Invertir en empresas productivas en épocas de recesión

Aspectos a tomar en cuenta para invertir durante una recesión y aprovechar la situación para obtener mejores utilidades.

¿Se debe invertir durante una recesión económica?


Las inversiones durante periodos de recesión son centro de debates acerca de efectos positivos o negativos que pueden acarrear para un inversionista. Hay aspectos a tomar en cuenta para invertir durante una recesión y aprovechar la situación para obtener utilidades.


Puntos a considerar:


· Diversificar: Ante la volatilidad del mercado, es necesario contar con varias áreas para invertir. Se puede hacer énfasis en inversiones a largo plazo, como bonos, en lugar de inversiones (a corto plazo) en empresas que pueden verse afectadas por el estancamiento de la producción.

· Tolerancia al riesgo: Ante la presión de una recesión, la tolerancia a arriesgar capital tiene una importancia crucial. Si estás dispuesto a transitar el riesgo que supone una situación así, es una buena oportunidad. Por ejemplo, las acciones con dividendos pueden ser una inversión con un nivel de riesgo bajo.

· Entender el momento: Otra forma de invertir en estos fenómenos pasa por entender qué tipo de rubros puede dispararse.

· Hacer aportaciones periódicas: Una manera de ajustar una inversión al ciclo económico es repartir las aportaciones a lo largo de un periodo. Esto permite hacer frente a imprevistos o cambios en el mercado, ya que el resultado de la inversión no estará supeditado a un único momento en el que decidiste invertir.

· Mantener la calma: La recesión puede generar incertidumbre para quienes ya han invertido. Mantener la prudencia ayudará a respetar los plazos de inversión, lo cual es importante pues el inversor constante termina siendo recompensado por los mercados.


¿Qué pasa en las empresas?


Para elegir el tipo de empresa para invertir durante una recesión, no se debe perder de vista que la mayoría se ven afectadas económicamente debido a la disminución del consumo, por ello, deben llevar a cabo acciones para sobrevivir durante ese periodo y otras para lograr una recuperación al salir de él.


Ideas que plasman las organizaciones:


· Parar la producción debido a disminución en la demanda, evitan gastar por falta de ventas y almacenamiento de productos producidos anteriormente.

· No invertir en investigación y desarrollo o en actividades no esenciales.


Durante otras recesiones, algunas compañías como Intel, apostaron por evitar las alternativas mencionadas, al contrario, aumentaron la inversión en investigación y desarrollo (I+D), para prepararse para la futura demanda de productos actualizados y nuevos.


El objetivo que se persigue con la inversión en investigación y desarrollo es conseguir una innovación que aumente las ventas. Puede ser por medio de una mejora de la calidad del producto o servicio, o la reducción de su precio. Es decir, lograr una ventaja competitiva.


Algunas tecnologías para invertir en este periodo son la Realidad Virtual, Realidad Aumentada y Realidad Mixta. Debido a su adaptabilidad al mundo laboral y las ventajas que presentan.


Por tanto, invertir en I+D durante una recesión, sabiendo que el mercado eventualmente repuntará, y las tecnologías innovadoras impulsarán la demanda futura, puede ser una oportunidad.


Otras opciones


Preservar el dinero en liquidez, ya que su valor no aumentará ni disminuirá. En tiempos de caídas, este activo puede mostrar un mejor comportamiento que el resto. Además, por el tiempo corto que durará la crisis, es relativamente seguro que el dinero se preserve bien en liquidez.


Inversión en oro


El oro es otro activo que ha demostrado un comportamiento positivo durante las crisis. Quizás el mejor momento para comprar oro fue antes de la presente crisis, si aun así, se desea realizar esta inversión, se puede trabajar con una sociedad agente de bolsa o alguno de los bancos que ofrecen esta opción. Las instituciones o empresas no pueden invertir todo su portafolio en oro, ya que son reguladas y pueden ser sancionadas por exposición a riesgo.


Activos inmobiliarios y acciones


Los activos inmobiliarios también se han comportado relativamente bien durante periodos de crisis, a pesar de no ser tan estables como las opciones anteriores. Para invertir en ellos, existen corredores y algunas entidades especializadas, aunque lo ideal es hacerlo mediante un banco, que otorga un aval importante en casos de fraude.


Invertir en acciones puede parecer contraintuitivo en una situación de crisis, pero lo cierto es que estar fuera del mercado tiene un coste de oportunidad enorme. Es importante señalar que muchas de las acciones han caido este año. Por ello, es un buen momento para comprarlas, ya que su valor se incrementará en el futuro.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo