Conoce 13 cualidades que comparten las personas exitosas

El éxito no es cuestión de suerte, es mucho trabajo, mucha entrega y una buena dosis bien invertida de sacrificio.

En esta ocasión tocaremos el tema del emprendedurismo; comentaremos una serie de actitudes y cualidades diferenciales que comparten muchas personas exitosas que han logrado hacer grandes a sus empresas.


Porque conseguir el éxito no es cuestión de suerte, es mucho trabajo, mucha entrega y una buena dosis bien invertida de sacrificio.


A continuación enumeramos estos puntos que no debes perder de vista.


1. Solucionar los problemas de los clientes


Si se ha repetido es porque funciona, siendo innovadores, sin pensar siempre de la misma forma podemos satisfacer las necesidades del cliente, encontrar un detalle que se pueda mejorar en un producto o servicio. Por eso, es bueno estar atento a las novedades del mercado que puedan beneficiar a la empresa y a tus clientes, alejarse del status quo.


2. Enamórate del proyecto


Si crees en lo que estás vendiendo se nota, pero si no crees se nota mucho más. Al emprender busca proyectos apasionantes que te emocionen, aquellos en los que puedas creer. Las opciones más lucrativas pueden fallar si quienes tienen que sacarlas adelante no creen en ellas. La pasión es difícil de fingir y fácil de transmitir.


3. Tu círculo social más cercano es clave


Muchos emprendedores exitosos lo son porque tienen un círculo de apoyo que los incentiva a crecer. Contarle a tu mejor amigo(a) y familiares que te apoyan sobre tu proyecto, sobre todo si es uno que te apasiona, permitirá involucrarle en el proceso y ver a tu empresa desde otros ojos, aportar ideas y compartir el éxito.


Muy importante: aléjate de la gente tóxica que no cree en ti.


4. Tener consciencia del diferencial de tu negocio


El principal diferencial es aquello que soluciona un problema que los clientes tienen; así, se logra convertir en una referencia. Encuentra tu diferencial y prioriza que tenga como foco mejorar la relación cotidiana con tu cliente.


5. Crear procesos en tu negocio


Esto es necesario para que cada vez que alguien consuma tu producto, lo reciba de la misma forma, desde el primer trato con el cliente hasta la entrega final y si es necesario, el seguimiento. Gracias a contar con los procesos necesarios en tu empresa, se logrará entregar el mismo buen resultado a cada uno de tus clientes.


6. Sé competitivo


Hay que estar pendiente de lo que la competencia hace. Es importante invertir tiempo y esfuerzos pensando en la próxima innovación, cómo se pueden ofrecer resultados más efectivos para los clientes y cómo puedes asumir una postura diferenciada.


7. Persistencia.


A pesar de anteriores descalabros, el secreto es nunca rendirse y levantarse cuando la vida pone reveses. Cree en ti y en lo que haces, incluso cuando la gente no cree.


Una frustración no debe cambiar las perspectivas y planes. No permitas que una situación negativa te lleve a desistir de tu sueño. Las personas exitosas ya pasaron por diversos fracasos.


Existen compañías y personas que tiran la toalla si no perciben resultados inmediatos. Es posible que en los primeros años de negocio no se gane mucho dinero, al contrario, las ganancias se tendrán que invertir, debes apostar en tu sueño.


No es fácil, los buenos resultados exigen tiempo, persistencia y disciplina.


8. Compromiso, tuyo y de tu equipo


El compromiso es clave para vender cualquier cosa. Implica quedarte con tu proyecto y poner todo de ti en hacerlo crecer, en lugar de tener los ojos en el próximo trabajo.


Es muy importante tener un equipo de personas en el que se pueda confiar. Es imprescindible proporcionar cursos y capacitación para que todos entiendan el objetivo final de los trabajos. Es importante que el equipo comparta los valores de la empresa. Así, es posible generar sintonía entre los objetivos personales y los de la organización. Un equipo unido aumenta la posibilidad de alcanzar las metas empresariales.


9. Curiosidad


La curiosidad puede cambiar el destino, es fundamental, es importante tenerla sobre los desafíos y objetivos de los clientes. Mostrar que realmente se preocupa por sus problemas y que deseas mejorar continuamente tu oferta.


Experimenta siempre, planea, ejecuta y mide los resultados. Haz alteraciones en tu estrategia, ejecuta nuevamente y mide. Este es un ciclo que no debe tener fin en las empresas que desean obtener mejores resultados.


10. Cada obstáculo es una oportunidad para innovar


Cuando intentas algo nuevo puedes encontrar dificultades. Entre más desconocida sea el área, mayores obstáculos encontrarás. Toma estos obstáculos como oportunidades para encontrar nuevas soluciones, para imprimirle tu sello personal al negocio, innovar, diferenciarte de la competencia y crear nuevas formas de hacer las cosas.


11. Deja la pereza de lado


Nunca sabrás hasta donde abarca tu negocio si no investigas lo que hay después y antes de poner tu producto en el mercado. Investiga, indaga y así encontrarás más opciones para expandirte y perfeccionar tu oferta.


12. La gente no compra productos: compra marcas


Si logras que detalles pequeños pero significativos identifiquen tu negocio , estableces las bases para convertir tu producto en marca. Y una marca es el concepto mental con el que la gente asocia lo que vendes. No solamente incluye el logotipo, las instalaciones o lo que hay en el menú, sino los beneficios que comunica.


13. Nunca es tarde para comenzar


La edad no es una limitante para empezar un negocio desde cero y tener mucho éxito. No existe una fecha correcta para tener una idea y ejecutarla con ambición.


Por supuesto que no hay una fórmula mágica y que estos puntos no representan argumentos infalibles, pero ten por seguro que si te enfocas en cumplir con estos consejos, tu camino llevará una dirección positiva y tu proyecto podrá generar dividendos que, sin duda, te llenarán de satisfacción.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo