Inventario rotativo, garantía de disponibilidad y ventas

Mantener un inventario significa tener una fuente de abastecimiento en cualquier época, y asegurar que se prestará un servicio constante y eficiente al cliente.

El inventario es un activo importante para una empresa, agrega utilidad de tiempo, lugar y cantidad a los productos; si un producto no está en el lugar determinado, en el tiempo necesitado y en las cantidades solicitadas, pierde posibilidades de consumo.


El secreto de los inventarios rotativos es planificar el conteo de las existencias de la empresa de manera distribuida a largo de todo el periodo anual del ejercicio contable, actualizando el stock periódicamente.


El inventario rotativo implica revisar los almacenes de forma gradual. Así, de acuerdo a un programa, se van inspeccionando diariamente un determinado número de mercancías.


Además, no exige la paralización de las actividades de la empresa, a diferencia del inventario físico. Es conveniente para empresas con gran volumen de inventarios y para aquellas que no pueden detener sus actividades por la fuerte demanda de sus clientes.


Los trabajadores no deberán destinar mucho tiempo a realizar el inventario físico de todo el almacén. Sólo cumplen con contar las unidades que se requieren en el día. Así, se aligera la carga laboral que, de otro modo, estaría concentrada en una o varias jornadas, y la empresa tendría que detener sus operaciones, perdiendo ventas.


Es económicamente más viable que el inventario permanente, que implica actualizar las existencias en tiempo real, lo que es muy costoso de implementar cuando la compañía maneja un alto stock.


Detalles importantes


· Permite identificar errores en la salida o entrada de bienes o insumos durante el ejercicio contable.


· Los artículos más importantes, o de mayor valor, se cuentan con más frecuencia; y se hace un inventario menos regular de los bienes de bajo costo.


· Se debe contrastar la información recogida con las cifras que constan en el registro contable.


· No es conveniente cuando una empresa tiene mercancías muy valiosas. En estos casos, cualquier extravío debería conocerse en tiempo real.


Ejemplo de inventario rotativo


Imaginemos que hay una empresa que maneja tres tipos de artículos. En el siguiente gráfico, se muestra el inventario rotativo programado.


Producto Stock Frecuencia # de artículos por día

A 2600 Trimestral 40

B 1300 Semestral 10

C 2600 Anual 10


Cada unidad de las existencias tipo A, que son más valiosas, se cuenta de manera trimestral. Las de tipo B, se revisan por semestre; y los bienes menos costosos, en la categoría C, solo se verifican una vez al año.


Según lo programado, tendremos un listado de 60 artículos por inventariar al día. Esto, asumiendo que hay 260 días laborables en el año.


Supongamos que se quiere saber cuántas unidades del bien A se necesitan contar al día para revisar todo el stock de esa categoría en un trimestre. Primero, se calcula la cantidad de días hábiles por trimestre: 260/4=65. Luego, se divide el stock del bien A entre ese número de días 2.600/65=40.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo