top of page

Queen, innovación, virtuosismo instrumental y genio compositivo

La voz prodigiosa de Freddie Mercury, la sólida base rítmica de Roger Taylor y John Deacon y el vuelo de Brian May. A esa especie de magia, le debemos algunas de las páginas más memorables del Rock.

Queen es la segunda banda inglesa de mayor venta de la historia. El éxito comercial es evidente, sin embargo conquistar a la crítica especializada les costó muchísimo más que al público. Se podría decir que nunca lo consiguieron.


En Estados Unidos, la crítica nunca los tuvo entre sus favoritos, cada crítica de sus lanzamientos eran demoledores; un concurso de frases ingeniosas devastadoras que repelían la propuesta del grupo.


Lo difícil de encuadrar su música y lo disparejo de sus álbumes, hizo que las reseñas de sus discos y sus shows fueron negativas. La Rolling Stone llego a decir que Queen fue la primera banda verdaderamente fascista. Acusaban a Mercury de ser un Jagger clase B.


Pero, ¿cómo lograron convertirse en la leyenda que son actualmente? Esta es su historia.


Los fundadores de Queen se reunieron en Londres a fines de los 60. Brian May había construido su propia guitarra con su padre en 1963 y formó el grupo "1984" con el cantante Tim Staffell.​ May dejó el grupo en 1968 para concentrarse en su licenciatura en Física y Astronomía Infrarroja en el Imperial College.​


Un poco después, Brian May formó el grupo Smile con Staffell y el tecladista Chris Smith.​May colocó un anuncio en un tablón de anuncios para un baterista; Roger Taylor, un estudiante de odontología, hizo una audición y consiguió el puesto. Smith dejó el grupo a principios de 1969, antes de un concierto en el Royal Albert Hall.​


Mientras asistía a Ealing Art College, Staffell se hizo amigo de Freddie Bulsara, que era de Zanzíbar, de ascendencia india parsi.​ Bulsara había estudiado diseño de moda durante un año antes de cambiarse a artes gráficas y diseño​ y pronto se convirtió en fan de Smile. Preguntó si podía unirse como cantante, pero May sintió que Staffell no renunciaría.


En 1970, Staffell dejó Smile, sintiendo que sus intereses en el soul y el R&B chocaban con el sonido de hard rock del grupo y estaba harto de la falta de éxito. Los miembros restantes aceptaron a Bulsara como cantante principal y reclutaron al amigo de Taylor, Mike Grose, como bajista.


Bulsara sugirió que cambiaran el nombre a "Queen", al mismo tiempo, cambió su apellido a Mercury, inspirado en la frase "Madre Mercury, mira lo que me han hecho" en la canción "My Fairy King".


Después de tres conciertos, Mike Grose decidió no continuar y fue reemplazado por Barry Mitchell. Poco después, Barry Mitchell se fue y fue reemplazado por Doug Bogie. Por fin, en febrero de 1971, John Deacon se unió. Además de ser un bajista experimentado, su comportamiento tranquilo complementaba a la banda y era experto en electrónica.​

May llamó a Terry Yeadon, un ingeniero de los estudios Pye donde había grabado Smile, para ver si sabía a dónde podría ir Queen. Yeadon se había mudado a las instalaciones de De Lane Lea Studios en Wembley, y necesitaban un grupo para probar el equipo. Les dijo que podían grabar algunos demos a cambio de las pruebas del estudio.​ Grabaron cinco canciones, "Liar", "Keep Yourself Alive", "Great King Rat", "The Night Comes Down" y "Jesus".


Durante la grabación, John Anthony visitó a la banda con Roy Thomas Baker. Los dos se enamoraron de "Keep Yourself Alive" y comenzaron a promocionar la banda en varias compañías discográficas.


Charisma Records le ofrecieron a Queen un anticipo de alrededor de £25,000, pero lo rechazaron al darse cuenta de que el sello promocionaría a Genesis como una prioridad. Luego, Trident Studios, les ofreció un contrato bajo Neptune Productions, una subsidiaria, para administrar la banda y permitirles usar sus instalaciones. Esto convenía a ambas partes.​


Queen comenzó 1972 con un concierto en Bedford College, Londres, donde solo aparecieron seis personas. Después, detuvieron las presentaciones durante ocho meses para trabajar en el álbum con Anthony y Baker.​


Contrato con Trident (1972)


Aún sin sello discográfico, el conjunto comenzó a frustrarse por la falta de progreso. Sin embargo, a principios de 1972, el sello Chrysalis Records les ofreció un contrato, pero el grupo decidió rechazar la oferta considerando que los términos no los beneficiaban.


Dos ingenieros del Trident Wardour Street Studio, Roy Thomas Baker y John Anthony, vieron al grupo y Anthony quedó impresionado. Ellos persuadieron a sus empleados, Barry y Norman Sheffield, para que investigaran al grupo. Después de que Barry Sheffield contemplase la excentricidad de Freddie Mercury y la destacada actuación en vivo en el Forest Hill Hospital Dance, decidieron que Queen tenía que firmar con Trident.


Tras un concierto en el Pheasanty de Kings Road, a finales de 1972, Queen firmó un contrato con Trident que se dividía en tres acuerdos: derechos de publicación, contrato de grabación y contrato de representación.


Trident le ofreció al grupo un nuevo sistema de grabación y nuevos instrumentos. Brian May optó por conservar su guitarra casera. Llamaron a Jack Nelson, quien llegó a mostrar las cintas de los demos de Queen a EMI, pero la negociación no funcionó.


A pesar de que no había aparecido ninguna empresa para distribuir el futuro disco, el conjunto entró a los Trident Studios para grabar su primer álbum la segunda mitad de 1972, contando como productores con Roy Thomas Baker y John Anthony.​ Para noviembre de 1972, el disco se había terminado de grabar, pero faltaba ubicarlo en alguna discográfica.

El primer álbum (1973)


Llegado 1973, un ejecutivo de EMI, Roy Fetherstone, se encontraba en un festival en el sur de Francia. Allí apareció Jack Nelson, que le hizo escuchar una cinta de Queen que llamó la atención de Fetherstone. Nelson le mintió diciéndole que varias discográficas estaban interesadas.


Acto seguido, Fetherstone envió un telegrama a Trident para pedir que el grupo no firmase con nadie más. Al regresar Fetherstone, todo se puso en marcha para que Queen firmase el contrato. En marzo de 1973, Queen finalmente pactó con EMI.


En mayo de 1973, EMI editó el disco, el lanzamiento se produjo hasta el 13 de julio y fue denominado Queen. Un álbum muy influenciado por el heavy metal y rock progresivo de la época.


La portada tiene a Freddie Mercury en el escenario con su característico micrófono. El efecto púrpura se logró colocando un celuloide de dicho color en la lente de la cámara.​ El disco traía la cita "En este álbum no se han usado sintetizadores", porque mucha gente confundía algunos efectos especiales de la guitarra de Brian May con un sintetizador.


Fue en general bien recibido por los críticos. Al poco tiempo de emitirse el disco, Queen comenzó a hacer pequeñas giras y la banda consiguió llamar la atención de nuevos fanáticos. Esto los motivó a entrar de nuevo en el estudio de grabación en agosto de 1973.


La transición (1974)


El 21 de febrero de 1974, Queen actuó en el Top of the Pops. Al siguiente día, Jack Nelson se apresuró en promover un sencillo por las radios. EMI oportunamente editó el sencillo el 23 de febrero, siendo "Seven Seas of Rhye" con "See What A Fool I've Been".


El 8 de marzo de 1974, finalmente se publicó Queen II.​ El álbum alcanzó el número n.º 5 en las listas británicas manteniéndose en ellas treinta semanas. La foto de portada fue tomada por Mick Rock, la cual serviría de inspiración un año después para el videoclip de "Bohemian Rhapsody".


Comenzaron las voces operísticas (ausentes en el primer álbum). Esas sobregrabaciones vocales que causaban el efecto de un coro de ópera y que tanto caracterizaría a Queen a lo largo de toda su carrera, habían empezado a tomar peso en Queen II.​


Con el éxito del sencillo y del álbum, Queen realizó su primera gira como cabeza de cartel por el Reino Unido a lo largo de marzo de 1974, y entre abril y mayo de 1974 realizaron su primera gira por los Estados Unidos, siendo teloneros de Mott the Hoople.

El 11 de octubre de 1974 se publicó el primer adelanto del siguiente álbum, el sencillo "Killer Queen"/"Flick of the Wrist", bajo la autoría de Mercury. Casi tres semanas después, el 1 de noviembre, se lanzó el álbum Sheer Heart Attack, segundo disco de Queen en ese año.


La tercera entrega de Queen fue considerada por la crítica como mejor que sus antecesores. De octubre a diciembre de 1974 salieron de gira por Europa, dentro del marco del Sheer Heart Attack Tour.


La llegada del éxito (1975-1976)


En 1975, emprendieron su primera gira como banda cabecera en Estados Unidos, luego, se dirigieron a Hawái para tomarse unas vacaciones, antes de su primera gira por Japón. El cuarteto consiguió gran éxito. A Freddie Mercury le gustó la cultura de aquel país, tanto, que se convirtió en un aficionado coleccionista de antigüedades y arte japonés. ​


Hubo un punto de ruptura entre Trident y Queen, Queen firmó un acuerdo independiente con EMI y Elektra. El grupo se encontraba sin gerente. En la búsqueda, surgieron varios candidatos: Peter Grant de Led Zeppelin, Peter Rudge y el mánager de Elton John, John Reid.


Reid puso cien mil libras para resolver el acuerdo, además de nombrar como abogado a Jim Beach para negociar el contrato existente con Trident,​ el acuerdo con aquella discográfica se disolvió en 1975.


El 31 de octubre de 1975 salió a la venta el primer sencillo del álbum, "Bohemian Rhapsody".​ Fue su primer número uno en el Reino Unido y estuvo dieciocho meses en lista, rompiendo el récord que Paul Anka había mantenido desde 1957 con "Diana".


"Bohemian Rhapsody" ha sido elegida varias ocasiones como una de las mejores canciones de todos los tiempos.​ La banda decidió hacer un video para el sencillo, considerado el primero en usar efectos especiales. Después del éxito, producir videoclips para promocionar los sencillos se convirtió en una práctica regular y rentable.


A Night at the Opera vio la luz el 21 de noviembre de 1975, siendo el álbum más costoso nunca antes producido. Experimenta con el sonido estereofónico,​ se usaron múltiples capas de guitarra de su antecesor como base y experimentarin con diversos géneros como el metal de "Death on Two Legs" y "Sweet Lady", el pop de "You're My Best Friend", la música campestre en "Lazing on a Sunday Afternoon" y "Seaside Rendezvous", y el rock progresivo en "'39" y "The Prophet's Song". Todos estos elementos se conjuntan para la pista pseudo ópera "Bohemian Rhapsody", que se encuentra casi al final del álbum.


Al igual que el primer sencillo, el álbum fue un rotundo éxito en el Reino Unido. Además de obtener el número uno y permanecer durante cincuenta semanas en las listas, fue galardonado con el disco de platino.


En Estados Unidos el álbum llegó al puesto n.º 4,​ y alcanzó la certificación de triple platino. En 2003, fue ubicado en el puesto n.º 230 de la lista de los 500 mejores álbumes de todos los tiempos de la revista Rolling Stone.

0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page