Franquicias, inversión con efectividad probada

Las franquicias ofrecen la oportunidad de ser dueños de un negocio bajo un modelo probado y reconocido por el público.

Los emprendedores enfrentan la presión de crear productos o servicios únicos e innovadores. Sin embargo, para emprender no siempre es necesario empezar desde cero. Las franquicias ofrecen la oportunidad de ser dueños de un negocio bajo un modelo ya probado y reconocido por el público desde hace años.


La franquicia es un contrato en el que una empresa “franquiciadora” cede a otra (franquiciada) el derecho de comercializar productos o servicios dentro de un ámbito geográfico y bajo ciertas condiciones, a cambio de una compensación económica.


El franquiciador: Cobra derechos de comercialización para que la empresa franquiciada pueda utilizar su marca, el nombre comercial y el diseño del establecimiento del franquiciador. Estos elementos no pueden ser modificados para mantener los mismos niveles de calidad del franquiciador. También aporta la experiencia en el negocio y asistencia técnica y comercial durante la vigencia del acuerdo.


El franquiciado: Es el propietario del negocio y quien realiza las inversiones para su puesta en marcha. Paga un canon al franquiciador para usar su marca. Incluso, se podrán establecer en el contrato cantidades periódicas según el volumen de ventas y/o la asistencia técnica y comercial. El franquiciado tiene en exclusiva el régimen de franquicia respecto a una zona geográfica determinada y a un tipo de productos.


Un beneficio de estos negocios es el reconocimiento de marca, puesto que el cliente conoce los servicios en otros establecimientos. Esto genera que el empresario pueda ahorrarse parte importante de inversión en publicidad y marketing.


El modelo de franquicia transfiere un modelo operativo que incluye detalles sobre planificación, ejecución y evaluación del desempeño, hasta productos probados antes por miles de negocios similares, es decir, los productos que han sobrevivido ya a un proceso de “selección natural” del mercado durante años.


Un punto en contra para el franquiciado podría ser la excesiva dependencia del franquiciador, que le hace estar en desventaja ante cualquierconflicto, restando capacidad y flexibilidad ante cualquier cambio en el mercado.


Tipos de franquicia


Existen diferentes tipos de franquicias, por el tipo de actividad y el nivel de integración:


Franquicia de distribución: El franquiciador cede los derechos de comercialización de productos manufacturados fabricados por él mismo o por terceros.


Franquicias de servicios: Se cede una idea de servicio y una forma de prestarlo junto con la marca, el prestigio del franquiciador y su know-how y experiencia.


Franquicia industrial: Mezcla los contratos de licencia y franquicia, y se ceden los derechos tanto para fabricar como para comercializar productos bajo unas determinadas características.


Un modelo de inversión accesible y exitoso


En México se consiguen franquicias de restaurantes, estaciones de gasolina, gimnasios, servicios de mensajería, etc. Y tienen peso relevante en la economía nacional. Las 900 marcas de franquicias que existen en México aportan el 4.2% del PIB nacional; es decir, 85,000 millones de pesos al año.


De acuerdo con Centro para el Desarrollo de la Competitividad Empresarial el 75% de las Pymes mexicanas fracasa durante los primeros 2 años de existencia. Entre las razones se encuentra la falta de ingresos suficientes durante los primeros dos años de vida, así como falta de indicadores y objetivos claros del negocio, y/o falta de planificación integral.


El modelo de las franquicias más exitosas se basa en la figura de los agentes de desarrollo: empresarios independientes que han tenido o tienen alguna unidad operativa de la franquicia y se encargan de seleccionar nuevos franquiciados, elegir las mejores ubicaciones, darles soporte en todo momento y ocuparse de que los nuevos negocios abran de acuerdo con los estándares de la franquicia en el menor plazo posible.


Las franquicias ofrecen una sensación de confianza cuando ocurre una crisis. Con el mundo en pausa debido a la pandemia y muchos negocios que han tenido que cerrar su atención al público, las franquicias han permanecido enfocadas en apoyar a sus franquiciados y al negocio, transformándose rápidamente para atender las nuevas necesidades de los consumidores.


Mientras el mundo se recupera de la crisis que está dejando el coronavirus, las franquicias se pueden convertir en un aliado para aquellos que buscan emprender, especialmente porque el negocio permite acceder a marcas con experiencia en el mercado y con una imagen consolidada, reconocida por millones de personas.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo