Family Office, qué es, cómo y cuándo invertir

Para organizar una fortuna familiar muy elevada entran en juego la cohesión familiar y el asesoramiento legal o fiscal, en ese momento surge la necesidad de crear el “Family Office".

Cuando se trata de organizar una fortuna familiar muy elevada entran en juego cuestiones como la cohesión familiar y el asesoramiento legal o fiscal, entre otros. Es en esos momentos cuando puede surgir la necesidad de crear el “Family office".


Los family office se constituyen como una empresa privada que nace con el objetivo de preservar la riqueza en una familia de generación a generación. Para ello, se gestiona el patrimonio invirtiendo en activos tanto financieros como no financieros.


Los family office se encargan de todo lo que engloba al patrimonio familiar incluyendo inversiones, planificación, fiscalidad, fondos de inversión, planes de pensiones, gestión de inmuebles, etc. Suelen estar formados por administradores, asesores financieros, especialistas fiscales y expertos en derecho.


Existen dos opciones:


"Single family office" (SFO). Como su nombre indica, se trata de una sociedad que es para una única familia. Esto significa que los profesionales que gestionen la fortuna de este grupo familiar lo harán en exclusiva para ellos.


"Multi-family office" (MFO). Si el patrimonio no es lo suficientemente elevado como para formar un family office propio la mejor opción es acudir a uno multifamiliar, que se trata de una oficina de asesoramiento patrimonial para diferentes familias cuyo coste suele ser más económico al no existir dedicación exclusiva.


Un Family Office debe cumplir con lo siguiente:


· Brinda asesoría de inversión únicamente a familiares.

· El Family Office es propiedad exclusiva de una familia o familias y debe estar bajo el control de las mismas.

· La gestora no puede promoverse en el mercado como un asesor de inversiones.


Con la constitución o contratación de un Family Office se busca tener un mayor control sobre la riqueza para poder administrarla de forma integral y rentabilizarla garantizando su preservación en el tiempo. Para ello, los servicios sobre los que se articulan este tipo de empresas son:


· Gestión del patrimonio. Mediante la gestión del patrimonio se revisa la estructura familiar y se organiza un protocolo familiar que se va ajustando con el tiempo para planificar el relevo generacional.

· Crecimiento patrimonial. Se busca el crecimiento a través de una estrategia de inversión global, que contemple tanto ideas y oportunidades de inversión como el seguimiento que estas implican.

· Relaciones familiares. Uno de los puntos diferenciales de los servicios que ofrecen los family office respecto al que proporcionan las entidades a través de la banca privada es el cuidado de los miembros de la familia. En este caso, se ofrece asesoramiento legal y fiscal.


La creación de una de estas oficinas es necesaria cuando se alcanza un determinado patrimonio empresarial que, por su volumen, es difícil de gestionar para una sola familia. Otros casos en los que se necesita crear esta sociedad es cuando, por ejemplo, se vende una empresa y la familia tiene que organizar el patrimonio financiero e inmobiliario y hacer que perdure en el tiempo.


Además de estos, figuras a las que les resulta interesante también son a quienes ganan cantidades de dinero muy elevadas en un periodo de tiempo muy corto. Estos pueden ser desde personas a las que les toca un premio elevado hasta las que heredan una fortuna o, incluso, deportistas o artistas que acumulan dinero de manera rápida y no saben cómo gestionar.


No obstante, no todas las empresas familiares requieren la constitución de un family office, ya que se necesita tener un patrimonio lo suficientemente grande como para que genere rendimiento al operar por sí mismo como una sociedad.


Su creación dependerá de los objetivos que se tengan. En este caso, será recomendable cuando exista una fortuna familiar y se busque precisamente que dicha fortuna perdure para las futuras generaciones siendo gestionada como una sola unidad.


Si el principal objetivo del patrimonio familiar es el de garantizar el crecimiento de cara a las futuras generaciones y nos planteamos la creación de un Family Office tendremos que analizar el volumen de la fortuna, ya que habrá que valorar si necesitamos crear una oficina familiar o nos bastará con acudir a una empresa especializada en asesoramiento multifamiliar que se encargue de toda la gestión.


¿Invertir en un Family Office?


Con los Family Office los inversionistas mantienen cierta privacidad dado que no se trata de un fondo, sino de un grupo de familias. De tal manera que el proceso de inversión mantiene un tono más discreto y confidencial.


En una inversión de Family Office el capital no tiene un horizonte de inversión. Del lado de las empresas en etapa inicial deben desarrollar un plan a largo plazo que garantice un valor en su modelo y una rentabilidad a sus inversionistas. Lo anterior significa que los emprendimientos o empresas emergentes deben consolidar una buena gestión y gobierno dentro de sus modelos de negocio.


También con los Family Office, los fundadores se benefician de una comunidad y de los conocimientos de expertos en un sector, en este caso, se limita a las conexiones de la familia. La clave en este tipo de inversiones es el equilibrio entre dar espacio al emprendimiento para crecer y la necesidad de transparencia que requieren los Family Office.


En un escenario de incertidumbre tras la contingencia sanitaria, las empresas tuvieron que adaptar su modelo para sobrevivir. Situación que impactó en mayor medidas a las empresas en etapas tempranas. En estos momentos las empresas requieren un plan de continuidad que les permita mantener sus activos como medida de permanencia.


Situación que afecta a cualquier inversionista y gestora Family Office, por ello, la recomendación por mantener una diversificación en diferentes tipos de inversión resulta una estrategia para asegurar sus rendimientos a largo plazo.


Si bien los Family Office son una opción de invertir en pequeñas empresas o de nueva creación resulta más complejo acceder a este tipo de inversión.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo