Causas y consecuencias de la paridad euro/dólar

La inflación, los temores de recesión y la guerra en Ucrania son algunos de los factores que han llevado a la moneda de la zona euro a su nivel más bajo en 20 años.

En la primera jornada de esta semana (11-jul-22), el euro llegó a cotizar en 0.99 unidades por dólar, su menor nivel frente a la divisa estadounidense desde diciembre de 2002. Más tarde, la divisa europea recuperó terreno y regresó a cotizar en 1.004 unidades por dólar, pero los analistas creen que la paridad pronto llegará y que la moneda podría caer más.


Origen de la caída


Las últimas semanas han sido malas para el euro; pero en lo que va del año, la divisa se ha depreciado 12% al pasar de 1.138 a finales del año pasado a 1.004 unidades por dólar.


En la zona euro se está formando una situación peligrosa a nivel económico: la inflación está en niveles récord (8.6% en junio, el más alto desde que se creó el euro), y la economía no está creciendo lo suficiente (en el primer trimestre su PIB creció 0.6%). Esta situación dificulta que el Banco Central Europeo (BCE) endurezca su política monetaria.


Con la pandemia, la economía también se afectó. Para incentivar el consumo y la inversión y acelerar el ritmo económico, los bancos centrales de todo el mundo bajaron sus tasas de referencia, lo que hace que los préstamos sean baratos y que haya más dinero fluyendo. El problema es que al aumentar la demanda, los precios suben, o sea más inflación.


Para frenar la inflación, el mecanismo es justo el contrario: subir las tasas clave, de tal forma que frene el consumo y la inversión, y con ello se contenga el alza de precio. ¿El costo? Menor crecimiento. Y en una situación así: inflación, más bajo crecimiento económico, el movimiento de las tasas no es suficiente.


La guerra en Ucrania es otro factor que han estado perjudica a la zona euro, sobre todo por el aumento del costo de los energéticos y la escasez de alimentos.


La invasión de Rusia a Ucrania provocó una crisis mundial en el mercado de materias primas. Rusia y Ucrania son clave en el mercado de los commodities: ambos representan casi un tercio de las exportaciones mundiales de trigo y 19% de maíz. Además, Rusia es el segundo productor más importante de petróleo en el mundo y el primer exportador de gas de Europa, y produce alrededor de 6% de aluminio y 7% del níquel a nivel mundial.


El conflicto provocó sanciones hacia Rusia y problemas en suministro de materias primas provocando escasez y alza de precios internacionales. Peor aún, la zona euro comenzó el lunes el mantenimiento anual de su principal gasoducto, el Nord Stream 1, se espera que los flujos se detengan 10 días, pero temen que el suministro no regrese a los niveles normales después de las obras.


Ante este panorama, los inversionistas han estado huyendo del euro. Al mismo tiempo, el dólar se ha fortalecido, debido a que ha fungido como un activo de refugio de valor en el último año. En momentos de incertidumbre y alta volatilidad, los inversionistas aumentan la demanda, y por ende, el precio de activos considerados seguros, como el dólar y los bonos del Tesoro.


Consecuencias de la paridad con el dólar


La paridad del euro con el dólar (que un dólar valga un euro) no es algo que a la zona euro le siente bien en estos momentos que la economía de la región está endeble. Alrededor de 50% de importaciones de la zona euro están denominadas en dólares, con una moneda valiendo lo mismo, o menos, los productos importados se vuelven más caros.


Sobre todo petróleo y gas, al pagarse en dólar incrementará el precio. Su dependencia energética es alta, 40% con Rusia y 50% con Medio Oriente, esto inducirá a una mayor inflación. Si el euro se mantiene en los niveles en los que se encuentra, la economía de la zona podría verse aún más comprometida. El Banco Central Europeo anunció un aumento de tasas por primera vez en 10 años ya que la guerra seguirá presionando la inflación.

¿Cuánto más podría caer el euro?


En lo que va del año, el euro se ha depreciado más de 10%, y podría no ser su piso y caer aún más, la clave serán los próximos datos que se conocerán en Estados Unidos. Hoy se publica la inflación de Estados Unidos y si sale por encima de 8.6%, generará mayor especulación en torno a la política monetaria de la Reserva Federal, esto puede fortalecer al dólar y llevar rápidamente al euro por debajo de la paridad.


Otro momento clave será el anuncio de política monetaria del BCE, programado para el 21 de julio, y se espera que suba su tasa de interés en 25 puntos base, algo que el mercado ha interpretado como insuficiente. El comunicado es muy importante, si hablan de una política monetaria donde la tasa de interés va a subir lentamente o que no hay espacio para subirla por la posibilidad de una recesión ante la crisis energética y todo lo que se ha derivado por la guerra, esto puede llevar al euro a un nivel de 0.95 dólares por euro.


En una visión menos pesimista, el aumento en las tasas de interés del Banco Central Europeo ayudarían a que el euro recupere terreno frente al dólar, pero de momento, la situación económica es mucho mejor en Estados Unidos que en la eurozona. Mientras la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) mantenga un aumento agresivo de la tasa de interés, generará que sean más atractivas las inversiones en dólares que en euros.


El Banco Central Europeo va muy lento en el incremento a las tasas de referencia a pesar de que la inflación se ubica en este bloque en niveles del 8.6 por ciento. Se prevé que el banco central europeo sea muy cauteloso en su anuncio de política monetaria no solamente por el riesgo a una recesión, sino por los problemas crediticios que pudiera generar en otros países.


Principalmente por una contracción en Alemania e Italia, las economías que más están resintiendo el problema geopolítico. Alemania, al ser el principal motor de la eurozona, si se debilita tiene consecuencias en toda la región. La implicación industrial del hecho de que no haya gas es un punto negativo para Alemania en el corto plazo.


Bueno para bitcoin


El escenario económico actual favorece a bitcoin (BTC) a largo plazo. Son muchos los que están de acuerdo con que el Banco Central Europeo (BCE) no ha sabido tomar las medidas adecuadas a través de su política monetaria basada en la emisión desmedida. Existe inquietud frente a la posibilidad de que esta crisis cause una recesión de consecuencias insospechadas.


Hay diferentes perspectivas sobre lo que ocurrirá, ya que algunos analistas económicos dicen que el Banco Central Europeo subirá las tasas de interés para colocarlas al mismo nivel que las tiene la Reserva Federal. Con ese equilibrio, el euro volvería a subir. No obstante, otros analistas argumentan que el BCE llega tarde a la subida de tipos de interés y creen que el euro y el dólar mantendrán su paridad por largo tiempo.


Los acontecimientos que se han suscitado en la última semana han llevado a la comunidad de bitcoin a pensar que en realidad ha comenzado el colapso de la economía mundial. Algunos analistas piensan que la paridad del precio euro/dólar solo demuestra que ha comenzado el círculo de destrucción llamado “Doom Loop” en el mercado tradicional.


Sri Lanka fue tomada el 9 de julio por una masiva cantidad de habitantes que protestaron la bancarrota nacional. Mientras, por el otro, los bancos chinos están bloqueando el dinero de los ahorristas en medio de una crisis de efectivo. En ambos casos, bitcoin ha surgido como protagonista, se cree que podría suceder algo parecido.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo