top of page

La importancia de la planeación fiscal estratégica en la gestión empresarial

La planificación fiscal permite optimizar la eficiencia financiera de la empresa y escoger las mejores alternativas para el pago de los impuestos.

La planificación fiscal es el conjunto de prácticas y estrategias para reducir o postergar la carga tributaria dentro de la legalidad vigente, contando con el soporte documental que demuestre su licitud, procurando el menor riesgo.


Las estrategias fiscales deben estar hechas a medida para cada empresa, el que una estrategia sirva para una empresa no significa que será útil para otras. Cada organización tiene un manejo de sus negocios y necesidades distintas.


La planificación fiscal es un recurso totalmente legal y debe realizarse con total atención a la materia fiscal, ya que, errores al excederse en lo permitido por ley, pueden causar daños severos, como fuertes multas o procesos penales con riesgo de cárcel en algunas ocasiones.


Ventajas
  • Favorecer la optimización de recursos financieros.

  • Generar una cultura fiscal, lo que ayuda a planear y anticipar efectos de eventos futuros que puedan tener impacto en las finanzas la empresa.

  • Al requerir del análisis de la situación de la empresa, se detectan otras áreas de oportunidad en la organización.

  • Minimizar el riesgo y brindar seguridad al fijar un rumbo con certidumbre, al conocer las áreas de oportunidad y la verdadera situación fiscal de la empresa.

Objetivos de la planeación fiscal estratégica
  • Permanecer informado de manera periódica sobre las facilidades y estímulos fiscales, para cumplir con las obligaciones fiscales.

  • Calcular correctamente el pago de impuestos mediante métodos adecuados en tiempo y forma.

  • Presentar información fiscal y financiera, con eso se facilita la creación de análisis y políticas de control.

  • Diseñar planes estratégicos para saber enfrentar las responsabilidades tributarias.

  • Evitar y disminuir el exceso de carga fiscal innecesaria.

Puntos clave y fases

Análisis


Identificar el estado actual del contribuyente o empresa, desde el punto de vista fiscal, jurídico, financiero, etc. Se determinan las características únicas como, su funcionamiento, capacidad de generar ingresos, giros, beneficios fiscales aplicables, etc.


Diagnóstico


Aquí se conoce la situación fiscal de la empresa. Se puede realizar mediante entrevistas con los responsables del área fiscal. Para conocer si la organización cumple con sus obligaciones fiscales como, presentación de declaraciones, pago de contribuciones, entre otras.


Alternativas


Se realizan análisis en conjunto entre los asesores y accionistas de la empresa. Ellos determinan cuál es la mejor alternativa y procesos a seguir, así como los tiempos de implementación.


Implementación


Se aplican todos los acuerdos a los que se llegaron, estos involucran a especialistas de otras áreas.


Mantenimiento


Es importante conseguir un acercamiento directo en la operación del negocio y coordinar sus actividades fiscales permanentemente. Se recomienda darle seguimiento puntual. La planeación fiscal estratégica es un proceso que debe llevarse a cabo a corto, mediano y largo plazo.


Consejos para una buena planificación fiscal
  1. Mantén tu información al día Mantener la documentación en orden para facilitar el análisis y el cálculo correcto de los impuestos es fundamental dentro de la planificación fiscal.

  2. Realiza el reporte de los ingresos correctamente Tener máximo control de los ingresos es esencial para realizar correctamente las declaraciones. Un error en el reporte puede significar para el fisco la intención de evadir impuestos. Algo que puede ocasionar serias consecuencias a la empresa.

  3. Encuentra todas las posibilidades de deducción Existen diversas posibilidades de deducción o diferimiento de las obligaciones, se debe hacer un análisis detallado para encontrar y aprovechar todas las opciones.

Diferencia entre planeación fiscal y evasión fiscal

En la planeación fiscal se busca preparar de manera inteligente y estratégica los asuntos financieros,

siempre y cuando esté dentro del marco legal. Existe una línea muy delgada entre la planeación y la evasión fiscal, por lo que hay que cuidar el no evadir impuestos con una estrategia malintencionada.


La planeación fiscal requiere de un guía para que la persona cumpla con sus obligaciones y pueda ayudarla a destacar en el mercado. Por otro lado, la evasión fiscal consiste en ocultar los bienes con la finalidad de pagar menos impuestos.


Importancia de la planeación fiscal

No contar con una planeación fiscal adecuada, puede generar problemas con la autoridad fiscal, las sanciones que se pueden originar son graves y llegan a tener un elevado costo en la economía del contribuyente.


Con una buena planificación, es posible aprovechar los beneficios e incentivos fiscales. Por ejemplo, es posible comprar bienes y servicios deducibles de impuestos, es decir, que permiten disminuir el pago de obligaciones, como el Impuesto Sobre la Renta (ISR) o al Valor Agregado (IVA), de esta forma puedes recuperar parte de la cuota pagada.


Se debe realizar teniendo en consideración el medio ambiente que rodea a la organización y demostrando un sentido de equilibrio y justicia.


Siempre deben considerarse las leyes que contemplan derechos a favor de los contribuyentes, ya que la legislación determina que el ejercicio de esos derechos no autoriza a dichos contribuyentes para que violenten la ley por medio del engaño, o disfrazando operaciones mediante la simulación de actos jurídicos para obtener beneficios que no les corresponden.


Para ello, todas las empresas requieren de profesionales capacitados capaces de plantear estrategias que beneficien de forma directa a la empresa de forma que pueda generar mayores utilidades.

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page