Kurt Cobain, figura y víctima del Grunge

Luego del éxito de Nevermind, Nirvana fue etiquetado como “banda principal” de la generación X, y Cobain aclamado como “el portavoz de una generación”. El último gran movimiento que agitó a la sociedad a partir de unos jóvenes haciendo música: el Grunge.

Hace apenas unos días se cumplió un año más de que Kurt Cobain fuera encontrado muerto en su casa de Seatle. Concretamente el 8 de abril, aunque el deceso se produjo 3 días antes. Él fue ícono y voz de la generación X; desde 1985 tocaba en la banda que él mismo formó: Nirvana, la cual fue parte de la escena musical de Seattle de aquellos años.


Pero más allá de su vida, contribuyó para la creación del fenómeno, desde su álbum Bleach, de 1989. Aunque la suerte, buena o mala, fue lo que acompañó al trabajo de Nirvana y ocasionó que Kut fuera elevado al estatus de “ícono generacional”. Después de firmar con DGC Records, discográfica con un presupuesto importante, la banda logró el éxito comercial con “Smells Like Teen Spirit”, primer sencillo de su segundo álbum Nevermind (1991).


Tras el tremendo éxito de Nevermind, Nirvana fue etiquetado como “la banda principal” de la generación X, y Cobain aclamado como “el portavoz de una generación”. Sin embargo, estaba incómodo y frustrado, creyendo que su mensaje y visión artística habían sido malinterpretadas por el público, y además sus problemas personales a menudo eran objeto de atención de los medios.


Se dice que la agrupación desafió a la audiencia de Nirvana con su álbum In Utero (1993). El álbum no coincidió con las cifras de ventas de Nevermind pero aún fue un éxito crítico y comercial.

Durante sus últimos años luchó contra la depresión y adicción a la heroína. Para agravarlo, tenía dificultad para sobrellevar su fama e imagen pública, las presiones profesionales y personales. Finalmente fue encontrado con un disparo de escopeta en la cara. Un final terrible, lleno de especulaciones y morbo.​ Las circunstancias de su muerte, a los veintisiete años, se han convertido en un tema de fascinación pública y debate.


Este artículo está dedicado a recordar el último gran movimiento que vivió la sociedad a partir de unos simples jóvenes haciendo música. Nos referimos al Grunge.


Nacimiento


El grunge evolucionó desde la escena punk local, inspirado por bandas como The Fartz, The U-Men, 10 Minute Warning, The Accüsed y The Fastbacks. ​ También el estilo lento, pesado y sucio de The Melvins. ​Además, bandas alternativas como Sonic Youth, The Pixies y Dinosaur Jr. Junto a esto, algunos estuvieron influidos por el heavy metal de principios de los 70. ​ La influencia de Led Zeppelin es evidente, en particular en Soundgarden.​

El sonido crudo, distorsionado y el uso del feedback de algunas bandas de noise rock también influyó en el grunge. Soundgarden y otras fueron influidas por el post punk británico como Gang of Four y Bauhaus, muy populares a principios de los 80 en Seattle.


El álbum recopilatorio Deep Six, de 1986 es uno de los primeros del género. La grabación incluía canciones de: Green River, Soundgarden, The Melvins, Malfunkshun, Skin Yard y The U-Men; los artistas tenían un "sonido agresivo", que mezclaba los tempos lentos del heavy metal con la intensidad del hardcore. ​


Se ha otorgando el título de padrino del grunge a The Melvins, Green River o Malfunkshun. Por orden cronológico sería Malfunkshun (fundada en 1980), pero dado su carácter influyente en el resto de bandas, Green River podría ser la primera banda de grunge, al igual que The Melvins, acreedores del sonido pesado al que Nirvana daría tintes más melódicos.


Las letras tratan de desencanto, apatía, la alienación, búsqueda de libertad o marginación social. A través de esto, los músicos mostraban su inconformidad con la sociedad y los prejuicios de ésta, lo que los aproximaba tanto al punk como a la generación X. Uno de los objetivos de las críticas de algunas letras eran las bandas de Hair Metal. Los conciertos también marcaron una diferencia respecto a otras escenas, destacando por su energía y temperamento, así como por la sobriedad de su puesta en escena.


Bruce Pavitt y Jonathan Poneman, de Sub Pop, inspirados por otras escenas regionales que habían aparecido en la historia de la música, trabajaron para asegurar que su sello proyectara un "Sonido Seattle", reforzando un estilo similar en la producción y en el material gráfico de los álbumes. También procuraron tener un trabajo publicitario en forma, con miras a extender la popularidad de la escena.

Después de la separación de Green River, cada miembro tomó rumbos distintos, determinantes en el desarrollo de la escena. Steve Turner y Mark Arm formaron Mudhoney, mientras que Stone Gossard y Jeff Ament se unieron al cantante Andrew Wood (ex Malfunkshun) para formar Mother Love Bone. Ambos estilos se distanciaron, Mudhoney siguió la línea de Green River y Mother Love Bone se caracterizó por un estilo que mezclaba el glam rock con el punk.​ Mudhoney sirvió como bandera de Sub Pop y se convirtieron en la punta de lanza del movimiento grunge en Seattle. ​


Éxito comercial


Soundgarden fue la primera banda en firmar con una discográfica mayor, en 1989 con A&M Records. Alice in Chains y Screaming Trees, tuvieron un buen debut con sus primeros lanzamientos en dichas empresas.​ En 1989, Mother Love Bone logró un contrato con PolyGram, iniciando las grabaciones de su primer álbum, Apple, pero el proyecto se frustró por la muerte por sobredosis de heroína del cantante Andrew Wood.


Hacia mediados de 1990 Chris Cornell, de Soundgarden, inició un proyecto en homenaje de su amigo Wood, para el que invitó a Jeff Ament y Stone Gossard, exmiembros de Mother Love Bone. Aprovechando las sesiones de grabación del proyecto (nombrado Temple of the Dog), grabaron varios demos que distribuyeron entre conocidos. A través de estas grabaciones Eddie Vedder se integró en el grupo, que después sería Pearl Jam. ​


Nirvana, comenzó a ser cortejado por sellos importantes, hasta su firma con Geffen Records en 1990. En 1991, realizó su primer álbum para Geffen y segundo de su carrera, Nevermind. En un inicio, Geffen esperaba un éxito menor comparado al de Sonic Youth con su álbum Goo, un año antes. ​ Fue el primer sencillo, "Smells Like Teen Spirit", el que explotó el fenómeno de la música grunge.


El éxito de Nevermind tomó por sorpresa a la industria, no solo popularizaría el grunge, sino que establecería la viabilidad cultural y comercial del rock alternativo en general. Simbolizó un cambio radical en el Rock, ya que el Glam Metal había dominado hasta ese entonces, fue reemplazado por música más auténtica y relevante culturalmente. ​


De inmediato otros grupos replicaron el éxito de Nirvana. El álbum debut de Pearl Jam, Ten, aceleró sus ventas en 1992 y se convirtió en el segundo gran éxito del grunge. La oleada alcanzó a los álbumes Badmotorfinger de Soundgarden y Dirt de Alice in Chains.

Otro factor que impulsó la popularidad fue la película Singles, dirigida por Cameron Crowe a principios de 1991. Trata de la escena musical de Seattle y se puede ver a Soundgarden, Pearl Jam o Alice in Chains, actuando en pequeñas partes. La película fue publicada en 1992. La banda sonora se convirtió en un muestrario de las principales bandas de la escena, incluyendo a Pearl Jam, Alice in Chains, Mother Love Bone o Mudhoney; también colaboró a que el movimiento grunge dejase de ser un fenómeno local y se extendiese por Estados Unidos, además de cristalizar la idea de una escena de Seattle entre el público.


La acogida masiva del grunge se consideró como reacción contra el dominio del Glam metal, de bandas como Poison, Motley Crüe, Ratt o Bon Jovi, que había dominado las listas de éxitos durante los ochenta. La temática de las canciones contrasta con las letras machistas del hair metal, ya que poseen sensibilidad y conciencia social. Mientras que en el glam Metal las letras hacían referencia a logros sexuales o al consumo de drogas y alcohol.


El impacto del grunge comenzó a alcanzar dimensiones insospechadas. La Rolling Stone nombró a Seattle como "el nuevo Liverpool".​ Las grandes discográficas se enfocaron en la ciudad y comenzaron a contratar a las restantes bandas de Seattle, mientras una segunda oleada de bandas empezó a emigrar a la ciudad con esperanza de alcanzar el éxito.


Movimiento grunge


El grunge consolidó su escena generando una subcultura propia, le acompañaron corrientes artísticas, literarias, ideológicas y políticas, y formas de intercambio y relaciones sociales derivadas de ellas, consolidándolo como ente cultural. ​Esta forma de vida fue copiada de los ermitaños, dejando de lado el cuerpo físico para dedicarse a lo que creen que puede suponer un mensaje para la humanidad, en este caso expresándolo en forma de música.


La postura anticomercial y contracultural, y la poca importancia que los grupos daban a su imagen, contrastó con otros movimientos, subculturas o culturas anteriores derivados de subgéneros del Rock, y varios músicos de esta corriente se caracterizaron por su rechazo a la artificialidad. Al movimiento grunge se le relacionó frecuentemente con la Generación X, ya que ambas surgieron casi de forma paralela y con muchos puntos en común.


La industria de la moda comercializó una moda grunge a las masas. El gusto ostentoso del rock de los 80 fue cambiado por camisas de franela o de “leñador”, jeans rotos o gastados y botas Dr. Martens otenis Converse, una mezcla de la estética punk con ropa típica de la zona de Seatle. También cabelleras largas y descuidadas.


No se había dado esa clase de explotación desde que los medios descubrieron a los hippies en los 60's, y rápidamente fue comparable con la comercialización que tuvieron el punk rock, la música disco y el hip hop. La ideología fue creada a partir del pensamiento de figuras de los músicos del género. Ideales que destacaban dentro de la actitud y las letras. El foco principal fue Kurt Cobain, destacando también Eddie Vedder o Layne Staley.


La influencia del consumismo, del comercialismo y de la competitividad había provocado un pesimismo existencial en la Generación X, que se vio reflejado como una mentalidad de rechazo cuyo máximo exponente ejemplo fue el suicidio de Kurt Cobain. Una rebeldía depresiva y apatía que hereda del “no future” del movimiento punk, junto con el pacifismo y el rechazo al materialismo del movimiento hippie.

Hacia 1993 comenzó una reacción en Seattle contra el grunge; muchos artistas empezaron a sentirse incómodos con el éxito y la atención. Kurt Cobain declaró: "Ser famoso es la última cosa que quise ser".​ Pearl Jam también comenzó a sentir el peso del éxito, en especial Eddie Vedder, en quien recayó la mayor parte de la atención. Pearl Jam continuaría su éxito comercial con su segundo álbum, Vs., de 1993, a pesar del sonido más crudo que su antecesor.


Muchos de los grandes grupos del grunge se separaron a mediados de los 90. Kurt Cobain comenzó a tener graves problemas con su adicción a las drogas,​ y a principios de 1994 entró en una clínica de rehabilitación, pero desapareció durante más de dos semanas hasta ser encontrado el 8 de abril muerto en su casa, lo que dio fin a Nirvana. ​


Pérdida de popularidad


La aparición del post grunge durante la segunda mitad de la década de 1990 causó la suplantación del grunge por este. El post grunge, con un estilo más suave y accesible, destronó a muchas bandas grunge. Grupos orientados a audiencias comerciales, como Collective Soul, Silverchair o Bush, caracterizados por suavizar las guitarras distorsionadas del grunge con una producción mucho más pulida.


Inversamente, otro subgénero del rock alternativo, el britpop, emerge como reacción contra el dominio grunge en Reino Unido. En contraste con la dureza del grunge, el britpop es "exuberante y lleno de juventud y deseo de reconocimiento".​ Grupos como Oasis o Blur se convirtieron en estandartes del estilo. El vocalista de Blur, Damon Albarn, admitió que su banda era "anti-grunge", mientras que Noel Gallagher, criticó duramente el grunge, sentenciando que "todo esto del victimismo en la música era pura basura".


En 1994, Pearl Jam canceló su gira en protesta contra Ticketmaster, que había encarecido los boletos de sus conciertos.​ Así, comenzó un boicot que redujo los conciertos gestionados por organizaciones similares, lo que hizo que no tuviese casi ningún concierto durante tres años.


1996 es el año del final del grunge: Alice in Chains dio sus últimos conciertos, con un distanciado y debilitado Layne Staley, quien comenzó a resentirse de sus problemas con las drogas, provocando la suspensión de conciertos y de la actividad de la banda hasta su muerte en abril de 2002. Apareció Down On the Upside, el último álbum de Soundgarden. La grabación tuvo fricciones entre los intrgrantes que llevaría a su disolución. Una suerte similar correría Screaming Trees, que editaron Dust, su último disco, en 1996.

También, Pearl Jam lanzó No Code, pensado como una ruptura completa del grupo con sus trabajos anteriores, en especial de Ten, y del grunge en general. Las sesiones de grabación al inicio estuvieron llenas de tensión, que estuvo a punto de provocar la disolución del grupo. Sin embargo, pudieron superar sus problemas personales, y a la fecha, son prácticamente la única banda que se mantiene activa, tocando y creando música nueva, razón por la cual, han trascendido hasta convertirse en un gran exponente del Rock de todos los tiempos.


De las grandes bandas que dieron vida al movimiento, hasta 2022 solo quedan activas Pearl Jam, Stone Temple Pilots, Alice in Chains, Mudhoney y The Melvins. Aún con esto, la influencia del grunge fue determinante en el posterior desarrollo del rock alternativo.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo