Tipos de consumidores y cómo atraerlos (1ª parte)

Constantemente cambian sus tendencias, conocer estas características ayuda a saber cómo atraerlos, el hecho es que todos necesitan algo y están buscándolo.

Los consumidores constantemente cambian sus tendencias, aunque su comportamiento presenta similitudes. Conocer estas características ayuda a saber cómo atraerlos, algunos tienen claro qué desean; otros, no tanto. Todos necesitan algo y están buscándolo. Para llegar a ellos, entendamos cómo se clasifican, cuáles son sus valores y qué no les gusta.


¿Qué es un consumidor?


Un consumidor es una persona con necesidades fisiológicas y de bienestar, que cubre en un intercambio de dinero con un proveedor de productos y servicios. Sus compras también son para obtener placer, entretenimiento, satisfacción, reconocimiento o aceptación social.


No confundir a un consumidor con un cliente: el primero realiza una compra a una marca, pero no implica que volverá a hacerlo, como posiblemente un cliente sí lo haga. Para lograr la repetición es importante analizar el comportamiento y conocer la tipología del consumidor.


Características de los consumidores:


Tienen un perfil.- Cada consumidor reúne características que permite clasificarlo en un perfil. Se tiene en cuenta su ubicación, edad, estilo de vida, personalidad, creencias, nivel educativo y situación económica.


Son activos.- Cuentan con herramientas digitales que les permiten buscar los productos y servicios que necesitan.


Comparten su opinión.- Comparten sus reseñas, opiniones e impresiones de los productos en redes sociales, sitios web, blogs y foros.


Exigen beneficios.- Demandan calidad, rapidez en el proceso de compra, buen servicio al cliente, garantías, tutoriales, contenido de valor, claridad en las características de los productos y servicios.


Siguen o abandonan.- Con facilidad los consumidores empiezan a seguir a una marca que les agrade, les atiendan bien y cumplan con sus expectativas. Pero con la misma facilidad dejan de seguirla, incluso exhiben su desagrado a la primera desilusión.


Saber cuáles es el tipo de consumidor con el que interactúa una marca es clave para crear una estrategia de marketing efectiva. La forma más fácil de captar la atención del público objetivo es identificar a qué tipo de consumidor pertenece. Entre más información tenga una empresa de un cliente, más rentable es ese conocimiento, ya que ayudará a satisfacer sus exigencias y lograr que se fidelice con sus productos. Además, permite una atención más personalizada en el proceso de compra.


Tipos de consumidor


1. Consumidor impulsivo


El comportamiento impulsivo es uno de los más comunes. Compran lo que creen que los hará vivir mejor y siguen las tendencias, prestan atención a las influencias externas. Siempre están disponibles para realizar una compra de último momento; no adquieren lo que necesitan, sino lo que les gusta.


Sienten ansiedad antes de elegir un producto, y después de haberlo adquirido, hasta euforia. Quizá les incomode alguna compra que realmente no necesitaban, pero son influenciables si se logra captar su atención con alguna característica de un producto.


Cómo atraerlo


A veces basta con colocar los productos en un lugar donde lo puedan ver fácilmente. Responden positivamente a la publicidad en redes sociales. Otra opción es mostrarles las ofertas o promociones que no puedan dejar pasar.


2. Consumidor escéptico


No suelen mostrar entusiasmo a la hora de comprar; pueden mostrarse hasta indiferentes. Consumidores ocasionales que solo salen a comprar algo porque realmente lo necesitan. Antes de adquirir el nuevo smartphone harán todo tipo de cuestionamientos hasta convencerse por completo.


Es un consumidor difícil, atraerlo no es sencillo. No les gusta hacer compras, no les agrada gastar su dinero, son muy desconfiados. Mientras que los compradores tradicionales niegan la compra de un producto, los consumidores escépticos no solo lo rechazan, sino que ven todos las desventajas que pueda tener.


Cómo atraerlo


Para asegurar una venta los datos técnicos son muy importantes: cuanta más información le brindes de tu producto, es mejor. Ante este consumidor es mejor ser transparente respecto a las características de los productos; opta por la publicidad informativa, los detalles técnicos y los videos tutoriales. Evita a toda costa provocarle miedo o incertidumbre.


3. Consumidor optimista


Son muy analíticos y piensan antes de comprar. Son curiosos y necesitan conocer la opinión de otros para adquirir un producto o servicio. Saben bien lo que quieren. Hay que prestar atención para no confundir su entusiasmo con un consumidor impulsivo.


El precio de lo que adquieran será proporcional a la calidad y el uso que le encuentren al producto. Son capaces de pagar altos precios si están convencidos de que lo ofrecido influirá positivamente en su vida. Son tan positivos como selectivos, piensan bien la relación costo-beneficio.


Cómo atraerlo


Se debe brindar mucha información sobre el producto, les importa saber por qué necesitan lo que vendes. Les atraen las ventajas exclusivas. Están dispuestos a cambiar una marca por otra que les dé más beneficios, están abiertos a pagar más si el producto los convence.


4. Consumidor tradicional


Son seguros de sí mismos, saben lo que quieren y no creen en adquirir algo solo porque sí. Al igual que el escéptico, debe tener una necesidad para salir y comprar. Son minuciosos cuando tienen que comprar algo y prefieren marcas conocidas para evitar pedir información, además de que tienen un presupuesto definido.


Es importante que los productos aporten algo valioso a su vida, son difíciles de influenciar. No son fanáticos de las compras, lo primero que desean al entrar en un negocio es salir.


Cómo atraerlo


Atenderlos de forma rápida es la mejor forma de lograr una venta con un consumidor tradicional. No andar con rodeos y ser lo más directos posible al dirigirse a ellos. Es inútil el esfuerzo de convencerlos de comprar algo que no está dentro de sus planes.


5. Consumidor emocional


A pesar de que todos están regidos por sus emociones, este tipo de comprador busca satisfacer una necesidad concreta. Quiere sentirse identificado con el producto que resolverá su necesidad al momento de comprar; no racionaliza esta acción porque busca una satisfacción instantánea.


Su estado de ánimo influye en su decisión de compra: cuanto más contentos, mejor. Se le debe brindar un mensaje amigable o emocionante desde el primer contacto, o sea, en la publicidad. Necesitan sentirse cómodos, hay que hacerles saber que se entienden sus necesidades y deseos.


Cómo atraerlo


Con el marketing que busca crear una conexión emocional con los consumidores y empatizar con ellos para cubrir sus necesidades afectivas. Los productos se convierten en sensaciones positivas como amor, paz, confianza, seguridad, la vida y la salud.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo