su sonoridad. Haz que sea pegadizo, contagioso y fácil de recordar. El propósito del eslogan es complementar la identidad de la marca y hacer que las personas logren recordarla sin necesidad de ver el nombre o el logo.


6. Plantear un diferencial


Identifica características y beneficios (reales y creíbles) que hagan de tu marca algo diferente. Lo ideal es dar a conocer constantemente ambos factores a tu público.


7. Define tu público


Es de vital importancia definir un público objetivo, pues a este será a quién dirijas la comunicación de tu marca. Vale la pena segmentar a este público, para llegar de forma más apropiada y de manera más directa.


8. Más que ventas, genera experiencias


Diseña y lleva a cabo experiencias que enriquezcan la sensación de bienestar en el cliente. Esto ayuda a forjar la confianza y los fuertes lazos con ellos. Crea redes de contacto por los cuales puedas estar constantemente al tanto de la opinión y sensación de tus clientes.


9. Relación a largo plazo


Sé auténtico y fiel con tu marca, de esta forma las personas encontrarán en ella confianza y por ende, una relación que pueda continuar a lo largo del tiempo.


10. Coherencia


Todos los mensajes procura que vayan por una misma línea de comunicación y siempre apelar por la verdad y el cumplimiento de tu propuesta, pues así mantendrás la fidelidad de tu marca y los clientes siempre verán una correspondencia clara entre lo que dices y haces.


11. Transmite valores


La marca, sus empleados, su comunicación, deben ser capaces de aportar, reflejar y promover valores acordes a las expectativas de tu público.


12. Sé auténtico


No trates de imitar el aspecto ni la comunicación de grandes marcas; sé tú mismo. Si estás iniciando, aprovecha tu posición para atraer clientes que busquen originalidad. Lo más importante es ser innovador. Atrévete a ser tú.


Objetivos de la creación de una marca

Crear el entorno ideal para apoyar los productos o servicios que se comercializan; ofrecer un valor adicional a los clientes, mejorando la relación y fidelización; crear una comunidad de clientes que generen sentimiento de pertenencia; aumentar el interés por nuestra oferta; aumentar el valor de nuestra oferta; reforzar la imagen de la empresa o negocio; construir el posicionamiento; mejorar la reputación.


El éxito

El éxito se logra con perseverancia y trabajo arduo. Para efectos de ese trabajo constante en nuestras marcas, es importante tener presente:


Visibilidad: Atraer con colores, formas, texturas.

Estética: Despertar emoción, seducir.

Asociativa: Vincular a significados positivos.

Recordable: Imponerse en la memoria emocional.

Comunicativa: Ser simpático con la gente al momento de comunicar

Designativa: Nombrar y señalar correctamente

Significativamente: Representar valores acordes a las expectativas

Identificativa: Diferenciarse en los aspectos que rodean a tu marca y negocio.


Y nunca dejes de:


1. Segmentar:


Es difícil ser una marca multitarget, que se dirija a muchos públicos, lo ideal es escoger uno y enfocarse en darle lo mejor de nuestra propuesta.


Entre más cerrado esté el segmento de público, más fácil será encontrar elementos comunes en ellos, por tanto, más fácil será la comunicación y más fácil podrás encontrarlos. El que mucho abarca, poco aprieta, entonces mejor abarca con éxito un nicho de acuerdo a tus verdaderas capacidades de atención.


2. Investigar:


Hay que indagar, incluso si la marca ya está elaborada. Buscar información constantemente sobre tu consumidor y entender sus necesidades.


Investiga el mercado, tu categoría y competencia directa e indirecta, productos complementarios, suplementarios, entre otros. Qué se está vendiendo, qué precios tiene el mercado para tu producto, servicio o idea. Qué gusta, qué motiva, entre otros.


3. Enfocarte:


Trata de que tu marca ofrezca una sola idea; pues, es difícil, como en una persona, ser exclusivo, seguro, práctico, cómodo, económico, sorprendente entre otros, a la vez.


Muchas formas de ser ni siquiera son compatibles, continúa revisando contantemente quién eres como marca y esfuérzate por potencializar esa característica demostrándolo no solo en lo que ofreces sino también en cómo lo ofreces.


4. Identificarte:


Dale personalidad a tu marca, eso sí, no significa que no puedas redefinirte. ¡Por el contrario! Evalúate constantemente, al igual que como humanos lo hacemos con nosotros mismos.


Según vaya transcurriendo el tiempo, verás que el interés de tu público, del entorno y de ti mismo, irán cambiando sin siquiera planearlo. No obstante, la clave es siempre revisarte para poder dar el paso al cambio en el momento adecuado.


5. Hacerte físico:


Llegó la hora de hacer nuestros distintivos, aquellos objetos que entregaremos a nuestros clientes para forjar su recuerdo hacia nosotros. El manual de marca, nuestra tarjeta de presentación, bolsas, membretes entre otros.


6. Comunicarte:


La comunicación es la clave del éxito en todos los ámbitos. Sin comunicación, no podemos dar a conocer lo que tenemos para ofrecer, por tanto, se debe divulgación lo más posible.


Hay diversos métodos para comunicar: está la forma tradicional, basada en la Publicidad y el Mercadeo Clásico, como también existen otros métodos tales como el Inbound Marketing y dentro de este el Marketing de Contenidos.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo