Revenue Shares: Qué son y cómo funcionan

Un estilo de negocio que permite el crecimiento de todos los implicados.

Qué son


Un sistema de inversión basado en Revenue Shares tiene como función principal, repartir las ganancias obtenidas por la empresa por la venta de bienes y servicios entre las partes interesadas o contribuyentes, y los que intervienen y participan mediante inversiones.


No debe confundirse con las participaciones en utilidades, en cuyo esquema sólo se comparte la utilidad , es decir, los ingresos que sobran después de eliminar los costos, ni con las acciones, que pueden comprarse y venderse y cuyo valor puede fluctuar.


El dinero que se ingresa mediante estas inversiones es utilizado para hacer crecer diferentes modelos de negocio, normalmente basados en marketing y publicidad online. Después, los beneficios obtenidos se reparten entre los usuarios de forma porcentual y dependiendo de la inversión hecha por cada uno.


Estas ganancias nunca serán fijas en el tiempo, y siempre dependerán de los beneficios obtenidos por la empresa. Este es uno de los principales puntos a tener en cuenta para saber si estamos hablando de un verdadero sistema de ganancias compartidas o de otra cosa. Cualquier sistema de inversión que ofrezca ganancias fijas, en ningún caso puede estar basado en el modelo de negocio de los Revenue Shares.


¿Es sostenible un sistema de Revenue Shares?

Por supuesto que si. El sistema de ganancias compartidas existe desde hace muchos años, y hay varios ejemplos que corroboran que con una buena administración se puede llevar a cabo un negocio rentable y sostenible en el tiempo.


En cualquier tipo de negocio sea online u offline, la honestidad y eficacia en la gestión por parte del administrador será lo que marque la diferencia entre el éxito y el fracaso. Entran en juego dos factores principales a tener en cuenta para que el negocio prospere:


· Conseguir inversores y clientes que crean en tu negocio.

· Gestionar de forma correcta el dinero que entra en el sistema.


El primer paso no es muy difícil, ya que con una buena estrategia de marketing y publicidad se puede conseguir una buena cartera de clientes e inversores que empiecen a meter liquidez en el sistema.


¿A dónde va a parar el dinero de los inversores? ¿Realmente se está usando para hacer crecer el modelo de negocio? ¿El administrador está preparado para gestionar ese dinero adecuadamente?


No todo el mundo sabe llevar un negocio y hacerlo crecer, esto pasa en cualquier negocio. Un negocio basado en Revenue Shares puede ser perfectamente sostenible al igual que lo puede ser una cafetería o una tienda de informática, pero sin una buena gestión, cualquier negocio tiene los días contados.


Sistemas fraudulentos que se hacen pasar por Revenue Shares


Debido al incremento del sistema de las ganancias compartidas y el hecho de que se esté implantando en cientos de páginas por Internet, los estafadores han encontrado un nuevo terreno para defraudar a la gente.


No es muy difícil abrir una PTC o página de inversión que implemente este sistema para captar usuarios, para después encontrarnos con diferentes tipos de estafas piramidales o esquemas ponzi cuyo objetivo es juntar el máximo dinero posible y luego salir corriendo bajo el anonimato que proporciona la red.


Estas estafas suelen detectarse enseguida, sobre todo por su “modus operandi”. Los esquemas ponzi y sistemas piramidales fraudulentos ofrecen beneficios y rentas fijas elevadas. Esto suele ir acompañado de un sistema de referidos o afiliación de niveles, que sirve para aprovecharse de personas con facilidad de conseguir grandes redes y por tanto llevar muchos clientes potenciales al sistema.


Las dos diferencias entre un sistema de Revenue Shares o reparto de beneficios y un sistema piramidal fraudulento o esquema ponzi serían las siguientes:


Los Revenue Shares no ofrecen ganancias fijas. Los resultados de las inversiones siempre estarán ligados a los beneficios obtenidos por la empresa. Los negocios basados en las ganancias compartidas no suelen contar con un sistema de afiliación de muchos niveles (1 o 2 como máximo), de lo contrario, serían insostenibles.

El funcionamiento de los negocios que ofrecen este tipo de inversión es sencillo. ¿Cuánto tardaremos en conseguir rentabilidad? No se puede saber. Esto dependerá de los beneficios de la empresa, por lo que podemos tardar 2 meses, 5 meses, 1 año, etcétera.


Conclusiones

El reparto de beneficios o Revenue Shares puede ser una gran alternativa de negocio que nos proporcione interesantes beneficios a medio y largo plazo.


La clave estará en acertar donde metemos nuestro dinero y tener la suerte de encontrarnos con administradores honestos y eficientes que aparte de buscar el beneficio personal, también busquen el de sus usuarios.


Hay que tener cuidado de no dejarse llevar por grandes cifras y rentabilidades altas en poco tiempo, nunca acaban bien. Los beneficios razonables y sostenibles en el tiempo deben ser el principal objetivo.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo