top of page

Equilibrar la balanza: Cómo los líderes pueden priorizar la vida familiar y laboral

Cuanto más tiempo se dedique al trabajo, menos tiempo se pasará con la familia.

Cuanto más tiempo se dedique al trabajo, menos tiempo se pasará con la familia y se corre el riesgo de perder momentos importantes como ver crecer a los hijos o cuidar la salud mental. En nuestro país, aproximadamente el 30% de las personas trabajan hasta altas horas de la tarde y cerca del 10% hasta altas horas de la noche.


Pero, ¿cómo puede un director saber si su trabajo está afectando su vida familiar? Rami Assaf, gerente de Recursos Humanos en Ayming España, menciona que la causa principal de conflicto entre el trabajo de un líder y su familia son los largos periodos de sobreexigencia laboral y la falta de límites claros.


Además, los CEO tienen la responsabilidad de garantizar un equilibrio entre el trabajo y la vida personal de sus empleados, lo que aumenta la carga sobre ellos. Algunos síntomas a tener en cuenta son el estrés, el agotamiento y la disminución de la satisfacción en el trabajo.


Desde la perspectiva de Recursos Humanos, Assaf opina que los directivos deben promover una cultura laboral que respete y apoye las distintas necesidades de los empleados, incluyendo sus compromisos familiares. Esto implica no solo implementar políticas como flexibilidad de horarios o el teletrabajo, sino también crear un entorno donde los empleados y los líderes se sientan capacitados para priorizar sus vidas personales sin preocuparse por ser juzgados.


Al fomentar el equilibrio entre el trabajo y la familia, no solo se mejora la satisfacción y la retención de los empleados, sino que también se contribuye a un ambiente laboral más productivo.


Para lograr esto, Assaf recomienda evaluar regularmente la eficacia de las políticas e iniciativas de conciliación. Al solicitar retroalimentación a los empleados a través de encuestas internas, y observar indicadores como el compromiso de los empleados y las tasas de rotación, se puede asegurar que la empresa sigue siendo receptiva a las necesidades cambiantes y continúa promoviendo un equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

El trabajo afecta a la vida familiar del 90% de los trabajadores

La recomendación más común es separar los problemas laborales de los familiares, pero en realidad esto puede resultar complicado e incluso imposible en algunos casos.


El estrés y el acoso laboral no solo afectan en el ámbito laboral, sino que también tienen repercusiones en la familia, la pareja y en el entorno social. Muchas empresas tienen una cultura organizacional en la que se normalizan situaciones de estrés extremo, lo cual puede llevar a problemas personales y familiares.


Según el Termómetro Laboral de OCC, el 90% de los trabajadores reconoce que los problemas en el trabajo han tenido un impacto negativo en su vida familiar. Entre las principales afectaciones se encuentran el aumento del estrés y la tensión, cambios en la dinámica familiar, desánimo y aislamiento.


Uno de los factores que más afectan la vida personal es tener malas relaciones con los líderes en el trabajo. Estas relaciones pueden influir en la salud física y mental de la persona, así como en su comportamiento con la familia, reproduciendo patrones de agresión de manera inconsciente.


De acuerdo con un estudio realizado por una bolsa de empleo en línea, la mitad de los empleados que sufren conflictos familiares debido a problemas en el lugar de trabajo lo experimentan con frecuencia, mientras que un 13% lo experimenta de manera constante.


Los entornos laborales negativos, las cargas de trabajo abrumadoras, los horarios prolongados y la violencia son algunos de los factores relacionados con el ambiente laboral que afectan la salud mental de las personas, pudiendo repercutir en su vida personal.


El impacto negativo de estos problemas no se limita a la empresa y la familia del trabajador, sino que también se extiende a nivel social.


Además, los lugares de trabajo pueden afectar de manera negativa a aspectos personales como el tiempo dedicado a las relaciones interpersonales fuera del trabajo. La falta de tiempo para amigos, familiares y dificultad para conciliar el sueño son los principales aspectos de la vida personal que se ven afectados por la dinámica laboral, según el informe "Salud mental en el trabajo: Líderes y dinero" del Workforce Institute de UKG.


A medida que las personas trabajan más, disponen de menos tiempo para otras actividades como socializar, descansar, comer o dormir. Tener tanto la cantidad como la calidad del tiempo libre es crucial para el bienestar general, pudiendo aportar beneficios adicionales para la salud física y mental de las personas.


Al interior de la organización, nuestro país es una de las economías donde las personas le dedican menos horas de su día al cuidado personal como dormir o comer, y a actividades de ocio entre las que se encuentran la vida social con amigos y familia, los juegos o ver la televisión.


Un líder estresado

Los líderes tienen dos responsabilidades, una en casa y otra en la oficina. Sin embargo, la primera área que se ve afectada por la sobrecarga de trabajo suele ser la vida familiar, no

la laboral. La falta de equilibrio puede causar problemas en la relación de pareja, ya sea por la falta de tiempo juntos o por el estrés que genera el trabajo en el hogar.


Además, la conciliación también puede afectar a otros miembros de la familia, como los padres o los abuelos.


Desde su experiencia como CEO, Luis Martín Lara aconseja que al asumir un cargo de alta responsabilidad, es crucial contar con el apoyo de la familia, ya que el trabajo no se limita a un horario de oficina.


Para un liderazgo que promueva la conciliación, Martín enfatiza la importancia de establecer límites entre la vida profesional y personal, tanto para uno mismo como para el equipo. Fomentar una cultura laboral que valore el tiempo fuera del trabajo, la salud mental y la importancia de tomar vacaciones y descansos adecuados es esencial. Un equipo que logra un equilibrio entre trabajo y vida personal será más feliz, comprometido y productivo.

Balance vida-trabajo

Es importante prestar atención a las señales de que el trabajo está invadiendo la vida personal, como reuniones nocturnas o correos electrónicos fuera de horario. En ese sentido, es esencial encontrar momentos de desconexión para relajarse y disfrutar con los seres queridos.


En la actualidad, encontrar un equilibrio adecuado entre el trabajo y la vida personal se ha vuelto cada vez más importante para las personas. Según el Informe Workmonitor 2024 de Randstad, más de la mitad de los trabajadores en México consideran que su vida personal es prioritaria respecto a su empleo. Este cambio de enfoque refleja la tendencia actual de reevaluar las prioridades, poniendo el equilibrio entre la vida laboral y personal en el centro de las decisiones profesionales.


En el último año, la importancia del equilibrio entre el trabajo y la vida personal ha aumentado significativamente, casi equiparando al salario como factor clave a la hora de planificar el futuro profesional.


Casi la mitad de los encuestados en México afirman que estarían dispuestos a renunciar a un empleo que interfiera con su vida personal. Además, la demanda de flexibilidad laboral está en aumento, con un porcentaje significativo de personas dispuestas a dejar su trabajo si se les exige pasar más tiempo en la oficina.

0 comentarios

Comments


bottom of page