top of page

Gestión integral de seguridad y protección civil en negocios: medidas y responsabilidades

Un local comercial debe cumplir con medidas de protección civil para prevenir incidentes y garantizar la seguridad.

Un local comercial para un negocio debe cumplir con las medidas básicas de protección civil, con la finalidad de prevenir cualquier tipo de incidente que ponga en riesgo la seguridad. Además, el negocio puede ser inspeccionado por las autoridades en cualquier momento, para verificar que cumpla con medidas de seguridad y protección civil.


Puntos de seguridad que todos los negocios deben cumplir

Salidas de emergencia señalizadas y libres


Es fundamental que existan salidas de emergencia correctamente señalizadas.


La Norma Oficial Mexicana NOM-002-STPS-2010, indica que estas salidas son parte del recorrido continuo y sin obstrucciones, que va desde cualquier punto del centro de trabajo hasta un lugar seguro en el exterior, denominado punto de reunión.


Estas salidas tienen que estar identificadas conforme a lo señalado en la norma, colores y señales de seguridad e higiene, e identificación de riesgos por fluidos conducidos en tuberías.


Se pide que las salidas estén identificadas con un señalamiento que tenga forma de cuadro o rectángulo, que contenga la imagen de una silueta humana avanzando hacia una salida en el sentido requerido. Deben estar libres de obstáculos para poder salir en segundos.


Las puertas tienen que abrirse en el sentido del flujo y estar hechas de materiales resistentes al fuego, además deben impedir el paso del humo entre áreas de trabajo y estar libres de obstáculos y candados.


Instalar extintores


Para que se pueda combatir el fuego en etapas tempranas, todos los negocios tienen que instalar extintores, que deben estar disponibles para controlar y combatir incendios.


Los extintores se deben instalar siguiendo los siguientes criterios:

  • Colocar al menos un extintor por cada 300 metros cuadrados de superficie o fracción, si el grado de riesgo es ordinario.

  • Colocar al menos un extintor por cada 200 metros cuadrados de superficie o fracción, si el grado de riesgo es alto.

A todos los extintores se les tiene que dar mantenimiento, por lo menos una vez al año, para comprobar que se encuentran en buen estado y sin ningún daño físico evidente.


Tener un plan de evacuación

Es necesario que los ocupantes de un centro de trabajo sepan cómo actuar, siguiendo un plan de evacuación. Una obligación de los patrones es contar con un plan general, donde se indique cuáles son las rutas de evacuación, las escaleras de emergencia y los lugares seguros.


En tanto, la obligación de los trabajadores es cumplir con las instrucciones del plan de seguridad y evacuación, para que se mantengan seguros ellos mismos, y para que ayuden a que terceras personas salgan ilesas.


Los trabajadores no deben bloquear, dañar, inutilizar o dar uso inadecuado a los equipos de protección para la atención a emergencias, planos, mapas y señalamientos de evacuación, prevención y combate de incendios.


Capacitación en prácticas de prevención de incendios

Algunos aspectos básicos que deben aprender los trabajadores son los siguientes:

  • Manejar los extintores y sistemas fijos contra incendios.

  • Actuar conforme al plan de atención a emergencias de incendio.

  • Prevenir actos inseguros que puedan propiciar incendios.

  • Orden y limpieza en los centros de trabajo.

  • Identificar un fuego incipiente y combatirlo, así como activar el procedimiento de alertamiento.

  • Conducir a visitantes del centro de trabajo en simulacros o en casos de emergencia de incendios, a un lugar seguro.

La capacitación a los empleados incluye los simulacros para comprobar la eficiencia de los planes de emergencia y la forma de actuar de los ocupantes del inmueble para detectar fallas y corregirlas. Los simulacros sirven para evaluar la respuesta en cuanto a tiempos, recursos, oportunidad y operación de planes.


Otras recomendaciones pueden ser:

Identifica las características relevantes del local


Aforo y ocupación: Aproximado de cuántas personas entran, permanecen y salen cada día.


Vulnerabilidad física: El estado físico de las instalaciones, así como el acomodo de los objetos o elementos dentro de él, para poder identificar riesgos.


Carga de fuego: El riesgo de incendio que posee un inmueble y la magnitud a la que puede llegar, dependiendo de sustancias y materiales explosivos que pudieran manejarse dentro.


Cantidad de sustancias peligrosas presentes en el inmueble: Explosivos, gases, líquidos u otras sustancias inflamables, materiales venenosos, radiactivos, corrosivos, etc.


Condiciones físicas de accesibilidad de los servicios de rescate y salvamento: Qué espacio existe y qué facilidad hay para que puedan acceder servicios de rescate y protección civil.


Tiempo de respuesta de los servicios de rescate y salvamento.


Daños a terceros: Qué otros establecimientos, construcciones y personas podrían salir afectados en caso de un siniestro en tu local.


Condiciones del entorno: De acuerdo a tu zona, considera el tipo de incidentes que se pudieran presentar por causas naturales.


Otros que pudieran contribuir a incrementar un riesgo: Inseguridad, eventos provocados por la sociedad civil, etc.


Toma medidas para prevenir siniestros


Analiza posibles situaciones de emergencia y realiza planes de respuesta:


Ejercicios de simulacro para diferentes eventos (sismo, incendio, huracán, etc). Trata de hacerlos al menos dos veces al año.


Coloca anuncios e instructivos que sirvan de guía para saber qué hacer o cómo comportarse ante una situación de riesgo dentro del local.


Elabora directorios de emergencias para pedir apoyo a las autoridades.


Dale un mantenimiento adecuado al lugar para evitar riesgos.


Toma un curso de primeros auxilios.


Conoce las medidas de auxilio durante un siniestro


Si llegara a pasar algún siniestro en el local, es necesario que conozcas las principales medidas de auxilio.


Pide a las personas que sigan las señalizaciones; usa y pide a todas las personas que salgan ordenadamente por la ruta de evacuación.


Usa el extintor en caso de incendio y ten a la mano el botiquín de primeros auxilios.


Utiliza un directorio de emergencia para llamar a las autoridades de Protección Civl.


Suspende todo tipo de trabajos, actividades y servicios para evitar que se generen o sigan causando daños.


Recuperación y responsabilidades después del siniestro


Posterior al suceso, evalúa los daños para atender sus consecuencias. Revisa los daños y empieza a planear las reparaciones correspondientes para poder seguir con tus actividades.


Es importante tener en cuenta que al tener un negocio, se asume una responsabilidad civil, esto implica que tienes la obligación de compensar o indemnizar los daños y perjuicios causados a otros, ya sea por negligencia o imprudencia; es decir, en caso de que el siniestro no sea causado por factores externos.

Commentaires


bottom of page