La Onza Troy, origen y por qué es una opción para invertir

En México, la onza de plata Libertad es bastante conocida, pero más allá de eso, ¿qué sabemos de estas monedas de plata?

El nombre tiene su origen en la ciudad francesa de Troyes. El sistema troy fue la base del sistema británico medieval de monedas introducido por Enrique II de Inglaterra.


En esta época, la mayoría de la administración inglesa se basaba en sistemas franceses. El penique era literalmente un penique de plata. Una libra esterlina también equivalía a veinte chelines, con cada chelín siendo doce peniques.

El sistema troy fue adoptado por la Casa de Moneda de Estados Unidos para la regulación de las mondas 1828.


Alternativa de inversión más accesible que el centenario

La onza libertad de plata es la moneda más popular de su tipo en el país y la más recomendable para invertir, debido a su alto nivel de pureza (99% de la moneda es plata pura) y a la facilidad para venderla.


Para invertir en metales físicos, es importante buscar las monedas más populares porque son las que más demanda tienen, más valor poseen y las que mejor precio tendrán en un futuro.


Las monedas físicas, como la onza libertad de plata, son inversiones de mediano y largo plazo por los diferenciales que existen entre la compra y venta del activo. Cada institución financiera tiene su propio diferencial, con el objetivo de generar sus utilidades.


En el caso de Banco Azteca, el diferencial es de 50 pesos pesos por moneda. Quien quiera adquirir una onza libertad de plata tendría que pagar 479 pesos, mientras que quien quiera venderla recibiría 429 pesos.


Lo anterior contrasta con Banorte, en donde el diferencial es de 155 pesos, ya que el precio de compra es de 270 pesos, mientras que el de venta es de 425 pesos por moneda.


Diferencias y similitudes con el centenario

Una propiedad de la onza libertad de plata es que no es necesario contar con un gran capital para adquirir una moneda, contrario a lo que pasa con el centenario.


En las similitudes, tanto la onza libertad de plata como el centenario se ven beneficiadas por la depreciación del peso frente al dólar y son activos en los que el inversionista tiene posesión directa, y no depende de un sistema bancario.

La onza libertad de plata permite hacer el hábito de ahorrar y comprar con periodicidad, semanal o quincenalmente y es más fácil de ajustar a las posibilidades de cada persona.


Un factor que puede presionar a la baja el precio es la condición de la moneda. Si está en mal estado, con rayones o abollado, el precio disminuirá.


La plata comparte propiedades con activos como el oro, que sirve de refugio para los inversionistas, y con el cobre, que es un metal industrial.


El 59% del consumo de plata lo hace el sector industrial, por sus características como la conductividad, mientras que 41% sirve para joyería, monedas y cubiertos.


La elevada exposición al sector industrial provoca que expectativas de contracción económica mundial presionen a la baja el precio del metal, sin embargo, el impacto no será tan profundo como en el cobre, gracias a que la plata tiene una parte de activo de refugio.


A medida que algunos países comienzan el desconfinamiento que se ha implementado para reducir los contagios del COVID-19, esto puede traer también una reactivación para el sector industrial, y uno de los activos beneficiados puede ser la plata.


Hoy en día, la plata está subvaluada. Cuando se quiere invertir, es mejor hacerlo en un activo castigado que tenga expectativas positivas a futuro, como la plata hoy en día.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo