Halloween, una celebración con orígenes auténticos

Actualmente esta es una fiesta fuertemente relacionada con el estilo estadounidense que venden los medios de comunicación, pero sus raíces coinciden con varias culturas alrededor del mundo.

Halloween o Hallowe'en (contracción de "All Hallows 'evening"), también conocido como Allhalloween, Víspera de Todos los Santos, es una celebración que actualmente se desarrolla en muchos países el 31 de octubre, víspera de la fiesta cristiana del Día de Todos los Santos.

La teoría más aceptada señala que la tradición fue influenciada por festivales de cosecha celtas, particularmente el festival gaélico Samhain, para los celtas, el día terminaba y comenzaba al atardecer; así, el festival comenzaba la noche anterior al punto medio entre el equinoccio y el solsticio. Algunos sostienen que Samhain puede haber sido Cristianizado como el Día de Todos los Santos, junto con su víspera, otros creen que Halloween comenzó como una fiesta cristiana, la vigilia del Día de Todos los Santos.

Los antiguos celtas creían que la línea que une a este mundo con el “Otro Mundo” se estrechaba con la llegada del Samhain, permitiendo a los espíritus (buenos y malévolos) atravesar. Los ancestros familiares eran invitados mientras que los espíritus dañinos eran alejados. Se cree que los trajes y máscaras eran para ahuyentar a los espíritus malignos, su propósito era adoptar la apariencia de un espíritu maligno para evitar ser dañado.

La palabra Halloween o Hallowe'en data aproximadamente de 1745 y es de origen cristiano, significa "Noche de los Santos", proviene de un término escocés para la víspera de Todos los Santos. Otra hipótesis indica que el significado original en gaélico antiguo (irlandés antiguo) de Samhain proviene del protocéltico “samoni” (asamblea o reunión), de ser así, es probable que la palabra Samhain se refiriera a una asamblea de los vivos con los muertos, precisamente lo que los celtas creían que ocurría durante esta fecha.

Aunque también se ha considerado que sus orígenes se encuentren en la fiesta romana de Pomona, diosa de las frutas y semillas, o en la fiesta de los muertos llamada Parentalia.

Tradición cristiana

Desde la época de la Iglesia primitiva importantes celebraciones cristianas (Navidad, Pascua y Pentecostés) tienen vigilias que comienzan la noche anterior, al igual que la fiesta de Todos los Santos.

La fiesta de Todos los Santos, en su fecha actual en la Iglesia Occidental se remonta a la fundación por el papa Gregorio III (731–741) de un oratorio en San Pedro para las reliquias “de los santos apóstoles y de todos los santos, Mártires y confesores”. En 835, “Todos los Santos” se cambió oficialmente del 13 de mayo al 1 de noviembre, la misma fecha que Samhain, a instancias del papa Gregorio IV.

En Norteamérica

En 1840 llegó a Estados Unidos y Canadá, donde quedó arraigada gracias a los inmigrantes irlandeses, que transmitieron la tradición durante la Gran hambruna irlandesa. Ellos difundieron la costumbre de tallar los jack-o'-lantern (calabaza con una vela dentro), inspirada en la leyenda de “Jack el Tacaño”.

Sin embargo, la fiesta no comenzó a celebrarse masivamente hasta 1921. Ese año se celebró el primer desfile de Halloween en Minnesota y luego le siguieron otros estados y la fiesta adquirió popularidad en las siguientes décadas.

La internacionalización de Halloween se produjo a finales de los años 1970 y principios de los 1980 gracias al cine y series de televisión. En 1979, se estrenaba en Estados Unidos Halloween, de John Carpenter; película ambientada en la víspera de Todos los Santos, una referencia para el cine de terror clase B; con innumerables secuelas e imitaciones.

Actualidad

Hoy en día, Halloween es una de las fechas más importantes del calendario festivo estadounidense y canadiense. Algunos países tienen sus propias tradiciones y celebraciones ese mismo día, aunque coinciden en cuanto a su significado: la unión del mundo de los vivos y el reino de los muertos.

Jóvenes de muchas ciudades de Europa importaron el modo con el que Estados Unidos lo celebra, con fiestas y disfraces. El hecho de que esta fiesta haya llegado hasta nuestros días es gracias al despliegue comercial y la publicidad del cine estadounidense. La imagen de niños corriendo por oscuras calles disfrazados de duendes, fantasmas y demonios, pidiendo golosinas en un oscuro barrio, ha quedado grabada en la colectividad.

Dado que Halloween coincide con la temporada de la cosecha de manzanas, las manzanas de caramelo son comunes, anteriormente se les daban a los niños, pero se perdió la costumbre por rumores de que había personas que incrustaban clavos en las manzanas en Estados Unidos. Si bien hay pruebas de estos incidentes, son raros y nunca han provocado lesiones graves. Muchos suponen que estas prácticas fueron exageradas por los medios de comunicación. Se conocen pocos casos de intoxicación por caramelos manipulados.

Una costumbre que persiste en Irlanda es la preparación o compra de un pastel de frutas, en el que se coloca un anillo, una moneda y otros encantos antes de hornear. Se dice que aquellos que encuentran un anillo, encontrarán su verdadero amor el año siguiente. Esta tradición es similar a la de la rosca de Reyes en la fiesta de la Epifanía.

Truco o trato

Originalmente el truco o trato (“Trick-or-treat”) era una leyenda de origen céltico según la cual no solo los espíritus de los difuntos eran libres de vagar por la Tierra la noche de Halloween, sino toda clase de entes. Entre ellos había uno especialmente malvado que deambulaba por los pueblos, de casa en casa pidiendo “truco o trato”. Lo mejor era hacer trato, pues de no pactar con el espíritu (de nombre Jack-o'-lantern), él usaría sus poderes para hacer “truco”, maldiciendo la casa y a sus habitantes, llenándoles de infortunios. Como protección surgió la idea de crear en las calabazas formas horrendas, para así evitar encontrarse con el espectro.

Actualmente los niños se disfrazan y pasean por las calles pidiendo dulces de puerta en puerta. Después de llamar a la puerta, pronuncian la frase “truco o trato”, si los adultos les dan caramelos, dinero o cualquier otra recompensa, se interpreta que han aceptado el trato. Si por el contrario se niegan, los chicos les gastarán una pequeña broma.

En México existe una versión denominada Calaverita en la que los niños preguntan ¿Me da usted mi calaverita? en lugar de ¿Truco o trato? refiriéndose a un dulce con forma de calavera.



Jack-o'-lantern

El viejo relato que habla de Jack, un irlandés tacaño, pendenciero y borracho, asegura que el rumor de tan negra alma llegó hasta el mismísimo Diablo, quien acudió a comprobar si efectivamente era un rival de semejante calibre. Disfrazado como un hombre normal, acudió al pueblo y se puso a beber con Jack durante horas; tras ver que en efecto Jack era un malvado, le reveló su identidad.

Cuando Lucifer le dijo que venía a llevárselo, Jack le pidió que bebieran una ronda más, como última voluntad. El diablo se lo concedió, pero al ir a pagar ninguno de los dos tenía dinero; Jack retó a Lucifer a convertirse en moneda para demostrar sus poderes. Satanás lo hizo, pero en lugar de pagar con la moneda, Jack la metió en su bolsillo, donde llevaba un crucifijo de plata. Incapaz de salir de allí, tuvo que negociar con Jack para que lo liberara a cambio de volver al infierno para no molestarle durante diez años.

Transcurrido ese tiempo, el diablo apareció de nuevo en casa de Jack para llevárselo al inframundo, pero de nuevo Jack pidió como último deseo que el demonio cogiera una manzana de lo alto de un árbol, para tener una última comida antes de su tormento eterno. Lucifer accedió, pero cuando trepó al árbol, se topó con una cruz en su tronco, que había tallado Jack para que no pudiera escapar.

En esta ocasión pidió no ser molestado en diez años, además de que nunca pudiera el diablo reclamar su alma para el inframundo. Satanás accedió y Jack se vio libre de su amenaza.

Al morir (antes de los diez años pactados), Jack se aprestó para ir al cielo, pero fue detenido en las puertas de San Pedro, impidiéndosele el paso, debido a su vida pasada. Así fue enviado al infierno, pero allí tampoco podían aceptarlo debido al trato con el diablo, quien de paso le expulsó de su reino y le arrojó a Jack unas bolas de fuego, las cuales el granjero atrapó con un nabo hueco, y se burló agradeciendo la linterna que así obtuvo.

Condenado a deambular, anduvo sin más luz que la linterna. Con el paso del tiempo Jack el Tacaño fue conocido como Jack el de la Linterna o “Jack of the Lantern” (abreviado como “Jack O'Lantern”). Esta es la razón de usar calabazas, para alumbrar el camino a los difuntos en Halloween, y para decorar las casas con estas figuras para evitar que Jack llame a la puerta y proponga “truco o trato”.

Similitudes en España

Debido a su origen celta, en España hay varias tradiciones relacionadas con espíritus, las más famosas son las meigas y la Santa Compaña de Galicia.

En Asturias, en el siglo XVIII, los niños llevaban lámparas y pedían comida en las casas durante esa noche. Dentro de Castilla, en la actual Madrid, se tiene registro de varios municipios donde decoraban las casas con calabazas, a las que les hacían agujeros para simular una cara con ojos, nariz y boca y les introducían una vela con el objetivo de invocar espíritus protectores y asustar a la gente.

Era costumbre de muchos pueblos madrileños tocar la campanilla durante esa noche hasta la madrugada y en muchas ocasiones la gente iba vestida de negro. Se llevaban a los cementerios luces para guiar a los muertos y se limpiaban las tumbas.

También en las afueras de Soria (Castilla y León), se celebra una procesión llamada “Ritual de las Ánimas”, en la que se cantaba por la noche mientras llevaban velas protegidas por botes, calabazas o cacharros de barro agujereados para finalmente hacer una gran hoguera.

Muchas de estas tradiciones paganas convivían con otras religiosas, principalmente cristianas como el Día de Todos los Santos. Sin embargo, en épocas en las que hubo gobiernos religiosos, como durante la dictadura de Franco, se buscó que la Iglesia tuviera el monopolio de las celebraciones festivas.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo