Trafficker Digital y un vistazo al océano de los negocios digitales

La presencia en redes sociales es requisito para las empresas, mientras, en el marketing, los trafficker digitales, han pasado de no existir a ser uno de los perfiles más buscados por compañías.

La presencia en redes sociales es requisito para las empresas, mientras, en el sector del marketing digital no dejan de surgir nuevas profesiones, la demanda crece rápido y es el caso de los trafficker digitales, han pasado de no existir a ser uno de los perfiles más buscados por compañías.


La forma en que el comercio electrónico ha evolucionado ha sido de la mano de las plataformas de anuncios PPC (pago por clic). Siendo Google el pionero en este modelo de negocio, después Facebook adoptó el mismo modelo, esto le dio oportunidad a muchos emprendedores de anunciar sus productos en internet. Sin embargo, también nacen las prácticas de SPAM, los anunciantes bombardeaban constantemente con anuncios a los usuarios al punto que las plataformas tuvieron que intervenir.


En la medida que fue creciendo el comercio electrónico en todo el mundo aparecieron más redes sociales como Instagram, Snapchat, WhatsApp y más recientemente Tik Tok. Todas estas redes sociales también comparten el mismo modelo de negocios, atraer usuarios para poder vender anuncios.


Gracias a las redes sociales los emprendedores pueden dar a conocer sus productos y servicios, pero lo que no saben muchos es que si no invierten en los anuncios sus productos no van a tener suficiente exposición y esto significa pocas ventas. Crear anuncios pagados en redes sociales para emprendimientos ya es obligatorio.


¿Qué es un trafficker digital?


No es suficiente gastar dinero en campañas que solo generan “likes”, muchas veces, los emprendedores no cuentan con un sistema conocido como embudo de conversión. El propósito de una campaña de publicidad digital pagada es atraer usuarios de las redes sociales y llevarlos hacia una página web dedicada a vender.


Un trafficker digital es el responsable de elaborar e implementar campañas de publicidad en internet, a fin de aumentar la visibilidad de la marca y conseguir sus objetivos. La labor principal de un trafficker es comprar tráfico de alta calidad y convertirlo en conversiones.


El perfil profesional de un buen trafficker es multidisciplinar, ya que además de contar con conocimientos sobre publicidad en internet, debe tener nociones de programación web, edición de imágenes, hojas de cálculo y HTML. También es muy importante la creatividad y las habilidades de redacción publicitaria (copywriting).


Así, el trafficker digital se ha hecho importante para las marcas y ha dado lugar a diferentes especialidades:


Trafficker especializado en Social Ads. Se trata de un perfil con una demanda muy alta, sobre todo entre infoproductores. Su especialidad son las campañas de publicidad en las redes sociales, como Facebook, Instagram, LinkedIn, YouTube o Twitter.


Trafficker especializado en Google Ads. Se centra en manejar la interfaz de Google Ads y sus diferentes opciones, como anuncios de búsqueda, Shopping y display.


Trafficker especializado en ecommerce. Las tiendas online son una especialización natural para los trafficker, ya que dependen de las acciones online para atraer y convertir clientes.


Trafficker especializado en negocios físicos. Cada vez más tiendas físicas venden online, y los clientes investigan online y compran offline y viceversa. Por tanto, el trafficker especializado en tiendas físicas necesitará entender las particularidades del viaje del cliente.


Trafficker especializado en infoproductos. Los infoproductos (cursos o materiales informativos online) son un mercado que tiene cada vez más competencia, por lo que el papel del trafficker es crucial para garantizar la visibilidad.


Funciones del trafficker digital


Planificar las campañas de publicidad en Social y Google Ads. Este paso siempre debe partir de un análisis de los objetivos de la empresa y los recursos de los que dispone, incluyendo las campañas de publicidad digital que haya realizado con anterioridad.


Implementar las campañas de publicidad digital en las diferentes plataformas. Esto incluye realizar tests A/B o multivariable y generar las creatividades correspondientes.


Hacer un seguimiento de los resultados de las campañas. Es posible analizar y medir el comportamiento de los usuarios prácticamente en tiempo real, así que el trafficker se encargará de supervisar el ritmo de la campaña y establecer diferentes puntos de control.


Optimizar campañas y estrategias de la marca en función de los resultados conseguidos.


Demanda en aumento


En el mundo de los negocios digitales existen muchos actores:


Los infoproductores, quienes se encargan de crear productos digitales.

Los influencers, quienes tienen audiencias de seguidores en sus redes sociales que usan para promocionar productos y servicios de otras marcas.

Las plataformas, que son los intermediarios entre los productores y los compradores, siendo Hotmart y Clicbank las dos más conocidas.

Los traffickers digitales, quienes se encargan de comercializar productos y servicios propios o de terceros.

Los compradores, quienes ingresan a plataformas como Hotmart o Clicbank a buscar y comprar productos digitales.


Dentro de este ecosistema digital se mueven millones de dólares (USD) todos los días y el Trafficker Digital es solo una pieza más del sistema, sin embargo su participación es cada vez más importante tanto para las plataformas como para los infoproductores ya que sin ellos los compradores nunca llegarían a conocer los productos que se ofrecen.


A raíz del auge del comercio electrónico, la figura del “Trafficker digital” tomó protagonismo. El comercio electrónico crece cada año, la cantidad de personas que frecuentan las tiendas físicas se redujo un 62 %, mientras que la de los que compran por internet aumentó 52 %. Las ventas online de alimentos aumentaron drásticamente y un 74% de los consumidores prefirieron comprarlos por esta vía que acercarse al súper.


Hay indicadores que muestran que la explosión de las compras por internet se mantendrá después de que finalice la pandemia. En Reino Unido, el 46% de consumidores tienen previsto seguir comprando ropa y accesorios por internet. Los dispositivos electrónicos y de ocio (36 %), así como los de belleza (33 %), son las otras dos categorías principales que la gente quiere seguir comprando online.


Esto contribuye a la cada vez mayor cifra de ventas por internet en todo el mundo, que se espera que alcance los 4,9 billones de dólares en 2021, para después llegar a un mercado de 6,4 billones en 2024.


Según algunos estudiosos, cerca del 80% del contenido que consumimos, ahora es digital. Esto significa que todo aquel que tiene un Blog, canal de YouTube, Instagram o Tik Tok, tiene la necesidad de atraer tráfico para aumentar sus seguidores. Esta es la base de su modelo de negocio, mientras más seguidores tienen más dinero pueden ganar.


Como se puede apreciar, el mundo del comercio electrónico ya no es el futuro, es absolutamente parte del presente, y profesiones como ésta seguirán sumándose a la adaptación digital de los mercadólogos y publicistas.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo