Parásitos, la simbiosis entre clases sociales

La sociedad se proyecta con la polarización y desigualdad como una triste comedia; hay rangos y castas invisibles; despreciamos las jerarquías, pero la realidad es que hay líneas que no se pueden cruzar. Este filme muestra las grietas que aparecen cuando dos clases se rozan

El estreno de “Parásitos” en el Festival de Cannes provocó una gran expectación, ganar la Palma de Oro y hacer historia en los Oscars con cuatro estatuillas, incluida mejor película y director, consagraron a esta película indiscutiblemente como la mejor del año, y dado su reciente estreno, seguramente seguirá dando mucho de que hablar durante 2020.


Pero para el mundo occidental, el director Bong Joon-ho, hasta el día de hoy, es un personaje poco conocido, trabajó durante la última década en coproducciones internacionales como “Snowpiercer” y “Okja”, y regresó a su país (Corea del Sur) para realizar un filme que marca el comienzo de una nueva etapa en la su carrera.


Parásitos


Una mezcla de humor negro, crítica social, sátira y suspense es lo que nos ofrece; una dura observación sobre la sociedad contemporánea, en la que imperan la polarización económica y la desigualdad, y en la que grandes sectores lucen cada vez más desesperados. La película narra los retos en un mundo donde la coexistencia es cada vez más difícil.


La historia gira en torno a una familia de clase baja (los Kim) que vive en un sótano con bajas expectativas, el padre ha acumulado fracasos empresariales, la madre nunca ha tenido un éxito especial, y el hijo y la hija no muestran interés por realizar estudios universitarios.


Por el contrario, el Sr. Park es un adicto al trabajo, tiene el puesto de director ejecutivo de una empresa de tecnología de la información, se ha hecho rico recientemente, vive con su joven esposa y sus dos hijos. Parecieran una familia ideal de cuatro miembros entre la élite moderna.


Es un drama humano contemporáneo. La trama consiste en una serie de situaciones únicas y distintivas, sin embargo, podría tener lugar en el mundo real. Se puede ver como si se tomara un incidente de las noticias o las redes sociales y se convirtiera en película. En ese sentido es bastante realista.


Los miembros de la familia Kim se mezclan, camuflajeados como trabajadores domésticos consiguen empleo en la casa de los Park y se genera una relación parasitaria de ambas partes: los Park llenos de comodidades evidencian su incapacidad por realizar las labores por ellos mismos, mientras que los Kim mienten sobre sus capacidades para poder colarse en un mundo de beneficios económicos.


Una tragicomedia de humor, horror y tristeza, cuando se transpone a la realidad de lo crudo que puede ser. Un título irónico.


La sociedad contemporánea se proyecta en esta película descrita con la polarización y desigualdad como una triste comedia, en una época en la que el capitalismo es la única alternativa.


En la actualidad hay rangos y castas invisibles a los ojos. Se mantienen disfrazados y fuera de la vista y despreciamos las jerarquías de clase como una reliquia del pasado, pero la realidad es que hay líneas de clase que no se pueden cruzar. Esta película muestra las grietas que aparecen cuando dos clases se rozan en una sociedad cada vez más polarizada.


“Parásitos” es un filme que deja mucho que pensar al público. Tiene partes divertidas, aterradoras y tristes, y hace surgir toda clase de ideas al público mientras se proyecta y mucho para reflexionar al terminar de verla.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo