El presente del Rock, Greta Van Fleet

Una invitación para conocer realmente la música de esta banda y formarse su propia opinión antes de dejarse llevar por prejuicios.

Constantemente entran al mercado nuevos artistas con propuestas musicales de todo tipo. Sabemos que está mayormente saturado desde hace una década por el llamado "Género urbano", para el que no es necesario dedicar más palabras. Pero existen excepciones muy honrosas que por el simple hecho de apostar por algo diferente vale la pena conocerlas, y a partir de ahí, decidir si es algo para sumarse al gusto de cada quien.


Tocaremos exclusivamente el caso de Greta Van Fleet, un nombre un poco raro quizá, para ser el nombre de una banda, pero no todo se trata de filosofía y pensamientos profundos. En el mundo del mainsteam lo importante es vender para no terminar por desaparecer debido a que una banda fue "demasiado compleja" para el gusto del público, así fue que el nombre de una vecina de Frankenmuth (población estadounidense de Michigan) terminó utilizado en una banda rock.


Desde su aparición, han sido fuertemente criticados porque de acuerdo con la opinión de algunas personas, el sonido de la banda de los hermanos Kiszka (Josh, voz; Jake, guitarra y Sam, bajo y teclados; completa el batirista Danny Wagner) es muy parecido a Led Zeppelin, que por cierto, los mismos integrantes del grupo lo citan como una gran influencia.


Pero bueno, para empezar, el gusto por el rock de los hermanos Kiszka, han mencionado que proviene proviene de su padre, músico de blues que solía tocar en casa su armónica y guitarra. Esto es, que en un inicio, toda su niñez estuvieron empapados de distintas influencias, de un diferente estilo de música y de otros muchos artistas y canciones de blues que no tenían nada que ver con Led Zeppelin.


El grupo comenzó a tocar en vivo en el año 2012, siendo apenas unos adolescentes, y desde entonces señalan que sus principales influencias estaban dentro de las bandas de finales de los años 60 y comienzos de los 70. Y ya en 2013 editaron su primer single, “Highway Tune”; con producción independiente y el particular estilo vocal similar al de Robert Plant, no así la música, que se disfruta mucho más amable y con un gusto e inclinación (si vale el calificativo) más "popero".


Al parecer, lo anterior no es una sensación que compartan algunas personas, ya que recientemente el vocalista del grupo The Darkness, Justin Hawkins, ha publicado una dura crítica, y de este track en particular mencionó: “No creo que se estén haciendo ningún favor cuando el guitarrista toca ese riff y hace esta coreografía... que está sacada directamente del libro de trucos de Jimmy Page”.


Me parece curioso que Hawkins sea capaz de emitir este tipo de señalamientos, porque si hacemos un poco de memoria, la banda de la que proviene parece una sátira de grupos de finales de los 70, y en su tiempo, probablemente no fue tan señalada. Más bien se tomó con buen humor y de la música jamás se esperaron grandes cosas, quizá porque no eran lo suficientemente buenos como para ser comparados con una banda legendaria del nivel de Led Zeppelin.


Los músicos de Greta Van Fleet han señalado a grandísimas clásicas como parte de su paquete de influencias. Cream, The Beatles, The Who,The Rolling Stones, The Jimi Hendrix Experience, los pioneros del blues. Esto se nota claramente en su disco "The Battle at Garden's Gate", publicado en 2021 y cuyo sonido en general, transita en un discreto Rock Progresivo con instrumentación y adornos que coquetean con la psicodelia sesentera; todo, dentro de un marco casi popero y listo para ser disfrutado y vendible para un público masivo postcovid y hambriento de grandes conciertos.

No es que la banda haya descubierto el hilo negro, pero son en realidad una opción diferente e interesante para este mar de ruido "urbano" y lleno de estrellas salidas de seguidores de internet. ¿De verdad es tan difícil darle una oportunidad a una banda que toca la propuesta más cercana al Rock que ha tenido la industria en los últimos 10 años (por lo menos)?


Actualmente, lo que le sobrevive al género, son bandas que por muy jóvenes estarán próximos a cumplir dos décadas activas; otros grandes representantes datan de la era postgrunge. Por donde se busque, el Rock está envejeciendo, los conciertos, las nuevas canciones, los nuevos himnos no se escuchan como antes, ¿cuál será el nuevo clásico?, ¿acaso tiene que ser Dua Lipa, Billie Elish o Bad Bunny el nuevo ídolo de los adolescentes?


Es por eso que apuesto en defensa de Greta Van Fleet, son el presente y si les permitimos, serán el futuro que inspire a miles de jóvenes a que tomen sus instrumentos y vuelvan a hacer latir sus corazones al ritmo de la mejor música del mundo, que le den algo de brillo a sus vidas y contenido a su cabeza. ¡Basta ya de música de plástico, redes sociales y salgamos a vivir por algo!

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo