¿Empezar un negocio en pandemia?

El 21 de marzo se cumplió un año de que empezó la pandemia en México. En ese tiempo, más de 3 millones 250 mil personas perdieron su trabajo. De esos, casi 2 millones eran trabajos informales, ahí fueron 80% de mujeres las que se quedaron desempleadas.

El coronavirus marcó un antes y un después. Hemos visto modificaciones en las empresas, que adoptaron el teletrabajo para mantener en pie sus negocios y otras medidas para las que no estaban preparadas. También cambiaron los hábitos de consumo de las personas, que sometidas al confinamiento, encontraron soluciones a todas sus necesidades en la red (formación, alimentación, ocio, bienestar personal).


El Covid ha generado una gran crisis, pero también ha dado paso a nuevas oportunidades de negocio y de emprendimiento. Aquí presentamos una pequeña lista con algunas propuestas.


1. Formación Online


La formación online no es ninguna novedad. Sin embargo el confinamiento la potenció. Se juntaron dos circunstancias: los cursos presenciales no eran posibles, dado el estado de alarma, y las personas tenían mayor disponibilidad de tiempo libre.


Para muchas instituciones educativas fue todo un reto, pues tuvieron que elegir entre parar sus clases o pasar su formación al formato online. Algunas tenían experiencia en este campo, otras no. La situación dejó claro las enormes oportunidades que nos ofrece la virtualidad a la hora de impartir cualquier tipo de formación, no sólo a centros educativos, sino a empresas en general.


¿Qué tipo de negocios se benefician del auge de la formación online?


Los relacionados con la creación de contenidos multimedia, los dedicados a la creación de campus virtuales o cualquier plataforma que de soporte a cursos online.

Herramientas de comunicación o vídeoconferencia que permita impartir clases en streaming (véase el éxito de Zoom, Slack o aplicaciones para transmitir en vivo).

Empresas con personal docente que puedan dar atención a los alumnos de manera remota.

La formación como alternativa para empresas


La formación es una excelente herramienta de comunicación con el cliente.


Los canales digitales son perfectos para impartir formación a través de cursos online, webinars o la creación de plataformas digitales creadas para este fin, muchas empresas emplean ya esta vía para fidelizar clientes o captar leads. Analiza qué puedes aportarle a tu cliente (potencial o real) desde tu empresa y qué tipo de formación/canal/formato, puedes implementar.


2. Logística y Supplay Chain


Si el ecommerce necesitaba un impulso para que más gente apostara por la compra online: la pandemia se lo ha dado, las compras online aumentaron casi el 75% durante el confinamiento, y lo que es más relevante: el 11,5% de los consumidores online en este período no eran consumidores digitales antes del coronavirus.


Los hábitos de consumo han cambiado, se suscitó un impacto en la cadena de suministros, dejando ver la fragilidad de un sistema centralizado y la necesidad de un modelo de abastecimiento mejor distribuido, coordinado y rastreable en múltiples geografías y proveedores, sin renunciar a las ventajas de las economías de escala.


¿Qué oportunidades de negocios genera la logística después del coronavirus?


Creación de plataformas que empleen tecnologías especializadas (robótica, blockchain) que vinculen a consumidores y proveedores a través de un sistema global de cadenas de suministro.


Cualquiera relacionado con el reparto, paquetería sostenible, PyMES que venden en sus propios canales (ecommerce), PyMes que quieran vender en marketplaces (Amazon, AliExpress) tengan o no un sitio online propio.

¿Cómo consumimos online después del COVID-19?


El 41% de los compradores digitales compraron en tiendas online en las que nunca habían comprado antes; el 22,9% incrementaron sus compras online durante la pandemia.

Amazon anunció durante la pandemia que contrataría a 100.000 trabajadores más en Estados Unidos para satisfacer el aumento de la demanda de pedidos.


La demanda online ha aumentado, incluso en segmentos de población no acostumbrados al ecommerce: 4 de cada 10 hogares que empezaron a hacer la compra por Internet durante pandemia son de adultos de más de 54 años, casi el 60% ha realizado más compras por Internet durante el confinamiento y el 40% seguirá haciéndolo después de este período.

3. Comida, Delivery y Take Away


Junto con el aumento de las compras online, también ha aumentado la demanda de la comida para llevar y la demanda de comida a domicilio vía delivery.


Algunos restaurantes ya disponían de un servicio de delivery y otros se han atrevido por primera vez como una alternativa durante el confinamiento. Lo cierto es que las fórmulas de comida a domicilio se han multiplicado.


Abarca a un cliente potencial muy amplio. No sólo están los particulares que puedan llamar desde sus casas, sino desde las oficinas o encargos de empresas (eventos, reuniones, etc).


Las Dark Kitchens son uno de esos negocios de pandemia que rindió frutos para muchos. Es más barato que un restaurante pues solo necesita una cocina y saber cocinar delicioso. Se ahorran los gastos de salón, enseres, seguridad, valet parking, etc.


Hacerlo fácil para llevar; instrucciones sencillas para los clientes; pensar que las personas podrían utilizar sartén, horno o microondas para cocinar la preparaciones, y que el resultado sea lo más parecido a lo que se pude ofrecer de forma presencial.


La compra de comida a domicilio supone una acumulación de envases desechables, por tanto, es una buena oportunidad para la creación de envases sostenibles.

Y hay más, los consumidores son cada vez más exigentes con lo que comen y toda la información que les aporte tranquilidad al respecto. Surgen oportunidades de negocio para las empresas que facilitan el rastreo de los pedidos. También soluciones que reduzcan el impacto medioambiental: evitar el uso de plásticos, o alargar la vida de los alimentos.


Utiliza las ventajas de unas redes sociales fuertes. Considera contratar una agencia, si se nota que es profesional, las personas confían en que tú eres profesional.


4. Terapia en línea


Es posible que antes de la pandemia no hubieras considerado tener una cita con tu psicóloga vía internet. Sin embargo, ya existen plataformas que lo ofrecen. Todo se puede hacer desde una página de internet: inscribirte, agendar tu cita, pagar, tomar tu sesión.


Es accesible en todos los países de habla hispana, no solo en México. La pandemia nos cerró muchas puertas, pero permitió que estos negocios ganaran protagonismo.


Otra ventaja es que a través de la plataforma se puede dar la tranquilidad de preguntar y quitarte las dudas.


5. Teletrabajo, Oferta y Herramientas


Uno de los cambios que trajo el confinamiento fue la implantación inmediata del teletrabajo en la mayoría de empresas. Esto ha requerido una nueva gestión de la comunicación entre empleados, jefes y equipos de trabajo. Herramientas como Google Hangouts, Zoom, GoToMeeting, Skype e incluso WhatsApp se han convertido en grandísimas aliadas para mantener el contacto entre compañeros.


Puede que el COVID-19 haya sido el impulso que necesitaban las empresas para la implantación del teletrabajo y de toda la digitalización que implica.


Oportunidades de la expansión del teletrabajo


Consultorías y negocios con servicios de formación que ayuden a las empresas a establecer protocolos de trabajo remoto o freelance.

Softwares especializados y herramientas de trabajo en equipo que faciliten la gestión de proyectos, que permitan el intercambio de documentos y aumenten la eficiencia.

Plataformas de vídeoconferencia que faciliten la colaboración y que reduzcan las limitaciones de la distancia física.

El 58 % de los trabajadores considera que antes del coronavirus ya disponía de lo necesario para poder teletrabajar; el 68,6 % quería teletrabajar antes del Covid, pero su empresa no se lo permitía.


El teletrabajo no es el único avance tecnológico, también destaca el avance de la automatización. El 96 % de los profesionales de recursos humanos opina que la inteligencia artificial permite mejorar la adquisición y retención del talento.


La tecnología hará desaparecer uno de cada siete empleos y en los países de la OCDE, el 30% de los empleos se modificarán. La influencia de las nuevas tecnologías en el sector laboral será determinante en el período posterior al Covid.

6. Ciberseguridad: Conexiones más seguras


El confinamiento ha hecho que empleados de miles de empresas a nivel internacional tuvieran que conectarse para trabajar, desde redes domésticas y computadoras personales.


Muchas empresas, incluso las de gran tamaño, no disponen de conexiones VPN que resguarden el acceso a datos sensibles desde los hogares de sus empleados. Tampoco hay garantías de que los equipos estén libres de virus o con unas mínimas configuraciones de seguridad. Todo esto, hace que las empresas sean vulnerables ante ciberataques.


¿Qué emprendimientos pueden beneficiarse de esta situación?


Empresas dedicadas a todo lo relacionado con la seguridad en el teletrabajo en (antivirus, VPN, firewalls, migración, integración y diseño de arquitectura de seguridad IT, etc).

Empresas relacionadas con la analítica predictiva, pues la tendencia hacia la detección y prevención es una pauta cada vez más común en las empresas.

Con la crisis del Coronavirus se vieron comprometidos los datos y la seguridad de personas y empresas. Al inicio de la pandemia, la actividad maliciosa se desarrolló, sobre todo, en los países más afectados por el Covid, especialmente Europa y costa este de Estados Unidos.


Conclusiones y consejos


Finalmente como consejos podemos aportar primeramente que si alguna ocasión tuviste una mala experiencia, olvida el sabor de boca y toma lo aprendido, por ejemplo:


Se debe cotizar todo, si se gasta, aunque hayan sido $25 para comprar un kilo de azúcar, se apunta. Este control permite saber en qué se utiliza el dinero.


Es importante contar con un fondo de ahorro personal, y un fondo para el negocio; la intención debe ser crecer el negocio cuando se generen ganancias, no tocarlas, con eso se podrá invertir en lo que sea necesario.


Son importantes los buenos proveedores; innovar sin miedo, sobretodo, ofrecer algo en lo que confías y de un precio justo siempre atraerá más trabajo. Vender calidad, un producto único y atención a sus clientes.


Otra cuestión interesante que mencionan es que los negocios no funcionarían sin el movimiento que existe actualmente para el consumo local. Aunque, también es vital que los amigos o familia brinden apoyo para salir adelante.


Y recuerda, es tan importante tener una buena idea, como saber llevarla a cabo.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo