Maradona, jugador superlativo y otros grandes genios empresariales

Ha partido uno de los más grandes futbolistas que han existido, nosotros le rendimos tributo, junto con otros de los más grandes en su ramo, empresarios que cambiaron el modo de funcionar en el mercado.

Ha partido uno de los más grandes futbolistas que han existido, ícono del balompié y figura principal de un sinfín de comparaciones. Hoy le rendimos tributo, junto con otros de los más grandes en su ramo, empresarios que cambiaron el modo de funcionar en el mercado.


Los triunfos de Maradona lo convirtieron en héroe para el pueblo argentino y el napolitano, representando a ambas aficiones el "Pibe de Oro" le expuso al mundo una zurda superdotada, irrepetible, y un carisma muy especial, así fue como el "Pelusa", se convirtió en "D10S".


Maradona ganó muchas cosas importantes: un Mundial de futbol, dos ligas italianas, una copa de Europa, dos copas italianas, una supercopa italiana, una copa del Rey de España, una liga argentina y un Mundial juvenil, fue máximo anotador de la liga italiana, tres veces goleador del torneo argentino y enésimas veces premiado como "el mejor de la historia", "el mejor del siglo", "el mejor de las copas del Mundo".


Su talento le dio al futbol una creatividad inédita, una rapidez física y mental extraordinaria, y una motricidad fina impecable. Sus victorias, además, solían contar con lo que en Argentina se conoce como "aguante": un sentimiento de optimismo, valentía, casi atrevimiento, con imágenes de Maradona sangrando, Maradona embarrado, Maradona lesionado, pero celebrando.


Sus hazañas en el deporte lo convirtieron en figura, la más famosa fue en un partido de cuartos de final del Mundial de 1986 en México, contra Inglaterra, la genialidad, una carrera de 52 metros en 10 segundos con el balón al pie dejando ingleses por detrás que luego fue catalogada por la FIFA como "el gol del siglo". Días después, Argentina ganó su segundo Mundial y Maradona se convirtió en el caudillo de su pueblo.


Leyenda en Nápoles

Otra hazaña que define el mito de “el Diego” ocurrió entre 1984 y 1990, en el Nápoles, un equipo chico hasta entonces, que representaba a los italianos "pobres" y "negros" del sur en su histórica rivalidad con los italianos "ricos" y "blancos" del norte. Como mesías, con cuatro títulos italianos y partidos ganados entre tensión política a equipos de Milán y Turín, Maradona le dio a Nápoles la gloria que el sur no había conseguido en lo político, lo militar y lo económico en 150 años de disputa.


Con ese antecedente, argentina llegó en 1990 a la final del Mundial de Italia, que se jugaba en Milán. El partido, precedido de provocadoras declaraciones de las partes, empezó con insultos del capitán al público milanés durante los himnos y terminó con victoria para Alemania en lo que él consideró un "fraude orquestado".


Ya en la década de los 90, el dominio hegemónico del legendario 10 se vio empañado por cuestiones que no disminuyen el inmenso valor de todo lo que le dejó al futbol, y por esta razón es que el mundo entero hoy le llora al "Barrilete Cósmico".


Steve Jobs


Desde el primer Macintosh hasta el iPhone, Steve Jobs no dejó de lanzar los mejores inventos y revolucionar el mundo de la tecnología, tal y como lo conocíamos. Además de utilidad tecnológica e innovación, supo entender la importancia del diseño y experiencia de usuario. Esta es una de las razones por las que consiguió que Apple se convirtiera en una marca deseada y aspiracional.


Su legado sigue latente en las innovaciones de Apple, y nadie duda que Steve Jobs marcó un antes y un después en el mundo de la tecnología; fue capaz de cambiar la forma en la que las personas interactuamos con ella, quizás, ésta sea su mayor aportación.


Convirtió los teléfonos móviles en dispositivos inteligentes y creó las tabletas, como un dispositivo intermedio entre el móvil y el portátil, innovación considerada como uno de los mejores inventos y que creó una nueva necesidad entre los usuarios de la tecnología.


Su visión vanguardista fusionó tecnología, consumo y ofreció productos atractivos y, sobre todo, con unos valores de marca que ha creado una verdadera comunidad fiel.


Junto a su capacidad visionaria, Steve Jobs fue capaz de tal desarrollo tecnológico, gracias a su capacidad para arriesgar y experimentar. Su trayectoria se ha convertido en un ejemplo de éxito y ambición.


Bruce Dickinson y su secreto para convertir una idea en un éxito


Bruce Dickinson, vocalista de Iron Maiden es considerado por muchos uno de los mejores cantantes de heavy metal del mundo, pero también sabe de negocios, es CEO de Cardiff Aviation, una compañía de mantenimiento aeronáutico, tiene su propia empresa cervecera llamada Trooper y es piloto de avión.


Dickinson en persona explica cómo logró convertirse en un emprendedor exitoso.

  1. Ser un niño. "Nunca olvidar lo que es ser un niño y no crezcan, guarden esa parte de niño, porque ésa es la parte de la personalidad, de su esencia, es lo que dará la creatividad necesaria para atrapar todas esas pequeñas ideas que están girando alrededor".

  2. Conocerse. Para llevar adelante un proyecto innovador se necesita creatividad. Pero cuando llega el momento de llevarlas a cabo, hay que recurrir a la gente que es más metódica. "Deben saber cuándo hay que entregar las ideas a la gente adecuada, porque ellas las harán realidad, eso es muy importante". La pregunta que hay que hacerse es si uno es mejor con las ideas o con los procesos. Conocerse, y actuar en consecuencia. Ésa es la clave.

  3. Convertir los problemas en oportunidades. "Cardiff empezó cuando la compañía para la que yo volaba se fue a la quiebra, fue muy triste porque unas 600 personas se quedaron sin trabajo". El aprendizaje de aquella quiebra fue que las aerolíneas implican costos muy altos "porque tener o alquilar aviones cuesta mucho dinero. Por eso pensamos en hacer una compañía donde pudiéramos conseguir aviones sin costo". ¿La solución? Prestar servicios: Cardiff basa su negocio en ofrecer reparación, mantenimiento de aeronaves y en brindar capacitación para pilotos.

  4. Reinventarse. Cuando comenzó a explotar el mundo digital, las discográficas y las bandas se sintieron amenazadas. La descarga de música de forma casi gratuita terminaría con el negocio. Pero, para el empresario, significó una oportunidad para reinventarse: los shows y la mercancía pasaron a ser una fuente de ingresos. Como también lo son otros desarrollos que vinieron de la mano de la tecnología (Iron Maiden tiene su propio videojuego).

  5. Seguir la pasión. Hacer lo que sea pero con pasión. "La vida es muy corta como para desperdiciarla haciendo cosas que no aman".

Sam Walton Wal-Mart


Sam Walton es uno de los empresarios más exitosos de la historia. Comenzó casi de cero y construyó un imperio comercial, pero este éxito no vino de la nada, siguió una serie de tendencias que surgieron tanto de su personalidad como de su interés por el bienestar de los empleados y de los clientes. Aquí sus 10 famosas recomendaciones:

  1. Dedíquese a su negocio. Crea en él más que cualquier persona. Creo haber superado cada una de mis deficiencias personales por la simple pasión por el trabajo. Si le gusta su trabajo, usted le dedicará todos los días de la mejor manera, y en poco tiempo todos en su entorno se contagiarán de esa pasión, como una enfermedad.

  2. Divida las ganancias con sus colaboradores, trátelos como socios. Ellos también lo tratarán como socio, y juntos tendrán un desempeño superior a las expectativas. Continúe siendo una empresa y conserve el control, pero compórtese como líder de la sociedad. Estimule a sus colaboradores y tendrá participación en la compañía.

  3. Motive a sus colaboradores, el dinero no basta. Piense en maneras más interesantes de motivar y desafiar a sus colaboradores. Fije metas elevadas, estimule la competición. Haga apuestas con premios extravagantes, haga combinaciones; promueva el cambio de funciones entre gerentes para mantener el desafío. Mantenga todos en suspenso a su próxima idea. No se torne muy previsible.

  4. Comunique todo lo que sea posible a sus colaboradores. Cuanto más sepan, más comprenderán. Cuanto más comprendan, más se interesarán. Cuanto más se interesen, no van a parar. Si no confía en sus auxiliares, sentirán que no los considera como socios. Información es poder y lo que usted gana en dar poder a sus colaboradores es más que el riesgo de que esa información llegue a oídos de su competencia.

  5. Valore todo lo que sus colaboradores hagan por el negocio. A todos nos gusta saber cuándo alguien aprecia lo que hacemos. Nos gusta oír eso, en especial cuando hacemos alguna cosa de la que nos enorgullecemos. Nada sustituye unas palabras de elogio, bien escogidas, sinceras y oportunas. No cuestan nada, y valen una fortuna.

  6. Celebre su éxito. Vea con buen humor sus fracasos. No lo tome muy en serio. Relájese y todos a su alrededor se relajarán, diviértase, muestre entusiasmo siempre. Todo eso es más importante y más divertido de lo que usted piensa y realmente engaña a la competencia. “Por qué vamos a tomar en serio a esos locos de WAL-MART”, decían.

  7. Escuche a todos en su compañía, encuentre la forma de que hablen. Las personas que hablan con el cliente, son las que saben lo que está sucediendo. Es mejor descubrir lo que ellas saben. Calidad total es eso. Para delegar responsabilidades y hacer que las ideas se desarrollen, debe escuchar lo que sus colaboradores tienen para decir.

  8. Supere las expectativas de sus clientes. Si lo hace, ellos volverán. Deles lo que quieren y un poco más, haga que sientan que usted los aprecia. No presente justificaciones, pida disculpas, asuma todo lo que hace. Recuerde que las dos palabras más importantes para que el cliente vuelva son: “Satisfacción garantizada”.

  9. Controle sus gastos mejor que su competencia. Es ahí que usted puede encontrar la ventaja competitiva. Durante 25 años de actividades, antes que WALT-MART fuese conocida como la mayor tienda comercial del país, éramos los primeros en la menor proporción entre gastos y ventas. Usted puede cometer muchos errores y recuperarse, si tiene una empresa eficiente. O puede ser brillante y cerrar las puertas, si fuera ineficiente.

  10. Nade contra la corriente. Recorra el camino inverso. No tome en cuenta la sabiduría convencional. Si todos están haciéndolo de una manera, hay una buena posibilidad de que usted encuentre su espacio si hace exactamente lo opuesto. Pero esté preparado para ser condenado por mucha gente, que le dirá que está en el camino errado.

La partida de un líder es oportuno para revalorar su legado y empatarlo con el de otros, las enseñanzas y los ejemplos pueden servir de guía para todo aquel que se aventure en el mundo del emprendimiento.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo