The Beatles, simplemente grandes (segunda parte)

Esta es la historia de la banda más influyente de todos los tiempos.

Si no has leído la primera parte, puedes hacerlo aquí: https://www.rpjmconsultoria.com/post/the-beatles-1


Los mejores años

Después del moderado éxito de "Love Me Do", "Please Please Me" recibió una mejor acogida. Se eligió crear un álbum "en vivo" de una sola sesión en los EMI Studios. Diez canciones fueron grabadas para Please Please Me, acompañadas por los cuatro temas que ya habían sido publicados.


Lanzado 1963, inició una racha casi ininterrumpida de diecisiete sencillos, que alcanzaron el número uno en las listas británicas. El cuarto sencillo, "She Loves You", alcanzó el récord de mayor número de copias vendidas en Reino Unido hasta ese momento.


La popularidad de su música les proporcionó la atención de la prensa, a la que respondieron con descarada e irreverente actitud, que se apartaba de los rasgos característicos de las figuras más importantes de la música pop y que, incluso, inspiró mayor interés.


A medida que su popularidad se extendió, apareció una adulación desenfrenada hacia ellos, la "Beatlemanía".​ Las actuaciones, tanto en la gira como fuera del Reino Unido, fueron recibidas con entusiasmo enorme. La policía se vio obligada a usar agua a alta presión para controlar a las multitudes, y hubo debates en el Parlamento sobre los miles de policías que ponían en riesgo sus vidas para protegerlos.​


Conquista de Estados Unidos

Los lanzamientos de The Beatles en Estados Unidos se retrasaron casi un año, porque Capitol Records, filial americana de EMI, se negó a lanzar los sencillos "Please Please Me" y "From Me to Yo". Las negociaciones con sellos independientes llevaron a la publicación de algunos sencillos, pero problemas de regalías y burlas hacia el peinado "moptop" plantearon nuevos obstáculos.​ El éxito en América llegó cuando se emitió un reportaje sobre la Beatlemanía británica, provocando gran aclamación entre el público norteamericano, lo que llevó a Capitol a lanzar "I Want to Hold Your Hand".


Al llegar al aeropuerto fueron recibidos por alrededor de tres mil personas.​ Su primera aparición estadounidense la llevaron a cabo en el programa The Ed Sullivan Show, siendo vistos por aproximadamente 74 millones de espectadores, casi la mitad de la población del país.​ Un día después, la Beatlemanía se hizo ver en el Washington Coliseum.​


El éxito obtenido en Estados Unidos provocó la "Invasión británica": la llegada de una serie de nuevas formaciones musicales británicas que lograron ser populares en Estados Unidos después de la llegada de The Beatles.​


En 1964 realizaron una gira internacional de treinta y dos conciertos en diecinueve días. La gira atrajo entre diez y veinte mil aficionados en todos los conciertos. Sin embargo, su música apenas era audible.​ Los pequeños amplificadores tenían dificultades para competir con los gritos de los fanáticos. Obligados a aceptar que ni ellos ni su público podían escuchar sus actuaciones, la banda comenzó a aburrirse de la rutina de los conciertos y las giras.


Al final de la gira, les presentaron a Bob Dylan. Cuando lo visitaron en su suitel, Dylan los inició en el consumo de cannabis.​ La importancia musical y cultural de esta reunión se debe a que los fanáticos de los músicos eran percibidos como "habitantes de dos mundos culturalmente separados": el público de Dylan eran "universitarios con inclinaciones artísticas o intelectuales, un idealismo político y social naciente, y un estilo ligeramente bohemio" en contraste con los de The Beatles, adolescentes, chicos de secundaria o primaria, cuyas vidas estaban totalmente envueltas en la comercializada cultura popular de la televisión, radio, música pop, revistas, y la moda adolescente. Fueron vistos como idólatras, no como idealistas.​


A Hard Day's Night, Beatles for Sale

La falta de interés de Capitol Records durante 1963 no pasó desapercibida para United Artists Records, que alentó a su división de cine a ofrecerles un contrato cinematográfico.​ Dirigida por Richard Lester, A Hard Day's Night los involucró durante tres semanas de 1964 para el rodaje de la película. Se estrenó en Londres y Nueva York, fue un éxito internacional;​ en la cúspide de la Beatlemanía, fue muy bien recibida por la crítica cinematográfica, convirtiéndose en una de las películas más célebres de la historia en su género.​


Su cuarto álbum de estudio, Beatles for Sale, planteó un conflicto entre el comercialismo y la creatividad.​ Reconociendo el desafío de dar constantes conciertos por todo el mundo, sus esfuerzos de componer nuevas canciones fueron en vano.​ Lanzado a principios de diciembre, sus ocho canciones originales destacaron por la creciente madurez que mostraba el material producido por la asociación Lennon-McCartney.


En abril de 1965, estando Lennon y Harrison en casa de su dentista, consumieron LSD que este último había añadido en sus cafés. Posteriormente, ambos músicos consumieron por su cuenta esta droga, uniéndose Ringo en una ocasión.​ McCartney se mostró al principio renuente a probarla, pero finalmente lo hizo en 1966, y más tarde fue el primero en hablar públicamente sobre ello.


En junio de 1965, la Reina Isabel II los designó como miembros de la Orden del Imperio Británico (MBE).​ El nombramiento, en ese tiempo concedido a veteranos de guerra y líderes civiles, provocó que algunos receptores del MBE protestasen devolviendo la insignia.​


La madurez: Help! y Rubber Soul

La segunda película de The Beatles, Help!, de nuevo dirigida por Lester, fue estrenada en 1965. Descrita como "una parodia de las películas de James Bond", fue recibida tibiamente por la crítica y por ellos mismos. McCartney comentó: "Help! era estupenda, pero no fue nuestra película, éramos como una especie de estrellas invitadas. Fue divertido, pero básicamente, como idea para una película, estuvo un poco errada".​


La banda sonora fue el quinto álbum de estudio, contenía material original con solo dos cóvers. Lennon era el cantante y compositor dominante, incluyendo los sencillos: "Help!" y "Ticket to Ride".​


Compuesta por McCartney, "Yesterday" posee el récord de ser la canción más versionada de la historia de la música.​ Con la excepción del álbum Let It Be, todos sus discos posteriores incluyeron sólo material original.


En su tercera visita a Estados Unidos, llevaron a cabo el concierto en el Shea Stadium de Nueva York, ante 55,600 personas.​ Otros nueve conciertos le siguieron en otras ciudades, también con gran éxito. Visitaron a Elvis Presley en su mansión de Bel-Air; tocaron, discutieron sobre el negocio de la música e intercambiaron anécdotas personales.​


En septiembre de 1965 se estrenó una serie estadounidense de dibujos animados de The Beatles. Hacía eco del humor de la película A Hard Day's Night. Los episodios originales, producidos hasta 1967, siguieron apareciendo durante dos años más.​


Rubber Soul fue aclamado por la crítica como un gran paso en la madurez y la complejidad de su música. Después de que en Help! incluyeran cuerdas y flautas, un sitar en "Norwegian Wood (This Bird Has Flown)" marcó un avance más allá de los límites tradicionales del rock. Además, también demostró que Lennon y McCartney estaban menos complementados en sus composiciones, cada vez más diferentes entre sí.


Sus letras englobaron los aspectos más complejos del romance y otras preocupaciones; como se hicieron más ingeniosas, los fanáticos comenzaron a estudiarlas para encontrar su verdadero significado. Se especuló que "Norwegian Wood" podría referirse al cannabis.​


En 2003, la Rolling Stone clasificó a Rubber Soul en el puesto número 5 de "los 500 mejores álbumes de todos los tiempos",​ de acuerdo con Lennon y McCartney, sin embargo, este fue "sólo un álbum más".​


Pero el lado oscuro de la historia escondió claros signos de crecientes conflictos que tenían durante las sesiones de Rubber Soul; el enfrentamiento entre John y Paul se hacía cada vez más evidente y McCartney inició disgustos contstantes contra George. Los Beatles, la banda más grande de todos los tiempos, empezaba a desintegrarse.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo